09/19/2020

EL PRINCIPIO DE CAUSA Y EFECTO

Anuncios

IMAGEN TOMADA DE: http://www.cuatro.com/cuarto-milenio/programas/temporada-07/t07xp36/mejores-imagenes-programa_4_1414410007.html

“TODA CAUSA TIENE SU EFECTO; TODO EFECTO TIENE SU CAUSA; TODO SUCEDE DE ACUERDO CON LA LEY; LA SUERTE NO ES MAS QUE EL NOMBRE QUE SE LE DA A UNA LEY NO CONOCIDA; HAY MUCHOS PLANOS DE CAUSALIDAD, PERO NADA ESCAPA A LA LEY”.

Tú sabes que nada ocurre por casualidad, todo tiene su origen, su causa, su inicio; tú misma presencia acá se debe a una causa, los efectos de esa causa serán posteriores. El efecto es futuro, producto del presente que en un momento será pasado. Los pensamientos que tu mente genera son energía y salen de tu cabeza como vibraciones, como ondas y regresan a ti en el futuro trayéndote lo que has escogido. Lo que quiero decirte es que el obrar, pensar, actuar, sentir positivamente te beneficia grandemente en el futuro que es el efecto generado por tu mente. Haces un bien a alguien o hablas bien de una persona, “eso” sale en vibraciones de colores limpios. ¿Sabes que los pensamientos tienen colores? Esos colores son bellos y atraen correspondientemente vibraciones de ese mismo color que te regresan aumentados en intensidad, en el bien que hiciste o dijiste. Mira !Qué maravilla¡ y eso no es casualidad, es un principio exacta, inmutable como los otros principios. Si siembras amor recogerás amor intensificado en energía positiva; si siembras maldad esta vibración recogerá en su camino más maldad que volverá a ti aumentando su fuerza, en algo desagradable: enfermedad, accidente, etc. Si criticas serás criticado, si dañas a alguien serás dañado o un ser tuyo sufrirá el daño. Todo lo que siembras, que viene ser la causa, da su fruto que es el efecto que tu cosecharas. En general, lo que siembres bueno o malo cosecharás con creces; entonces es conveniente siempre dar todo lo que la vida nos ofrece en sentimientos y acciones. Si somos mal humorados, mezquinos, violentos, egoístas, no podemos esperar sino desgracias y cosas malas en general. Y luego nos quejamos de que DIOS es injusto, realmente que injusto somos con El. No queremos aceptar que nosotros y no otros, somos los únicos causantes de todos los males que nos aquejan, de todas las limitaciones que sufrimos, de todas las desgracias que se nos vienen. Si comprendes este principio, puedes cambiar muchas cosas que te están haciendo daño y tendrás realmente el dominio de tu vida.

En Rahma, hemos aprendido que nosotros podemos causar buenos efectos, esto es poniéndonos conscientemente, y de forma libre, bajo las Leyes Universales. En nosotros esta, la capacidad de programar y crear situaciones futuras, que serán causadas en base a nuestras actuales decisiones y que mejor resultado no tendrán éstas, si se identifican con el Plan Divino. Y, si trabajamos por un mundo Nuevo, por una renovación, el efecto no se hará esperar. Nuestros mismos trabajos de difusión, y preparación de la gente, traerán consecuencias muy positivas, para la realización del Plan Cósmico.
Los maestros obedecen a la Causación de los Planos superiores al que se encuentran, pero prestan su colaboración, para regular y regir en su Propio Plano.

Los Guías de Misión nos dicen, que el sexto principio consiste que todo es consecuencia de las necesidades de nuestro actual aprendizaje y de las decisiones, pensamientos y actos con los que sembramos la vida, así como también por los procesos pendientes de existencias pasadas. Y es que cada vida se nos ofrece como una nueva aventura pero con mayor experiencia. Experiencia alcanzada de otras vidas, que se manifiesta en nuestra particular forma de enfrentar las propuestas que se nos van presentando; todo ello, como parte de un proceso de crecimiento hacia una expansión de conciencia, donde nada es dejado al azar; y donde también, no está dicha nunca la última palabra.

En esto no hay programas individuales o colectivos incompletos, ni programas definitivos e inamovibles. No se han descuidado los detalles pero TODO PUEDE VARIAR. TODO SE PUEDE MODIFICAR PARA BIEN O PARA MAL, dependiendo fundamentalmente de nuestra ACTITUD FRENTE A LA VIDA. Pero eso sí, LA EVOLUCION ES PERSONAL E INTRASFERIBLE, AUNQUE PARADÓJICAMENTE ESTA SOLO SE PUEDE REALIZAR EN PERMANENTE INTERACCION CON LOS DEMAS. LA COSECHA DE NUESTRA VIDA ES PRODUCTO DE LA SIEMBRA DE NUESTRAS ACCIONES.

En este sexto principio se ha de trabajar EL SERVICIO CON DISCERNIMIENTO, BONDAD Y DECISIÓN.
APLICACIONES DEL PRINCIPIO DE CAUSA Y EFECTO