09/21/2020

CAMBIO DE MONEDA: LA GRAN ESTAFA

Anuncios

Marta Menor. 29 de octubre, 2013

Todo empieza cuando el Presidente del Banco Nacional de Cuba, Felipe Pazo, fue reemplazado  en noviembre de 1959 por un argentino, el Che Guevara. “Defenderemos el valor de nuestra moneda porque cualquier devaluación incide fundamentalmente sobre las clases populares, lo que sería contrario a nuestras normas revolucionarias”, dijo el Che un día después de su designación tomando control de los bancos comerciales, aeropuertos y aduanas y liquidando el Banco de Comercio Exterior, el Banco de Desarrollo Social y la Financiera Nacional. Ese día 44 empresas bancarias con oficinas y sucursales en todo el país pasaron a manos del gobierno revolucionario dándole control absoluto del canje de moneda y transferencias bancarias.

Meses después, el 5 de Agosto de1961, salió promulgada la ley No. 963 que establecía el canje obligatorio de los billetes cubanos en circulación.  Al día siguiente,  domingo 6 de Agosto, la revolución robó oficialmente  billones a la nación  e hizo mendigos a toda  una sociedad de clase media floreciente.

El canje solo duro dos días, desde el domingo a las 8:00 am hasta el lunes a las 8:00 pm y solo  permitía cambiar $200 pesos en efectivo. Si la persona tenía cuenta en el banco, el régimen avalaba hasta un máximo de $10,000 pesos de los cuales solo se podían extraer $100 mensuales. Según Fidel era necesario retirar de la circulación y anular totalmente los billetes actualmente en circulación….exceptuando de ese canje aquellos billetes que han sido extraídos del territorio nacional.   Más tarde acusaría a los bancos norteamericanos de atesorar el 40% de los billetes cubanos originales extraídos del territorio nacional.

Todos sabemos que los bancos no guardan sus depósitos en cajitas de dulce de guayaba en el sótano; el cliente recibe un certificado que le permite sacar y transferir su dinero depositado en el banco. Si  solamente el 40%  de los billetes originales en el extranjero fue atesorado por los bancos americanos  ¿dónde fue a parar el resto de los billetes extraídos del territorio nacional exceptuados del canje?

El Banco Nacional de Cuba estaba en manos del gobierno revolucionario,  los billetes extraídos eran exceptuados por la ley y el gobierno solo avalaba $10.000 por familia de los depósitos en el banco. El resto lo perdia. ¿Y si la familia tenia más de $10,000 depositado en el banco, donde fue a parar el resto?

Es lógico asumir que la gran cantidad de dinero depositado en los bancos cubanos hasta los primeros días del mes de Agosto de 1961, fue transferido por el Banco Nacional  a bancos rusos y otros  que no reportan sus transacciones.  Transferencias bancarias durante los meses antes del cambio, canjeadas a una tasa de 1-1  dólar quedaron automáticamente atesoradas en los bancos exteriores al estar exentos del canje por estar en el extranjero.

Las mentes maquiavélicas de Fidel y el Che juntas, habían ideado una táctica política-económica para  eliminar la oposición  interna que cada día era más fuerte  quitándole los recursos económicos, imponiendo el terror, arruinando al pueblo y a los  comerciantes que aún existían  y a la vez saquear las arcas de la nación confiscando los depósitos bancarios, dejando al pueblo cubano con una economía endémica de la cual nunca más ha podido recuperarse

UNFICIACION DE LA MONEDA

Raúl Castro, ha informado al pueblo la unificación monetaria.  Hasta ahora no hay muchos detalles, y  todo lo que aquí se expone no es más que especulación.  Sin tratar de entrar en un análisis económico  hay varios planteamientos dentro de la ley dignos de tomarse en cuenta.

1-  ninguna medida que se adopte en el terreno monetario, será para perjudicar a las personas que lícitamente obtienen sus ingresos en CUC y CUP

¿Cómo prueba una persona que sus ingresos son “lícitos”? Ingresando los fondos en el banco. Para llevar el mensaje queda claro que:… el proceso respeta los principios de que la confianza ganada por las personas que han mantenido sus ahorros en los bancos cubanos en CUC, otras divisas internacionales.

2-  se avanzará hacia la unificación monetaria…su aplicación es imprescindible a fin de garantizar el restablecimiento del valor del peso cubano y de sus funciones como dinero, unidad de cuenta, medio de pago y de atesoramiento.

Hoy como ayer se busca atesoramiento de los ahorros “lícitos”  depositados en los bancos para “restablecer su valor”. Basado en la experiencia de 1961, cabe especular que el régimen  se apropie nuevamente de la mayor parte de los ingresos “lícitos” en bancos cubanos.

3 –…El CUC al igual que el CUP son monedas cubanas emitidas por el Banco Central de Cuba y mantendrán su total respaldo.

Todo luce indicar que el CUC sea el prevalente  y se canjee por la nueva moneda ya que es el  medio usado para transacciones comerciales y turismo.  En vez de avalar una cierta cantidad de los ahorros como la vez anterior, la pérdida del pueblo es basada según la tasa de cambio del CUP al CUC a un cambio establecido arbitrariamente por el régimen y del valor convertible  en dólar de la nueva moneda.

3 – Los principales cambios en esta primera etapa, se producirán en el sector de las personas jurídicas, … y el estímulo a los sectores que producen bienes y servicios para la exportación y la sustitución de importaciones….

Aquí los lineamientos son claros.  Los primeros que tendrán derecho al canje son “las personas jurídicas” o miembros de la nomenclatura ya que todas las empresas están en manos del gobierno y ellos son los únicos que producen bienes y servicios.

¿Qué puede pasar con los depósitos “lícitos” en los bancos? Una posibilidad al igual que la vez anterior, es distribuir  cierta cantidad de los ahorros en denominaciones de la nueva moneda y el resto a distribuirse paulatinamente con la excusa de controlar la inflación debido al nuevo poder adquisitivo.

¿Cómo se atesora el resto de los billetes “lícitos” depositados en los bancos? Según la ley es necesario el “establecimiento del valor del peso cubano y de sus funciones como dinero”.  Una vez establecida la tasa de cambio, el dinero transferido a bancos fuera del territorio nacional por el Banco Nacional Cubano es atesorado automáticamente.

¿Cómo  pasa a los salarios pagados por el gobierno  que es básicamente el único patrón en la nación? Usando la nueva moneda como “dinero, unidad de cuenta, medio de pago” según sea la tasa de cambio del CUP a la nueva moneda.  Esto podría elevar el poder adquisitivo del pueblo por un tiempo limitado y aplacar el descontento por un periodo de tiempo.  Sin embargo, al no aumentar la producción para cubrir la demanda, la escasez será aún mayor y  el mercado negro florecerá a grandes dimensiones, creándose nuevamente un círculo vicioso de miseria. Tal vez el régimen está apostando en la generosidad del exilio que aumente las remesas.

¿Qué impacto tiene la unificación en la oposición interna? Uno de los motivos del cambio de moneda anterior fue eliminar el poder adquisitivo de la oposición interna.  La oposición interna en el día de hoy cada vez toma más fuerza debido a las pequeñas aberturas económicas y visitas al exterior, demandando que se respete sus derechos a elegir el gobierno por  el que quiere ser gobernado, respeto a los derechos humanos y a tener sus propios medios de vida.  La unificación de la moneda es una medida que apacigua las inquietudes y da falsas esperanzas al pueblo.

¿Cómo puede controlar el régimen una posible rebelión interna? Manteniendo a los militares contentos y por eso serán los primeros y posiblemente únicos, que se beneficien de la unificación de la moneda.Si los militares  apoyan a la oposición, será el fin del castrismo. Hay que mantener a los miembros de la seguridad del estado contentos y repartirles prebenda y riquezas a través de un cambio que los beneficie y son los “elegidos” para la primera etapa.

Cuan mejor sería  si estos reconocieran que se beneficiarían mucho más en un sistema de mercado libre sin tener que vivir como esclavos esperando la migaja del amo y  formaran parte de una nación democrática bajo la ley, donde el militar está  para  para defender la sociedad y no al régimen; respetar al ciudadano blanco y negro,  y no para avasallar a sus propios hermanos a las órdenes de un gobierno maniático y diabólico.

Mientras tanto, la economía cubana sigue su curso hacia el desplome total económico ya que si no se aumenta la producción, la moneda sea la que sea, es tan solo papel y papeles, papeles son.  Al final todo se limita a aquel dicho: Sin azúcar, no hay país.