09/20/2020

¿Que es la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos?

Anuncios

 

Uno de los organismos con que cuenta la Masonería de Cuba, destinado a la investigación y al estudio de las diferentes ramas que componen los elementos primordiales sobre los cuales se sustenta la esencia de lo que es nuestra Institución, mas desconocido por la membresía masónica actual, lo es la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos, por ello dedicamos este primer “Boletín de la Academia” a exponer de forma breve, la historia, fines y propósitos de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos,

Fue la  Respetable Logia “Cuba” quien por primera vez propone  a la Alta Cámara Masónica,  una moción solicitando la creación de la Academia Nacional Masónica de Ciencias, Literatura y Bellas Artes.  Puesta a la consideración de la Alta Camara, se acuerda que pase a una Comision para su estudio y dictamen.

En la sesión efectuada durante los días 26 y 27 de Septiembre de 1937 en la ciudad de Ciego de Ávila, municipio entonces de la Provincia de Camguey, la Alta Cámara Masónica aprobó el dictamen favorable de la Comisión de Instrucción Masónica, creando así la Academia Nacional Masónica, de Ciencias, Literatura y Bellas Artes,

Mediante el Decreto No. 344 de fecha 29 de febrero de 1943, queda nombrado como primer  Presidente de la Academia al VH Dr. Oscar Soto y Calderón de la Barca y Secretario al V. H. Dr. Raúl Diez Muro.,

Lamentablemente, y esta primera Academia estuvo constituida por un grupo de masones de una cultura extraordinaria, su actuar en esta Alta Corporación no fue lo trascendental que la capacidad intelectual de estos hermanos, y las circunstancias masónicas de la época, de ellos demandaba.

Teniendo en cuenta esta realidad, la Alta Cámara Masónica, en su sesión de efectuada en la ciudad de Cárdenas, el 25 de septiembre de 1939, aprobó por unanimidad una moción que solicitaba instituir una Corporación Masónica destinada a efectuar investigaciones y estudios en el campo del Simbolismo, de la Jurisprudencia y de la Historia.

La Alta Cámara retoma este asunto en la Sesión Semestral, efectuada en Manzanillo el 21 de septiembre de 1945, ratificando por unanimidad el acuerdo tomado en la sesión realizada el 25 de septiembre de 1939.

El 15 de Septiembre de 1949, el Muy Respetable Gran Maestro, I.H. Dr. Carlos M. Piñeiro y del Cueto, emite el Decreto No. 284, por el cual, creaba la ACADEMIA CUBANA DE ALTOS ESTUDIOS MASÓNICOS, dando a conocer a la vez los Estatutos y Reglamento de la misma.

El Decreto No. 382 emitido con fecha del 18 de noviembre de 1949,  designaba a los Honorables Hermanos Académicos de Número que integrarían en esta oportunidad la Academia Cubana de Altos Estudios Masonicos, y que fueron los siguientes:.

Presidente General de la Junta de Gobierno  El Ex Gran Maestro IH. Rafael Santos Jiménez, y como Secretario- Tesorero V.H. Roger Fernández Callejas,

Sección de Simbolismo         

Presidente: V.H. José Oñate Gómez, y Secretario: V.H. Fido Franceshi Martínez

Sección Jurisprudencia        

Presidente: El Ex Gran Maestro I.H. Carlos M. Piñeiro Crespo, y como Secretario: V.H. José I. Montoso Céspedes

Sección de Historia

Presidente: V. H. Francisco de Miranda Varona y como Secretario: V.H. Rufino Pérez Landa,

El 5 de diciembre de 1949, fecha en que conmemoramos la fundación de nuestra Gran Logia, en el Salón de Actos de nuestro Gran Templo, se procedió a la inauguración de nuestra prestigiosa Academia.

La Academia, desde su inicio, cumplió con los fines los cuales ella fue creada, realizando esta función ininterrumpidamente hasta el año de 1959, en que el M.R Gran Maestro el I.H. Dr. Juan José Tarajano y González, interrumpe su normal desenvolvimiento.

Esta etapa en que las luces del saber mediante el ejercicio del estudio y la investigación quedaron extinguidas, fue superada gracias a la tesonera labor del V.H. Dr. Emilio Jorge Reyna Dubois, a la sazón Presidente de la Comisión Permanente de Cultura  del Gabinete de trabajo del M.R. Gran Maestro, I. H. Roberto Ferrer Rodríguez, el cual elevó a éste un informe en el cual analiza de forma muy objetiva la situación que confrontaba la Academia, así como de la necesidad y razones que le asistían para reactivarla, la forma legal de hacerlo, y las posibilidades reales de que la Academia cumpliera a partir de su reorganización los altos fines para La Academia de Altos Estudios Masónicos tiene por finalidad realizar y dirigir investigaciones y estudios de orden filosófico, que precisen, depuren y racionalicen el Simbolismo, la Jurisprudencia y la Historia de la Masonería. Para cumplir con estos fines, la Academia tendrá a su cargo las siguientes tareas:

  1. Organizar y dirigir las investigaciones que estime procedentes o que le encargue la Gran Logia o el Gran Maestro
  2. Cooperar a toda investigación masónica      que lo amerite.
  3. Brindar facilidades a los masones para la realización de investigaciones y estudio en el campo de la Masonería.
  4. Informar a la Gran Logia y al Gran Maestro sobre sus estudios e investigaciones

Publicar el resultado de sus investigaciones y ,         los cuales ella fue creada. Al efecto  hizo al IH Ferrer las recomendaciones pertinentes para su organización y para el buen funcionamiento de la misma.

El IH Roberto Luis Ferrer Rodríguez, atendiendo a este amplio y detallado informe, 5 de febrero de 1970 emite el Decreto No. 1274, por el cual disponía la reapertura de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos, la cual reinicia sus trabajos el día 5 de marzo de 1970, quedando la misma constituida como sigue:

Presidente General: El Ex Gran Maestro

I.H. Antonio Iraizos. Y como Secretario Tesorero: V.H. Emilio Jorge Reyna Dubois

Sección de Simbolismo

Presidente: V.H. Manuel Cross Gomez

Secretario: V.H. Domingo F. González Gasulla

Sección de Jurisprudencia    

Presidente: V.H. Pedro Llaguno Ubieta

Secretario: V.H. Luis Robledo Hernández

Sección de Historia   

Presidente,: V.H. Ricardo Mestre Llano

Secretario: V.H. René Valdés Acosta