09/21/2020

CUBA; COMIENZAN LAS CLASES.

Anuncios

Aimée Cabrera.

Imagen tomada de https://www.google.com/#q=fotos+de+escuelas+en+cuba

Cada  primer lunes de septiembre es una tensión doméstica por  parte de los adultos encargados de que lleguen los estudiantes de casa a tiempo, a sus centros de estudio. La morosidad cuesta días para dejarla a un lado. No todos los estudiantes están motivados con el curso escolar 2013-2014.

Melissa empieza el sexto grado, último del nivel primario. Lleva su material de estudio en una mochila nueva que costó más del doble de los salarios de sus progenitores. Libretas forradas con papel comprado en divisas y varios sets de implementos que sabe, necesitará para sus lecciones.

El complemento fueron las medias y zapatillas de marca y una colección de adornos para el pelo que combinen con el uniforme y la mochila. “Gastamos más de 100 CUC para comprar todo lo que necesitaba “la niña”, no nos pesa, gracias a Dios lo tenemos”- dice la madre.

“Mi mamá y yo reunimos todo el año y algunos amigos de ella me regalaron algunas cosas que necesitaba. Estoy nerviosa, empiezo el pre (nivel preuniversitario) y lo único que quiero es poder salir bien para poder estudiar en la universidad lo que me gusta”- destaca Yolí, a punto de cumplir 15.

Otros como Arvin, adolescente que tiene que ayudar a su familia, no lucen optimistas. “El politécnico me queda muy lejos, tengo que trabajar y estudiar al mismo tiempo y llegar a la casa y seguir “la pincha”(trabajo) sin que la gente se dé cuenta, me baño muy tarde, a veces es tan tarde que no tengo ganas de comer. El curso pasado no me fue bien, estoy cansado”- admite con sus 19 años de esfuerzos.

Este año, el Ministerio de Educación (MINED) ha querido dar una nueva imagen de alegría y esperanza, que sea este, un curso donde primen la calidad de las clases y los resultados académicos sean loables. Los medios han divulgado el comienzo de las clases con escenas alentadoras, lo que no se sabe es hasta cuándo las caras infantiles y juveniles van a sonreír.

Las escuelas no fueron remozadas en tiempo. La semana pasada la secundaria básica (de 7mo a 9no grados) ubicada en Calle L  entre 13 y 11 lucía tan poco atractiva como de costumbre. Dos personas pintaban con un color opaco parte de la fachada del colegio donde sus estudiantes pasan hambre y suplican a los transeúntes que les compren algo de comer en la cafetería particular que está a unos metros.

Otras, en su mayoría volverán a dar los buenos días con sus baños tupidos y sin herrajes, aulas calurosas en las que los padres tienen que asumir gastos de ventiladores, arreglos de albañilería y pintura porque el MINED  bien poco hace, amparado en que la culpa la tiene el inacabable bloqueo económico.

Después del discurso reciente del presidente cubano sobre la indisciplina a todos los niveles de la sociedad, cabe pensar que los maestros, profesores y personal pedagógico muestren una mejor apariencia y controlen gritos, regaños y poses poco educativas para mantener la disciplina dentro y fuera de los planteles. Otro tanto para la cada vez mayor cantidad de familias disfuncionales y sus engendros que más parecen cursar estudios para graduarse de monstruos.

La semana previa al comienzo de las clases fue para matricular a los estudiantes y entregarles los libros de texto, lápices y libretas. Unos esperan con ansiedad que se los den, otros los guardan como reserva. Los textos casi siempre en mal estado se deterioran más por la falta de pegamentos y el uso continuo que recibirán desde septiembre hasta junio o julio. También se efectuaron reuniones con los padres, de las cuales salieron más pesimistas.

A mentiras y disculpas no se pueden obtener buenos resultados. Los trabajadores del sector de la educación necesitan con carácter urgente que se deje de hablar tanto y le aumenten sus salarios como es debido. Hoteles y centros para cobrar su consumo en la moneda convertible los hay que sobran, los materiales destinados a construir más, para beneficio de una minoría, debe cesar para que sean usados los mismos, en el mantenimiento de todas las escuelas. Queda mucho por hacer, y no todo es responsabilidad de la familia y los estudiantes.

 

Un pensamiento en “CUBA; COMIENZAN LAS CLASES.

  1. CUBA; COMIENZAN LAS CLASES. | masonerialibertaria , es adictivo, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y me alegra cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y un abrazo, nos alegrais la vida.

Los comentarios están cerrados.