08/12/2020

EL HOGAR, LA FAMILIA Y LOS ABUELOS

Anuncios

Gustavo Pardo

Desde mediados del siglo pasado, la inclusión de la mujer en el ámbito laboral ha incidido en que ambos padres se ausenten la mayor parte del tiempo del hogar; hecho que ha motivado que los niños queden al cuidado de personas ajenas a la familia. Esta realidad social ha motivado que se produzca un cambio considerable en el estilo de vida familiar, y por ende, ha cambiado paradigmas en los valores tradicionales que regían en el comportamiento social.

Es un axioma generalmente aceptado que la familia es la raíz u origen de la sociedad; una familia sana, implica una sociedad sana.  Esta socialmente sana nuestra sociedad? Evidentemente, algo está fallando, pero en este contexto, aparece un destello de esperanza: los abuelos.

En realidad, los pequeños que cuentan con abuelos tienen garantizada la protección durante la ausencia de los padres; que se evidencia en apoyo en la asistencia a la escuela, las consultas médicas, la recreación, etc. Por otra parte, además del apoyo material que proporcionan los abuelos a sus nietos, ellos son fuente de algo tan necesario para la salud de la familia como lo es el amor.

La experiencia acumulada por los abuelos tiene una implicación extraordinaria en la unidad familiar; porque ellos son la memoria de las tradiciones de la familia; por ello, son capaces de inculcar en sus nietos el sentido de identidad y pertenencia.

Puede afirmarse que los abuelos son los constructores más eficientes  de infancias, porque en esta tarea ellos emplean la mejor de las herramientas: EL AMOR.

 

Dichosos los niños que cuentan con sus abuelos!!!