09/19/2020

HITLER EL INICIADO DE LAS TINIEBLAS

Anuncios

http://groups.google.com/group/secreto-masonico
Imágenes de hitlerellosviven.wordpress.com
Cuando Hitler realizaba sus investigaciones sobre el Grial se
interesó mucho en la Masonería y sus ritos, esto del Santo Grial lo concibió como el sendero que conducía desde la apatía sin pensamientos
a través de la duda hacia el despertar espiritual, la palabra que con mayor frecuencia salía de sus labios era «iniciación».

En incontables ocasiones mencionó los grados masónicos como los ascendentes que se suceden en el camino hacia la consecución de los niveles superiores de consciencia, explicando el significado de los símbolos heráldicos y las insignias de armas de los caballeros, que interpretaba como representantes de los diversos escalafones por los que habían pasado en la búsqueda del Grial.

Para Hitler el cuervo negro era el símbolo del primer grado,
explicaba, porque el cuervo simbolizaba el Mensajero del Grial y el dedo del destino que guiaba a los hombres hasta él.

El segundo grado se representaba con el pavo real, y su brillante
plumaje era el símbolo de la capacidad para conseguir los poderes de la imaginación o de la representación de imágenes.

El cisne era la señal del tercer  grado , ya que los novicios que
querían llegar a él tenían que entonar el canto del cisne.

Es decir, tenía que morir por sus propios deseos egoístas y su
debilidad para servir a los objetivos más elevados de su raza.

El cuarto grado quedaba representado por el pelícano, el pájaro que se hiere a sí mismo en el pecho para sentir su juventud.

Un iniciado así, concluía Hitler, vivía para la perpetuación de su
propio pueblo y se entregaba a la nutrición de su juventud. El león significaba que un hombre había alcanzado el quinto grado y había unificado su consciencia con el espíritu de su raza. Él era el recipiente de este espíritu.

Un hombre así se había convertido en el líder mesiánico de su pueblo, y según la interpretación no cristiana de Hitler, el grado más alto lo confería el emblema del águila, porque el iniciado ya había alcanzado los poderes más elevados a los que un hombre puede aspirar. Ya podía asumir el destino histórico del mundo.

«¿Qué tiene que ver este sendero de iniciación con el carpintero de Nazaret, un rabino que se había nombrado a sí mismo y cuyas enseñanzas de amor y compasión habían desembocado en la rendición de la voluntad de vivir? —se preguntaba Hitler—. ¡Nada! Tampoco las disciplinas del Grial para el nuevo despertar de los poderes latentes en la sangre tenían absolutamente nada que ver con el Cristianismo.» ¿Había algún pasaje o algún incidente en la historia del Grial que no pudiera sostenerse por sí misma sin la intromisión de las falsas doctrinas cristianas? «No —respondía Hitler—. Las verdaderas virtudes del Grial eran comunes a los mejores pueblos arios.

El Cristianismo sólo agregó las semillas de la decadencia, tales como el perdón, la abnegación, la debilidad, la falsa humildad, y la negación de las leyes de la evolución sobre la supervivencia del más fuerte, el más valiente y el que tiene más talento.» Walter Stein siempre podía contar con una ración de este tipo de discurso cada vez que se encontraban, pero aprovechaba las oportunidades cuando Hitler estaba más accesible para plantear todas las preguntas que pudieran llenar las lagunas del conocimiento cada vez más profundo que había adquirido sobre el trasfondo de las investigaciones de Hitler acerca
de los misterios del Grial y la leyenda de la Lanza.

Stein sentía gran curiosidad por saber dónde encajaban Ernst Pretzsche y su asociación con la infame logia de la sangre de Guido von List, ya que cada día que pasaba era más consciente de que Adolf Hitler tenía un mentor espiritual experimentado que acechaba entre bastidores. Aun así, temía preguntárselo a Hitler, porque se había dado cuenta de que Hitler se encerraba en sí mismo como una ostra cuando tenía la sensación de que le estaban interrogando.

http://groups.google.com/group/secreto-masonico

Un pensamiento en “HITLER EL INICIADO DE LAS TINIEBLAS

Los comentarios están cerrados.