09/22/2020

MASONERIA Y MARTINISMO

Anuncios

Gustavo Pardo 33

IMAGEN TOMADA DE https://www.google.com/

Aunque se reconoce que la Orden Martinista a fines del siglo XIX fue fundada por Papus (Gérard Anaclet Vincent Encausse) y Augustin Chaboseau, para continuar las practicas doctrinales de Martínez de Pasqually y de Louis Claude de Saint-Martin, de quien la Orden Martinista toma el nombre; se afirma que el origen de la Orden Martinista se encuentra basado en la Masonería.

Efectivamente, se conocen que a mediados del siglo XVIII, el ocultista Joaquín Martines De Pasqually inicia ciertas actividades de índoles esotérico-ocultistas en las logias masónicas de Aviñon, Marsella, Montpellier, Foix y Tolosa; actividades que estudiosos del Martinismo han identificado como los gérmenes de esta Orden. Posteriormente, Martines De Pasqually funda el Capítulo de los “Jueces Escoceses”, al que poco después sigue la “Orden de los Caballeros Masones Elus Cohen del Universo”.

Se especula que esta Orden en sus inicios, pretendía establecer una elite de Maestros Masones dedicados a encontrar el Verdadero Sendero hacia la Iluminación; senda basada en: el conocimiento propio, la armonización de sus intereses con la naturaleza y alcanzar su identificaran con su Creador. La nueva organización se consolida en Francia, extiéndase a algunos otros países de Europa. Se conoce que  en 1772 se fundan varios Templos Cohén en Santo Domingo.

Al fallecimiento de su creador, el 20 de septiembre de1774; la Orden cae en la inanición; los templos de Rochela, Marsella y Libourne se fusionan con la Gran Logia de Francia. Otros establecen la Orden Martinista actual, de la cual Juan Bautista Willermoz se transforma su principal mentor.

Willermoz, fue iniciado en la masonería en 1750. Su carrera masónica fue meteórica; resultando en 1752 elegido para presidir la logia. No obstante, al siguiente año funda la logia “La Perfecta Amistad”, con el objetivo de espiritualizar los trabajos masónicos, retomando los principios de la Masonería primitiva. En este centro se realizaban estudios sobre la alquimia y ocultismo. Su relación con la Masonería lo lleva a ser uno de los fundadores de la “Gran Logia de los Maestros Regulares de Lyon”, de la cual llego a ser su Gran Maestro.

La doctrina seguida por la Orden Martinista, en su esencia coincide con los fundamentos iniciáticos de la Masonería: la renuncia a uno mismo, el servicio a nuestros semejantes y el conocimiento de los misterios de la inaccesible divinidad”; es decir, la esencia de ambas instituciones es eminentemente espiritual.