¿Se puede ser a la vez cristiano y santero?

Tomado de http://madresmonicasven.blogspot.com/2012/08/se-puede-ser-la-vez-cristiano-y-santero.html

SANTERIA RITOS 4 ¿Cual es la actitud de la Iglesia ante la Santería? “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad” (1 Tim 2,4). Por eso, la Iglesia es y tiene que ser misionera, anunciando la verdad de Cristo. Y recibe como madre buena a cuantos con fe y buena voluntad se acercan a ella.

La irrenunciable obligación de anunciar la verdad de Cristo implica necesariamente el deber de denunciar el error, sin rechazo a las personas ni irrespeto a su libertad de opción.

La Iglesia, en Cristo, ama y respeta a todos, sin discriminación, independientemente de sus creencias y opciones de vida; siempre dispuesta a mostrarles el camino para llegar al Padre: Jesucristo y su Evangelio.

Hay libertad de culto, y la Iglesia respeta la libertad de conciencia. Cada quien tiene derecho a profesar libremente la religión que prefiere.

A lo que no hay derecho es a mezclar las creencias, y menos aun a interferir en la vida interna y disposiciones de cada religión, pues cada iglesia es independiente y autónoma (cf. Art. 59 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela), y establece sus propias normas para la participación en sus celebraciones, ritos y sacramentos.

¿Qué es la Santería? Una religión distinta del cristianismo y de las demás religiones. Por tanto, otra religión.

Un sincretismo, es decir, mezcla de religiones, surgido en Cuba, en tiempos coloniales, entre la religión africana de esclavos de origen yorube y la errónea identificación que éstos hicieron de sus dioses mitológicos, los “orishas”, con las imágenes de los santos de la Iglesia, de los que eran devotos sus amos.

La confusión se produjo porque los reyes europeos exigían el bautismo de los esclavos procedentes de África para poder entrar en sus colonias de América. Así, aquellos esclavos bautizados sin una suficiente evangelización se creyeron católicos, sin necesidad de conversión ni abandono de sus dioses y creencias de origen.

¿Por qué no es posible pertenecer a la Iglesia Católica y a la Santería al mismo tiempo? Nadie puede profesar dos religiones distintas al mismo tiempo. Sería como pertenecer a dos equipos deportivos rivales.

Particularmente, cuando ambas religiones no sólo son distintas, sino opuestas y contradictorias en sus contenidos doctrinales, prácticas y estilos de vida.

Del mismo modo que, al mismo tiempo, no se podría ser judío y musulmán, o cristiano y budista o taoísta e hinduista.

No se puede ser cristiano y santero a la vez. El santero es santero y el cristiano es cristiano. “Nadie puede servir a dos señores, al ser leal a uno, traiciona al otro” (Mateo 6, 24).

¿Quiénes pueden recibir los sacramentos? Los sacramentos: Bautismo, Confirmación, Penitencia, Eucaristía, Unción de los Enfermos, Orden Sacerdotal y Matrimonio, son sacramentos de Cristo y de su Iglesia, dones o regalos de Dios sólo para sus fieles creyentes.

Quienes pertenecen a otra religión, aun habiendo sido bautizados alguna vez en la Iglesia Católica, no pueden recibir los sacramentos.

Sólo quien habiendo tenido otras creencias, las abandona y se convierte al Dios ünico y verdadero y a su Hijo Jesucristo, estando dispuesto a vivir en fidelidad a las exigencias del Evangelio, puede, después de una buena confesión, acercarse a los sacramentos.

Cuando la Iglesia niega los sacramentos a quienes no reúnen las condiciones adecuadas, lo hace por caridad y no sólo por normas, para que no se hagan daño. Pues, la Palabra de Dios alerta que “quien come y bebe sin discernir el Cuerpo del Señor, come y bebe su propia condenación” (1 Cor. 11,27-29).

De igual forma que quien no es santero no puede participar en los ritos de esa religión, un santero no puede recibir los sacramentos de la Iglesia.

Conscientes de que, siendo dos religiones distintas, no es posible ser católico y santero al mismo tiempo, el católico respete al santero y sus normas religiosas internas, y el santero respete a la Iglesia, sus sacramentos y disciplinas que le son propias.

¡Que Jesucristo, el Dios de la vida, del amor y de la verdad nos bendiga a todos!

Arquidiócesis de Caracas

Secretariado Catequístico

 

13 de agosto de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s