ORISHAS MENORES

1 Entre los orishas menores se cuenta Oké, dios tutelar de las montañas que se sincretiza con Santiago Apóstol. Es hermano de Ochosi y de Inle. Actúa como vigilante y guardián de todos los santos. La mitología lo considera la deidad más vieja; es la colina, la primera tierra emergida del mar. Sobre su lomo convocó Olofi a los orishas para el reparto de poder entre ellos.

De otro lado, los Ibeyis son hijos de Ochún y Changó, aunque criados por Yemayá.  Se les considera patrones de todos los niños y también de barberos y cirujanos Son alegres, tramposos y les gusta mucho el dulce. Simbolizan la buena suerte. En el santoral católico se sincretizan con Cosme y Damián, dos mártires cristianos.

Dadá (Obañeñe), que se identifica con Nuestra Señora del Rosario, es hermana de Changó, a quien crió. Es el orisha de los recién nacidos, especialmente de los que nacen con el pelo rizado.

Oggué (Ogué), compañero de Changó, es el patrón de todos los animales con cuernos y orisha de los rebaños. Es poderoso y se le tiene muy resguardado No tiene culto independiente y no se le conoce identificación con ningún santo católico ni patakí.