09/21/2020

LAS COOPERATIVAS EN EL SECTOR DEL TRANSPORTE.

Anuncios

Aimée Cabrera.

Ya hace poco más de un mes que las cooperativas del transporte se encuentran en funcionamiento. El primero de agosto fue inaugurada una en la provincia de Artemisa, la cual cuenta con diversas rutas que unen la cabecera de provincia con otros municipios. A la misma pertenecen 69 trabajadores trasladando alrededor de 12 mil personas en este periodo.

Otros radican en la capital. El Parque del Curita – antigua Plaza del Vapor- es el comienzo de los ruteros que se dirigen al municipio Playa, a la zona de Micro X  en Alamar,  y a Santiago de las Vegas, mientras que muy cerca, en el Parque de la Fraternidad están los que ya sea como ruteros u ómnibus de Transmetro se dirigen a puntos como el Cotorro o el hospital Frank País.

La variante no cubre la alta demanda de población capitalina, “pero al menos resuelve algo cuestan menos que un carro (5  pesos) y son más cómodos, casi todos con aire acondicionado, si tienes tiempo de esperar, vale la pena”- opina una señora que usa con frecuencia el rutero de Santiago de las vegas.

Uno de los presidentes de una cooperativa de taxis colectivos en la Habana ayuda, con su experiencia, al resto de sus colegas para lograr duplicar el parque de vehículos  arrendados que poseen  con vistas a que aumenten los salarios de estos trabajadores, los cuales tienen facilidades de pago de 10 y 5 años para arrendar tanto el local  como el transporte.

Ellos ven bien tener plantillas mínimas, facilidades de crédito bancario, beneficios tributarios,  accesos a cursos de capacitación, entre otras facilidades que motivan a estos trabajadores, que tienen poder de decisión y no hay “terceras personas”.

Otras variantes del sector son los talleres de reparación como la reconstructora de vehículos llamada también “Base 10”ubicada en Primelles  y Santa Catalina, municipio Cerro, a la que acuden además, transportes de entidades estatales  por la calidad y eficiencia de sus servicios.

También más de 8 mil trabajadores no estatales del transporte se encuentran afiliados al sindicato estatal entre ellos, bicitaxistas, boteros, mecánicos, chapistas, etc.  No se habla, sin embargo, de proponer también la alternativa de que estos obreros del transporte puedan crear sus sindicatos independientes.

Tampoco se ve la mejora que se esperaba para esta fecha en la capital. La alta demanda de transporte se observa aún en horarios muy tempranos de la mañana, como a las 6 y media am, en la parada de 23 esquina a P donde las personas llevaban demasiado tiempo en espera de cualquiera de las cuatro rutas que deben parar, sin incluir los taxis ruteros con valor de un peso, modalidad que ha dejado de ser estable en estos horarios. “Y eso que no han empezado las clases”-comentaba esa mañana una mujer vestida de uniforme   que había llegado a la parada antes de las seis.