09/19/2020

FONDO DE BENEFICENCIA DE LA GRAN LOGIA DE CUBA

Anuncios

Este Reglamento fue creado por acuerdo de la Alta Cámara, adoptado en Sesión celebrada en el mes de marzo de mil novecientos treinta y cinco.

El Fondo de Beneficencia se nutrirá de los siguientes ingresos:

a)                   El producto que arroje la recaudación del Saco de Beneficencia que regularmente se circula en todas las Sesiones de la Gran Logia.

b)                   La cantidad de cinco centavos ($0.05) mensuales que aportará cada Logia por cada uno de sus miembros numerarios.

c)                   El importe del saldo del Fondo de Ayuda Fraternal creado por acuerdo de la Alta Cámara en su Sesión celebrada el día 24 de septiembre de 1961.

d)                   Los donativos que se le hagan.

La Gran Tesorería es la encargada de la recepción de los ingresos que las Logias remiten mensualmente a este efecto; así como de las cantidades recaudadas por el Saco de Beneficencia que se circula en todas las Sesiones de la Gran Logia (Parlamento Masónico).

Pueden solicitar los beneficios de este Fondo, las siguientes personas:

a)                   Los Masones en activo, enfermos, que por alguna circunstancia no reciban los beneficios de la Seguridad Social, o que, recibiéndola, sea insuficiente para cubrir los gastos en que pueda incurrir por la adquisición de medicinas y atender las necesidades económicas de su hogar.

b)                   La viuda e hijos menores de diez y siete años de edad, o impedidos físicamente, del Masón, que al momento de su fallecimiento, fuera miembro numerario de una Logia, y que se halle en las mismas circunstancias expresadas en el apartado anterior.

c)                   Los que sufran quebrantos económicos por accidentes que provoquen la destrucción de sus viviendas o pérdidas de sus pertenencias imprescindibles.