09/19/2020

REACCION DEL OFICILISMO MASONICO-CASTRISTA A MÁS PREGUNTAS QUE RESPUESTAS.

Anuncios

Gustavo Pardo

En el día de ayer, expuse mi opinión sobre los posibles resultados que pudo haber producido la Reunión efectuada en La Habana para tratar sobre la “Unidad Masónica” cubana; y digo “posibles”, porque aún no han sido publicados los acuerdos adoptados en los tres días en que se realizó dicho encuentro. ¿Por qué del secretismo? Esto es algo que resulta harto sospechoso; máxime, si de castrismo se trata.

De hecho, es evidente que el Encuentro por la Unidad Masónica Cubana, nació con un pecado original: su exclusivismo. Dicho Evento, únicamente estaba dirigido a los “hermanos cubanos radicados en territorio de La Florida[i]”; denominación aplicada a los masones exiliados por el lenguaje que, “casualmente” se corresponde con la expresión utilizada por el oficialismo para nombrar a quienes se han exiliado en las diferentes etapas de la tiranía castrista.  Es evidente que se busca algo más que Fraternidad.

Resulta significativo que la reacción más virulenta a mis expresiones, proceden de personajes muy afines al ex Gran Maestro traidor; ¿casualidad o coincidencia? Veamos el mensaje circulado por el Raimundo Gómez, Presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Gran Logia de Cuba:

“Este es un mensaje que envió el V.H. Arturo Comas de la GLC (E). Por favor, noten por dónde ataca Gustavo Pardo, esto es sintomático, además de comenzar a priori a poner en contra del proceso a los hermanos de la Federación”.

Dos detalles importantes: Obsérvese que Raimundo Gómez involucra y pone en evidencia a un hermano de la Gran Logia de Cuba en el Exterior. ¿Por qué? La respuesta es obvia: sembrar la duda y la desconfianza; para que los masones exiliados entiendan que ni en tierras de libertad, nadie se encuentra a salvo de la omnipresente “escucha”; o sea, es necesario bajar la voz y mirar en torno, antes de expresar una opinión adversa al Gran Maestro Evaristo, o a alguno de sus Grandes Funcionarios.  Y el segundo detalle, deja entrever que alguien de la Federación de Masones Exiliados “Cuba Primero”, se ha mantenido en contacto, o al menos ha efectuado algún tipo de conversaciones con los funcionarios encargados de organizar el Encuentro de La Habana por la “Unidad Masónica”; hecho que ha sido reiteradamente desmentido por el liderazgo de dicha Organización.

Pero, hay más; a continuación Raimundo afirma, “¡Creo que por ahí van los «PESOS» que se están defendiendo!”; ¿Qué significa esto? Otra coincidencia con el leguaje castro-gubernamental: Raimundo me acusa de “mercenario” ¡Que extraño! ¿Verdad?

Pero, ¿Quién es Raimundo Gómez? Ante todo, un miembro del PCC; recién llegado a la Masonería, que tuvo la “suerte” de comenzar por “arriba”.  Otra “casualidad”, este “hermano” fue uno de los “aupados” por el Gran Maestro traidor. Collera Vento lo promovió, primero a miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores; encargándole de organizar todos los Tur-Eventos promovidos por Collera Vento. El caso es que Raimundo es un alto funcionario de una de las tantas Agencias de viajes Castrista.

Raimundo fue el representante de la Agencia turística que estuvo a cargo de la organización, promoción y realización de los eventos relacionados con el 150 Aniversario, tanto de la Gran Logia de Cuba como del Supremo Consejo del Grado 33. Eventos en los cuales participaron altos funcionarios del Buro Político del PCC y de la Oficina de Asuntos Religiosos.

Es innecesario decir quienes se repartieron las “comisiones” que pagaba la empresa turística a los gestores del fraterno-turismo.


[i] Denominación que desconoce a estos hermanos masones su condición de “exiliados políticos”