09/19/2020

SECUELAS DE LA TRAICION EN CUBA Y EL EXILIO

Anuncios

Gustavo  Pardo 33

El año de 1959 no solo marco una ruptura en la vida institucional de nuestro país, sino que implico la quiebra de numerosos lazos familiares y sociales tradicionales en los cubanos.

La Masonería no fue la excepción, desde los primeros tiempos, los masones cubanos emigrados se han incorporado a logias constituidas bajo la jurisdicción de Potencias Masónicas Regulares; o han constituido sus propias Obediencias. Estas organizaciones son consideradas irregulars; debido a que las mismas carecende una Carta Patente expedida por una Gran Logia Regular. La mayor parte de los cubanos exiliados, radican en la Florida y en New Jersey.

En el estado de la Florida se han constituido tres Grandes Logias cubanas: la Gran Logia de Cuba, la Gran Logia Unida de las Antillas y la Gran Logia Latinoamericana. Todas ellas se han caracterizado por haber conservado incólumes sus raíces nacionales, sus tradiciones patrióticas y los rituals masónicos.

Aunque las leyes institucionales prohiben a los masones regulares visitar y compartir trabajos masonicos con sus hermanos irregulares, era usual que los masones cubanos de ambas orillas intercambiasen discretas visitas fraternales y sociales; realidad era conocida y tolerada por  los distintos gobiernos masonicos. Esta situacion se mantuvo hasta que, en marzo de 2000, fue elegido Gran Maestro un despreciable traidor: Jose Manuel Collera Vento, quien en marzo de 2012 se identifico como el agente “Gerardo” de la Contrainteligencia castrista. Desde su ascension a la Gran Maestria, Collera Vento se dedico a revertir esta situacion.

En sus frecuentes viajes a los Estados Unidos de America, Collera procuraba hacer evidente y ostencibles sus relaciones con Orlando Rodriguez, Venerable Maestro historico e inamovible de la Logia Teurbe Tolon de New Jersey. Lamentablemente, no fueron pocos los miembros de la Gran Logia de Cuba en el Exterior y de la Gran Logia Unida de las Antillas que cayeron en las redes del lenguaje demagogico-manipulador que empleaba Collera para lograr su objetivo.

La accion de Collera Vento estaba destinada a:

  1. Dividir a los masones de la Isla
  2. Dividir entre ellos a los masones radicados en el exterior
  3. Dividir a los masones de la Isla de los exiliados.
  4. Procurar el rompimiento de relaciones fraternales entre las Grtandes Logias Norteamericanas y la Gran Logia de Cuba.

Aun se evidencia la extension y profundidad del daño causado por Collera Vento a la unidad de la Masoneria exiliada, la cual hoy se encuentra mas dividida que nunca antes.

Con honrosas excepciones, entre los cuales merece mencionarse a masones exiliados de la talla de Hector Lemagne y Manuel Alvarez; los altos dirigentes de los masones floridana hicieron causa comun con Collera Vento, apoyando la pretension central del agente “Gerardo”: aislar a la Gran Logia de Cuba.

Collera Vento baso su estrategia en el entrenamiento sico-sociologico que le habia proporcionado la Contrainteligencia cubana. Dicho conocimiento le permitio valorar, identificar y seleccionar a los masones exiliados que poseian un menor conocimiento de los principios etico-fraternales; y de mayor interes y ambicion por obtener algun espacio dentro del ambito de la politica fraternal cubana, es decir, de insertarse dentro del contexto de la politica de la Gran Logia de Cuba.

Aunque la labor de zapa efectuada por Collera logro que la masoneria de la Isla se dividiera practicamente a la mitad, y garantizo la continuidad de gobiernos masonicos proclives al castrismo; fue gracias a la prudencia y habilidad de los Grandes Funcionarios de la Gran Logia de la Florida, que el traidor no lo pudo lograr su ultimo y mas importante objetivo.

Hoy, la Gran Logia de Cuba es una asociacion sin tracendencia alguna en el contexto social de la Isla. Por su parte, las divisions y contradicciones existente entre los masones exiliados; inhabilitan a esta fuerza masonica exiliada para convertirse en el motor que motive e impulse a sus hermanos radicados en la Isla a exigir cambios en el gobierno de la Gran Logia, que hagan de la Institucion masonica una Entidad socialmente active y capaz de recuperar el espacio social de que le privo el castrismo.