09/18/2020

NUEVOS ELEMENTOS: EL GRANDE ORIENTE DE ESPAÑA. LA LOGIA ARMONIA No. 36.

Anuncios

Gustavo Pardo Valdes 33

Martí llega a España por el puerto de Cádiz, en donde desembarca el día 1 de febrero de 1871, trasladándose a Madrid en donde se pone de inmediato en contacto con Carlos Sauvalle, a quien había conocido en La Habana, éste lo relaciona con otros cubanos así como con españoles de pensamiento liberal.

Sauvalle fue quien estuvo más cerca de nuestro Apóstol antes de la llegada de Fermín a Madrid. Sobre esta relación dice Mañach que Sólo tuvo a Carlos Sauvalle junto a la cama” “Él asistió con disimulo la bolsa flaca de Pepe; trajo médicos que le operaron”[1].

Este cuadro antes descrito por Mañach, me llevó a pensar que era poco probable que un joven de 18 años recientemente cumplidos, enfermo, pobre y llegado a una ciudad cosmopolita como Madrid, se hubiese podido iniciar en la Institución Masónica, y así lo expuse en un trabajo anterior[2], pues consideraba que Martí había ingresado en la Masonería con posterioridad a la llegada Fermín a esa ciudad.

No obstante, en los archivos de la RL «Fernandina de Jagua», del Oriente de Cienfuegos han aparecido nuevas evidencias que revelan que nuestro Apóstol desempeñó el cargo de Secretario en una Logia “Caballeros Cruzados No. 62”, del G.O.L.U. Este hallazgo corrobora la afirmación que hizo el VH Francisco Solando Ramos referente a que él había presentado a Martí «en una logia del G.O.L.U». Si consideramos que Carlos Sauvalle fue la persona más próxima al Apóstol a su llegada a Madrid,  se pude suponer que Martí pudo haber conocido a Solano Ramos por mediación de Sauvalle.

En estos escritos fechados en 1871, en los que aparecen, además, la firma del VH Francisco Solano Ramos, se puede apreciar la rúbrica de José Martí; uno de ellos lo firma con el nombre simbólico de Anahuac, y el otro lo refrenda con su apellido (Martí), destacándose que Martí poseía el grado de Maestro Masón en ese año de 1871,.

Debo hacer notar que habiendo repasado la relación de talleres masónicos dependientes del G.O.L.U que hasta este momento ha sido publicada[3], he podido comprobar que dicha logia, “Caballeros Cruzados No. 62”, no se encuentra inscrita en dichos listados, en cambio, en esta relación aparece trabajando en Madrid una logia designada como  “Caballeros Cruzados”, cuyo número de orden era el 48, la cual fue inscrita en el Cuadro de logias del G.O.L.U en 1870. En cambio, la logia  a la cual correspondía al número 62, se hallaba ubicada en la ciudad de Cádiz, y se denominaba “Hijos de Hiram”, cuya  incorporación al G.O.L.U ocurre en el año 1872.

Es conveniente advertir que pueden existir logias con el mismo patronímico, aunque es usual que ellas se encuentren ubicadas en diferentes localidades, y con números de orden distintos, porque estos números se asignan de acuerdo a la fecha de la incorporación de cada taller al Alto Cuerpo al cual se encuentra unido. No obstante, no puede descartarse que en Madrid existiese otra logia denominada “Caballeros Cruzados” identificada con el numero 62.

Como antes dijimos, la Logia  Capitular “Caballeros Cruzados No. 48¨ se encuentra en la relación de Talleres masónicos inscritos en el Cuadro de las Logias madrileñas que pertenecían al G.O.LU. En dicha relación se hace notar que este Taller Masónico fue incorporado al G.O.L.U en 1870, y ya en 1871, o había abatido sus columnas, o se había incorporado a otra Obediencia. Esta última teoría, hasta el momento, no me ha sido posible comprobarla, atendiendo a que en las diferentes relaciones de logias que se han publicado, no aparece  relacionado dicho Taller con posterioridad a 1871. Además, los masones acostumbramos a permanecer afiliados a la logia en que vimos “la Luz”, a la que también llamamos nuestra “madre logia”, salvo que en ella no nos encontremos a gusto. Por mi parte, considero que esta logia “Caballeros Cruzados” abatió sus columnas después de separarse del G.O.L.U en 1871. Habiendo desaparecido aquella logia, es muy probablemente que nuestro Apóstol se halla afiliado a la logia “Armonía No. 36¨.

En una de las oportunidades en que visité el Museo Nacional Masónico “Aurelio Miranda Álvarez” , mi querido hermano y muy estimado amigo, Ernesto Luís Ocaña Gallardo, que a la sazón presidía la Comisión de la Gran Logia que atiende esta entidad de la cultura masónica, me brindo la oportunidad de consultar un diploma que, según atestigua el VH Jose Ramos Cabrera, eficiente y capaz secretario de la RL «Silencio», fue donado por este taller al Museo a instancias del VH Waldimiro Arcos, padre espiritual del mismo, entre los años 1995 y 1996, en el cual consta haber sido  expedido por la Logia Capitular ¨Armonia No. 36¨, a nombre de Fermín Valdés Domínguez, acreditando que el mismo había tomado el grado 18 (Soberano Príncipe Rosacruz) del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Lamentablemente este diploma se encuentra muy dañado, presumiblemente, a causa de la inexperiencia de alguien que intentó barnizar el marco que lo contenía, y el barniz se corrió, afectando algunas partes del diploma. No obstante, en el mismo si se pueden puede colegir que esta logia Capitular “Armonía No. 36”, se hallaba bajo la jurisdicción del «Gran Oriente de España».

Lo antes expuesto cambia lo que hasta este momento se había conocido sobre la presunta pertenencia de Marti, y Fermín Valdés Domínguez a la logia ¨Armonia No. 52¨ de Madrid. Si recordamos lo que al respecto expresa nuestro hermano Valdés Domínguez en su “Ofrenda de Hermano”, donde él afirma que  “en los días de tregua en el estudio” las dedicaban a visitar los teatros o a la Logia masónica, aquella logia ¨Armonía¨, obsérvese, él dice ¨Armonía¨, sin especificar el número de orden de dicha logia, ni a la Potencia Masónica a la cual ella se encontraba jurisdiccionada.

GR:.CAP:. GENERAL DE GADBAPLPGR:.OR:. DE ESPAÑA

Domínguez

Ilegible Francmasonería

Ignem Natura Renovatur IntegraFE   ESPERANZA  CARIDAD

EL S OB:. CAP:. GEN:. DE CC:. RR:. + + :. DEL SER:. GR:. OR:. DE ESPAÑA

A TODOS LOS H. MAS:. ESPARCIOS SOBRE LA SUPREFICIE DEL GLOBO SALUD, FRATERNIDAD, UNIDAD

Ilegible Fermín V.  sachez: ilegible     Fermín V.

Domínguez                              ilegible                Domínguez

ilegible                              Armonía No

Sob:. Princ.:. R:. + (Gr:. 18) ilegible Sob:. Princ.:.R:. +:. Ilegible

(Gr:. 18.)    ilegible     22 de septiembre        22 ilegible septiembre

2          2

Ilegible

El Muy Sab Maestro Blas H

Prado y Are:.                        :El Gr:. Tes:.    Santiago    Ilegible   de Madrid

La creencia que esa logia «ArmonÍa» tuviese como numero de orden el 52, y que ella se encontrara bajo la Obedienciadel Gran Oriente Lusitano Unido, parte de la investigación que realizó en España el hermano Martines de León. A partir deesta afirmación, uno tras otro todos los historiadores, masones o no, tomaron por cierta dicha afirmación. No obstante, ante la evidencia que muestra el diploma recientemente hallado en el Museo Nacional Masónico, se puede afirmar rotundamente que Fermín Valdés Domínguez, el “hermano del alma” de nuestro Apóstol, obtuvo el antes referido grado 18 en una Logia Capitular denominada “”Armonía” cuyo numero de orden es el 36, dependiente del G.O.D.E, y para reafirmar este criterio acudimos al libro editado por el ¨II Simposio de Metodología Aplicada a la Historia de la Masonería Española, celebrado en 1983 en la Universidad de Zaragoza, de dicho estudio vamos a tomar los datos relacionados con las actividades masónicas que se efectuaron en España entre los años de 1869 y 1881 aproximadamente.

Antes de entrar en materia debo definir lo que en Masonería se entiende por Gran Oriente, y por Logias Capitulares y Consejiles.

Un Gran Oriente es la reunión de los Cuerpos que constituyen su gobierno masónico. En el caso de los Grandes Orientes que trabajan por el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el mismo lo componen representantes de:

  1. las logias simbólicas
  2. las logias de Perfección
  3. os Cuerpos Capitulares
  4. los Cuerpos Consejiles
  5. El Tribunal del grado 31
  6. El Consistorio del grado 32
  7. El Supremo Consejo del grado 33

Las logias Simbólicas que contaran en su cuadro con siete de sus miembros que ostente el grado 18 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (Soberano Príncipe Rosacruz) se podían considerar logias capitulares, previa Carta de aprobación de los Cuerpos superiores. Estas Logias Capitulares podían otorgar a sus miembros hasta el grado 18 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

Los capítulos o Log:. Capitulares del Rito Escocés que contasen con siete o mas Caballeros Kadosch (grado 30), podrán constituirse en Logias Consejiles, previa autorización del Sup\ y llenando las formalidades de ritual. Estas Logias Consejiles podían conferir hasta el grado 30, o Caballero Kadosch.

Los Grandes Orientes eran Altos Cuerpos que se caracterizan porque los Altos Grados o Supremos Consejos, eran quienes realmente gobernaban a todos los restantes Cuerpos y Logias que lo componían.

Como ya vimos en la España de la segunda mitad del siglo XIX, prevalecían tres Altos Cuerpos de estas características:

  1. El Gran Oriente Lusitano Unido
  2. El Gran Oriente Nacional de España,
  3. El Gran Oriente de España,

Para el objetivo de este trabajo es necesario hacer, al menos una reseñar de la importancia y extensión que llego a obtener el Gran Oriente de España (GODE) en ese país, y en sus colonias de Ultramar.

Esta Obediencia Masónica, que puede ser considerada como una de las más importantes del siglo XIX español, se funda el 21 de julio de 1870, resultando elegido como su primer Soberano Gran Comendador, y al mismo tiempo Gran Maestro, el IH Manuel Ruiz Zorrilla, que a la sazón ocupaba un alto cargo en el gobierno de España.

Se acepta que entre 1869 a 1881, el G.O.D.E llegó a contar con 236 logias en su número de registro, de las cuales 207 se encontraban en España, incluyendo logias simbólicas, capitulares y consejiles, de las cuales 27 se hallaban en capital, y entre éstas se encontraba  la denominada logia Capitular ¨Armonia No. 36¨. Además, existían 28 en Cuba y una en Filipinas.

Muchas de estas logias desaparecieron poco tiempo después de haber sido constituidas, lo que hizo necesario reajustes periódicos en la numeración de las mismas, para eliminar del Cuadro General de Logias a aquellas que habían dejado de existir, se habían fusionado con otras logias, o incorporado a otras obediencias.

Debemos decir  que en un Cuadro de Logias que se encontraban bajo la jurisdicción del G.O.D.E. en Madrid, entre los años 1869-1881[4] se encontraban relacionados, como ya dijimos,  27 Talleres, entre los cuales se encontraba la Logia “Armonía No. 36”

En el año de 1875 ocurre un cisma que separó al G.O.D.E en dos Potencia Masónicas rivales que, aunque conservaron el mismo nombre, se diferenciaban por el patronímico de quienes los dirigían.

En el año de 1881, el G.O.D.E (de Sagasti) publica un listado de las logias que se encuentran bajo su jurisdicción[5], en el cual se encontraba ausente la logia “Armonía 36”. Por lo que puede presumirse que dicha logia había abatido sus columnas, se había fusionado a otra loga, o se había separado del G.O.D.E (de Sagasta).

Es de notar que de las 27 logias con que contaba el G.O.D.E en la ciudad de Madrid, en este nuevo listado tan solo aparecen 4: “Mantuana No. 1”, “Porvenir No. 2”, “Acacia No. 9” y “Amor No. 20”

Un dato que puede reforzar la hipótesis de que esta logia ¨Armonia No. 36¨ estuvo entre los Talleres que en 1875 se separaron del G.O.D.E, para formar el nuevo Alto Cuerpo de Pérez, es que en la relación de logias que forman el G.O.D.E de Pérez entre los años de 1875 hasta 1889, entre las 7 logias que trabajaban en la ciudad de Madrid, se halla una denominada «Armonía»[6], sin el numero de orden. Además, es significativo que de esas 7 logias, al menos 5 eran talleres cuyos nombres guardaban relación con otras tantas que se hallaban bajo la jurisdicción al G.O.D.E, antes del cisma de 1875.

Es de interés recordar que en “Ofrenda de Hermano” , Fermín Valdés Domínguez, describe a la logia “Armonía”, a la cual él se refirió, en estos términos “lugar aquél en el que semanalmente se daban cita todos los cubanos jóvenes que estaban en Madrid y donde también iban muchos notables literatos y periodistas españoles. Era la logia templo de amor y caridad; ella auxilió más de una vez a los cubanos presidiarios de Ceuta, y así como atendía a las necesidades de los pobres de cualquier país, seguía al cubano al hospital o a su casa. Aquella logia fundo un colegio de niños pobres de que era director y único maestro el español _ deportado por infidencia _ don Aurelio Luís y Vela de los Reyes. Visitaban muchos hermanos de noche aquella escuela. Martí lo hacia con frecuencia: hablaba a los niños con todo el cariño de su alma, y les dejaba dulces y libros¨.

Los masones que lean esta descripción antes expuesta, de inmediato podrán notar ciertos detalles que habrán de reforzar, aun mas, la tesis de que la Iniciación Masónica de Martí y Fermín ocurre en la Logia Capitular Armonía No.36¨, del G.O.D.E, y no en la logia Capitular Armonía 52, del G.O.L.U, la cual el VH Victoriano Martínez de León[7] detalla en su informe a la RL «Fe Masónica», describe en los siguientes términos:

  • Por su inscripción en el Cuadro general del G.O.L.U  “pago solo $18,0, ignorándose los motivos de ese beneficio.”
  • Efectuaba sus trabajos “Según el Rito Francés, y desde el 6 de diciembre de 1871, a 20 de marzo de 1873 efectuó 10 iniciaciones, 25 afiliaciones y regularizaciones, expidió 24 diplomas del grado 4to, 5 del grado 5to, 2 del 6yo, y 8 de Rosa Cruz.”
  • “Dos veces fue suspendida por falta de pago de sus contribuciones”
  • “ Probablemente las logias de Madrid «Discusión No 49», «Caballeros Cruzados No 50», y «Armonía No. 52», fueron envueltas en la onda que arrastro a las que Bañares fundo en esa ciudad”

Considerando la descripción antes citada, difícilmente se puede aceptar que un Taller Masónico de estas características pueda:

  • “semanalmente se dieran cita en ella ”todos los cubanos jóvenes que estaban en Madrid”
  • Que a ella pertenecieran “muchos notables literatos y periodistas españoles
  • Ser «un templo de amor y caridad»
  • auxiliar «mas de una vez a los cubanos presidiarios en Ceuta»
  • atender «las necesidades de los pobres de cualquier país»
  • fundar «un colegio de niños pobres»[8]

De nuestra experiencia fraternal, los masones conocemos que los Talleres que se caracterizan por su inestabilidad, generan malestar, inseguridad e incertidumbre en sus miembros, los cuales, y en particular los mas jóvenes, al poco tiempo, comienzan a abandonarlos, o, en el mejor de los casos, a no asistir a sus tenidas. Este tipo de logias, por lo general, no realizan trabajos sociales, porque esta práctica es uno de los indicativos de la fuerza y proyección de un  Taller masónico.  Efectivamente, de esta logia se pierden las noticias en 1873.

Además, si aceptamos la afirmación del VH Martines de León, que la Logia “Armonía No. 52”,  realizaba sus trabajos según el Rito Francés, y los masones conocemos que este Rito consta tan solo de 7 grados, entonces ¿Cómo era posible que Jose Marti pudiese haber obtenido en ella el grado 18 del R:. E:. A:. Y A? Simplemente, no es posible.

Por otra parte, la Logia ¨Armonia No, 36¨ desarrollaba sus trabajos masónicos por el Rito Escocés, prueba de ello es el Diploma extendido a Fermín Valdés Domínguez, que ha servido de basamento a todo este nuevo enfoque sobre la Iniciación masónica de Jose Marti, así como de sus progresos en la obtención de los diferentes grados simbólicos, y los Capitulares, al menos hasta el Grado 18. Resulta además evidente, que la Logia Capitular “Armonía No. 36” tuvo una existencia masónica de mayor duración que “Armonía No. 52”, prueba de ello es que la misma ya se encontraba establecida en 1869, y que se mantiene en el cuadro del G.O.D.E hasta 1881[9], pero, es de notar, que en el Cuadro de Logias del G.O.D.E, de Pérez, se hace referencia a que en Madrid, existió, al menos hasta 1889, una logia con el nombre de «Armonía».

Además, hemos de recordar que el G.O.D.E se hallaba constituido por los masones de pensamiento más progresista y liberal, que aquellos que se agrupaban en las restantes potencias masónicas que existían en la Península ibérica durante el siglo XIX. ¿Es necesario adivinar a que Potencia Masónica se dirigirían los “jóvenes cubanos residentes en Madrid” para pedir iniciación?


[1] MARTI EL APOSTOL, Jorge Mañach, Editorial Espsa Calpe S.A. 1933, Pág. 51

[2] MARTI MASON, febrero 2007

[3]LA MASONERIA ENLA ESPAÑA DEL SIGLO XIX, TOMO I, Pág. 67

[4], Pág. 82 Obra antes citada

[5] Pág. 92, LA MASONEIA ENLA ESPAÑA DEL SIGLO XIX

[6] Pág. 128, Obra antes citada.

[7] Maestro Masón de la RL «Bartolomé Masó», y Secretarios de la Embajada de Cuba en Madrid.

[8] MARTI MASON, Pág. 4

[9]LA MASONEIA ENLA ESPAÑA DEL SIGLO XIX, Tomo I, Pág. 82