09/20/2020

MASONERIA; TOLERANCIA Y DIALOGO

Anuncios

Gustavo Pardo 33

Imagenes tomadas de: http://www.canstockphoto.es/imagenesfotos/di%C3%A1logo.html

En reiteradas oportunidades, los miembros de la Institución masónica han escuchado la afirmación de que su trabajo como masones, implica construir la GRAN OBRA; pero no son muchos los que conocen que la GRAN OBRA Masónica es procurar que entre los seres humanos reine la Fraternidad Universal, propósito que implica en uso de tres elementos esenciales: TOLERANCIA, DIALOGO Y EQUILIBRIO.

Mediante el empleo de símbolos, leyendas y otras alegorías el Rito Escoces Antiguo y Aceptado va comunicando a los masones las herramientas doctrinales-filosóficas que requerirán emplear en la construcción de la Gran Obra. Aunque son múltiples los símbolos que aluden a este tema, en particular me voy a referir en a tres de ellos: las Columnas, el Cámara del Medio y el Triángulo.

Las Columnas constituyen la primera de las enseñanzas masónicas a las cuales se enfrentan los aspirantes a iniciarse en la Masonería. Los candidatos deben colocarse en el centro de ellas, equidistantes de la una y de la otra; es decir, guardando el Equilibrio. Por su parte, la Cámara del Medio es el último estadio  del masón en la Masonería Simbólica;  y como su nombre lo indica, igualmente apunta al punto de EquilibrIo. Ambos símbolos aluden a la necesidad que tienen los masones de guardar el principio del Equilibrio que surge del empleo del Conocimiento y de la Razón; elementos de los cuales emana la Tolerancia o respeto a las opiniones ajenas; es decir, al empleo de la esencia de los valores democráticos.

Por su parte, el Triángulo Equilátero vuelve sobre el mismo tema: el Equilibrio. Pero además, incluye un nuevo elemento: el Dialogo. Este Triangulo tiene la característica de poseer tres lados y tres ángulos iguales; además, si se traza una bisectriz de su Angulo superior, ella divide en dos partes exactamente iguales el lado base del Triángulo. De esta figura se pueden extraer los principios del Dialogo, que son los iguientes:

  1. El primer vértice (A) del Triángulo significa la propuesta inicial o tesis;
  2. En el segundo vértice (B) enfrenta la contra propuesta u oposición. Existe una propuesta y una oposición; la filosofía doctrinal  masónica propone la solución del conflicto
  3. En el tercer vértice, o Angulo superior del Triángulo, representa el Dialogo y la Conciliación. Elementos imprescindibles para la solución de los conflictos que implica el movimiento social que favorece la Construcción de la Gran Obra Masonica; es decir, procurar el entendimiento humano. La Masonería es una Institución que exalta la Tolerancia, el Equilibrio y el Entendimiento mediante el Dialogo.

Se afirma que la Masonería es una filosofía de vida y para la vida, aseveración que considero absolutamente cierta. Entonces, que fin practico podemos extraer de las enseñanzas simbólico-doctrinales antes expuestas? Veo dos: uno dirigido hacia lo interno de la Masonería cubana; y la segunda, hacia la problemática socio-política cubana.

No es un secreto que la Institución fraternal cubana se encuentra afectada de los mismos males que padece la sociedad de la Isla; esto es de las secuelas que sobre dos generaciones ha dejado el sistema Castrista. La falta de democracia, el abuso de poder, la doble moral, el síndrome de la indefensión, y la consecuencia natural de todo lo anterior: la corrupción.

Si consideramos la posibilidad de procurar solucionar esta crisis mediante el empleo de un Dialogo, habría que considerar las posibilidades objetivas que en el mismo incidirían. Volvamos al Triángulo Equilátero, para emprender un Dialogo se necesita:

  1. Que se entienda la necesidad de hallar una solución a la crisis existente en la Institución.
  2. Que exista la voluntad de Dialogar.
  3. Que dos o más partes deseen iniciarlo
  4. Que ambas partes posean la soberanía para negociar y ejecutar los acuerdos adoptados

Ninguna de estas condiciones se encuentra presentes en la Directiva de la Gran Logia de Cuba. En efecto, desde que Osmundo Cabrera asumió la presidencia de la Gran Logia,  no fueron pocos los masones que intentamos acercarnos a él para lograr una rectificación de la política despótica y anti masónica que había establecido en traidor José M. Collera Vento. Se pueden mencionar nombres como los de Ernesto Pina, Ángel Mujica, Rene Serrano, Orlando Ferrán, y muchos otros masones que aspiraban a lograr un re encuentro masónico nacional, basado en los principios masónicos universales.  Todos posteriormente todo fue expulsado de la Institución.

Pero hay más, durante el gobierno de José Ramón González Díaz, un grupo de masones jóvenes crearon el grupo “Espejo”, destinado a lograr la reconciliación en una masonería dividida a la mitad. Estos jóvenes procuraron hacer cuantos esfuerzos les fue posible para convencer a la Alta Dirigencia de la Gran Logia sobre la necesidad de emprender reformas, de iniciar un Dialogo, de lograr un Entendimiento… El resultado? Cuatro de ellos se vieron forzados a presentar una acusación por abuso de poder ante la Corte Suprema de Justicia Masónica, en contra del ex Gran Maestro Osmundo Cabrera Pérez y el Gran Secretario William Rojas Aguiar.

Es lamentable reconocer que el Dialogo Masónico interno, únicamente será posible después de efectuarse un Cambio político en Cuba; hecho este que, a no dudarlo, implicaría el surgimiento de una NUEVA MASONERIA.