09/22/2020

TRABAJO INFANTIL Y LOS CONVENIOS INTERNACIONALES

Anuncios

Por Lic. Dora Mesa Crespo* y Lic. Odalina Guerrero Lara**. Imagenes tomadas de: http://www.google.com/imgres?imgurl

*Coordinadora de  la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil

**Abogada de la Asociación Jurídica Cubana

Existen   ocho convenios  fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo(OIT). El Convenio no. 138, la norma internacional básica sobre trabajo infantil, aparece en la lista por ser  un instrumento de especial importancia para el desarrollo social y económico de un país Desde el año 1975 Cuba  lo ratifica y la edad mínima especificada para el empleo  fue  de 15 años.  Esta edad coincide con el momento en que el adolescente  cubano  termina la enseñanza obligatoria (secundaria básica).

Análisis del Anteproyecto de Ley Código de Trabajo

Capítulo I.  Disposiciones Generales

Sección Primera Principios y Fundamentos del derecho de trabajo

El Artículo 2 (Capítulo I) establece los principios fundamentales que rigen el derecho de trabajo. El inciso 2. b  “prohíbe el trabajo infantil, mientras “excepcionalmente” autoriza el empleo de jóvenes de 15 años y 16 años  a solicitud del empleador  con el consentimiento de los padres o tutores

La ley escrita no puede abarcar todas las posibilidades o eventos que en la vida se presentan, pero sin duda el  inciso 2. b es contradictorio .

El verbo “prohíbe” debe referirse a un efecto de las normas jurídicas, cuyo incumplimiento trae aparejado una sanción. La  prohibición es una disposición que impide obrar en cierto modo y anula las excepciones. Además, la Constituciòn de la Repùblica de Cuba no hace ninguna  distinción relacionada con la edad de los ciudadanos que trabajan (artículos 45 al 49), en consecuencia el trabajo infantil cubano es legal por omisión.

Como señalamos antes, el artículo 45 de la Constitución incluye a  los trabajadores menores de die­ciocho años. Por ello, en la medida en que las disposiciones del Anteproyecto de Ley Código de Trabajo sobre jóvenes de 15 años a 18 años limitan la capacidad de éstos para trabajar, concluimos que las mismas son inconstitucionales.

En cambio, la prohibición total al trabajo de los menores de 18 años, lejos de evitar que trabajen, los dejaría en una des­protección mayor. La edad mínima especificada por Cuba, en el Convenio no. 138 de la OIT fue  de 15 años. Esta  determinación de la edad mínima, conlleva un conflicto a considerar; el fijar en quince  años la edad mínima para trabajar, supone el riesgo de dejar desprotegidos a los menores de esa edad. Lamentablemente no se trata de una exageración. Al analizar el capítulo III del Anteproyecto justificaremos este criterio con evidencias.

Por otro lado, el Ministerio de Educación regula en la resolución ministerial 306/09 [1] que al graduarse de noveno grado, los estudiantes  pueden  continuar los estudios, en correspondencia con

las exigencias sociales,

las necesidades del desarrollo económico-social del país

y  los intereses y las aptitudes de cada estudiante.

Investigaciones previas [2, 3] indican cómo el Gobierno cubano  promueve  la formación laboral temprana en los adolescentes, priorizando exigencias económico-sociales, por encima del interés superior del niño. Todavía más del 50% de los adolescentes graduados de noveno grado  deben estudiar para convertirse en obreros calificados, una categoría profesional que los coloca en desventaja económica y social con menos oportunidades de superación profesional.

Si se desea proteger a la niñez trabajadora, que es lo que cuenta, el Artículo 2 inciso b  del Capítulo I  Disposiciones Generales deberá estipular en función de  la realidad,  y decir, por ejemplo:

Artículo 2

inciso b )  se permite trabajar a los jóvenes mayores de 15 años. Se autoriza el empleo de jóvenes  de 15 y 16 años  a solicitud del empleador  solamente con el consentimiento de los padres o tutores

En esta nueva redacción  del artículo  2 b )  al eliminarse  el verbo “ prohibir”  desaparece lacontradicción, pero se mantienen las restricciones  que establece la  nueva ley laboral para trabajar a partir de determinadas edades. Por consiguiente se  reitera  el compromiso de Cuba con el cumplimiento del Convenio no. 138 de la OIT, la norma internacional básica sobre trabajo infantil.

Estamos solo ante una propuesta. Sin duda, los trabajadores y los legisladores laborales tendrán para el artículo 2 inciso b otras estipulaciones más efectivas y exactas.

1.      Ministerio de Educación. (9 de febrero de 2010). Resolución Ministerial No. 306 de 30 de diciembre de 2009. Gaceta Oficial de la República (5), Ordinaria, 210. Cuba.

2.      ht tp://www.monografias.com/trabajos94/acceso-universidades-cubanas-obreros-calificados-y-tecnicos-medios/acceso-universidades-cubanas-obreros-calificados-y-tecnicos-medios.shtml

3.      Kanelva Carvajal, V. d. (15 de septiembre de 2011). «Mesa redonda». (A. Rodriguez, Entrevistadora) Cubavisión y Cubavisión Internacional de la Televisión Cubana

Un pensamiento en “TRABAJO INFANTIL Y LOS CONVENIOS INTERNACIONALES

Los comentarios están cerrados.