09/21/2020

INTERRO0GANTES SOBRE LA TUR-DISIDENCIA;

Anuncios

Por Dr. Santiago Cardenas

Imagenes: http://www.google.com/imgres?imgurl=http

Con la llegada a Miami de Antúnez y su señora  se cierra (por ahora) el ciclo de los viajes  de los disi-opositores «mayores», inaugurado hace unos meses por Eliezer Ávila, ya de retorno en Cuba.

Que magnos opositores  viajen a  Miami y retornen a la isla no es algo nuevo en nuestra historia reciente. Desde el siglo pasado sucedió con Elizardo Sánchez, en la cercanía histórica de aquella  oscura «premiación de medalleo»  por el G-2; y los dos viajes de Oswaldo Paya en el marco de gestiones familiares y  de la recogida de  un premio, en Europa. Posiblemente haya otros ejemplos que no recuerde en estos momentos.

(El derecho a entrar y salir a la patria es  inalienable  para  cada  ser humano)

Tampoco es » nuevo “,  lo que   todo el mundo conoce: desde 1959 el régimen cubano utiliza los viajes  como  status de privilegios, a su favor, y en forma magistral .ellos  han tenido todo el tiempo y la impunidad de la historia, al utilizar   un maquiavelismo de cinco estrellas., seleccionando caso por caso, para cada salida, observando con lupas y microscopios, al viajero seleccionado.

Siempre  los ha  autorizado a su arbitrio, como un premio a conductas complacientes  y……… Negativamente, como un castigo,  para quienes no se pliegan a sus dictados.

Los viajecitos   (me estoy refiriendo a los de la tour-disidencia y no a las visitas familiares) son una división más  entre los cubanos. Los que pueden y los que no pueden, entre los que acceden a la tarjeta blanca (ahora el cuñito en el pasaporte) y los que nunca podrán obtenerlo.

¡Todo esto ha cambiado en un abrir y cerrar de ojos en nuestro entorno!

El cambiazo, por lo radical,  se asemeja a un acto de prestidigitación de Lucifer ante la comunidad internacional; donde  cualquiera de  las jugadas  mágicas de los tiranos es bien acogida.

 Las consecuencias reales  todavía no están a la vista. Todo ha sido tan rápido que tendremos que esperar unos meses o años, para  saber si reír o llorar, ante un disidente protestando en La Habana el lunes y  conversando ante la TV  de Oscar Sevcec  o Pedro Haza  el  viernes. Claro está, no se puede  generalizar y como dice la escritura: los conoceréis por sus frutos «……. Por el momento, la  victoria es para el raulopartido

Hay tres cosas que para mí, en estos momentos  quedan  claras.

  1. Que los participantes en la tour-disidencia  no  se «plantaran»  buscando  la igualdad en el trato migratorio para todos  los cubanos  (la estirpe de Ángel de Fana se fue a bolina).
  2. Que  sus opiniones comenzaran a ser  tamizadas, diríamos que  condicionadas, modeladas, por  el perfume de los jets y las aduanas de los aeropuertos.
  3. Que (si son serios) no pueden continuar diciendo ante el exilio y el mundo, que son o están perseguidos.

De  esto, a un espacio (un lugarcito) en el Parlamento cubano para un partido de oposición, no hay más que un paso.

 

Santiago.