09/24/2020

SOBREPROTECCION A MENORES

Anuncios

Por Lic. Dora Mesa Crespo* y Lic. Odalina Guerrero Lara**

*Coordinadora de  la Asociación Cubana para el Desarrollo de la Educación Infantil

**Abogada de la Asociación Jurídica Cubana

En el ámbito de la Sistemática Jurídica, clasificadora del Derecho en grandes divisiones pretendemos referirnos a dos de ellas para  hacer comprender  más fácilmente a nuestros lectores  el porqué de algunas de nuestras recomendaciones en el Anteproyecto.

Derecho Adjetivo y Derecho Sustantivo

Para hacer más comprensible el concepto de Derecho Adjetivo y Derecho Sustantivo  es necesario tener en consideración los significados de norma y derecho.

Concepto de Norma:

En su sentido más general la palabra NORMA significa: REGLA DE CONDUCTA.

Hay varios tipos de norma, aquí nos referiremos a la norma jurídica. Puede ser una ley, decreto, reglamento, etc.

Concepto de Derecho:

Es el conjunto de normas jurídicas que regulan la conducta externa del individuo en sociedad.

Derecho Sustantivo o Normas  sustantivas establecen directamente derechos y obligaciones para las personas. Son estáticas.

Derecho Adjetivo o normas de procedimiento, regula el ejercicio de esos derechos y obligaciones, castiga la infracción a los mismos o determina la efectividad de esos derechos y obligaciones.

El Derecho Sustantivo es el que trata sobre el fondo de la cuestión, reconociendo derechos, obligaciones, etc. El Derecho Adjetivo o normas de procedimiento es complementario del anterior y se ocupa de regular las relaciones jurídicas «poniendo en ejercicio la actividad judicial», es decir, el conjunto de normas que rigen la actividad de los tribunales, las reclamaciones planteadas ante ellos, sus requisitos, etc.

 

Derecho Sustantivo en el ARTÍCULO 56

El Capitulo V del Anteproyecto de Ley Código de Trabajo, está dedicado a la protección especial de los adolescentes de 15 a 18 años. Con anterioridad hemos analizado el ARTÍCULO 56  del Capítulo V sobre la autorización que necesita el adolescente de 15 años  y 16 años para trabajar. Ahora volvemos al ARTÍCULO 56  con la perspectiva   del Derecho Sustantivo.

Protección especial a los trabajadores menores de 18 años

Recordemos lo que el ARTÍCULO 56  dispone:

ARTÍCULO 56  El Estado dicta medidas dirigidas a que los empleadores den atención especial a los jóvenes de quince (15) y dieciséis (16) años de edad, que por razones excepcionales son autorizados por la autoridad facultada a incorporarse al trabajo, a fin de lograr su mejor preparación, adaptación a la vida laboral y el desarrollo de su formación profesional. Dichos jóvenes disfrutan de iguales derechos que los trabajadores.

La autoridad facultada y las circunstancias en las que pueden ser contratados se regulan en el reglamento de este Código.

Al analizar esta norma, desde su inicio plantea la preocupación del Estado sobre los jóvenes de 15 años  y 16 años de edad, al  “dictar medidas dirigidas para  que reciban atención especial”. Si bien  el Anteproyecto tipifica en el ARTÍCULO 23 que la “capacidad para concertar contratos de trabajo se adquiere a los diecisiete años de edad”, el Capitulo V del propio Anteproyecto se dirige a una categoría específica de personas: jóvenes de 15 años a 18 años.

La relevancia jurídica  del  Capítulo V del Anteproyecto comienza por su título preciso, reflejo de la finalidad y el ámbito de aplicación de la  ley. El título de este Capítulo  es autónomo y se entiende por sí mismo, sin necesidad de leer todo el articulado:

“CAPÍTULO V.PROTECCIÓN ESPECIAL EN EL TRABAJO A LOS JÓVENES DE QUINCE A DIECIOCHO AÑOS. Sección Única .Condiciones especiales de trabajo”

Otro argumento para cambiar el rango de edades que regula  el ARTÍCULO 56  (quince (15) y dieciséis (16) años de edad)  son las disposiciones de la Convención sobre los Derechos del Niño referidas a la DEFINICIÓN DE NIÑA Y NIÑO, (ART. 1), LA LEY MÁS ADECUADA (ART. 41) junto a los preceptos del Código Civil Ley № 59/1987 donde se establece el Ejercicio de la plena capacidad jurídica, artículos  29.1 y 29.2.

ARTÍCULO 29.1. La plena capacidad para ejercer los derechos y realizar actos jurídicos se adquiere:

a) Por arribar a la mayoría de edad, que comienza a los 18 años cumplidos; y

b) por matrimonio del menor.

  1. La ley, no obstante, puede establecer otras edades para realizar determinados actos.

Trabajador adolescente con derechos y obligaciones

Tenemos algunas objeciones después de examinar  el  primer párrafo del  ARTÍCULO 56,  pues al  final se expresa:

…”Dichos jóvenes disfrutan de iguales derechos que los trabajadores”

Es cierto que las legislaciones laborales adoptan el principio penal de «in dubio pro reo», en favor del trabajador, sobre todo si es un niño. No obstante, pensamos que el principio de aplicación de la norma más favorable al trabajador, no está relacionado con el ARTÍCULO 56. Dentro del Derecho sustantivo rige que  al realizarse un contrato, el adolescente adquiere derechos y también obligaciones que deben ser plasmadas en el propio artículo 56, pues unos generan los otros.

Resulta  imperativo aclarar, después de una breve mirada a la Teoría del Derecho, que las opiniones que exponemos sobre el Anteproyecto no desdicen del respeto a sus autores. Nuestros  criterios  y objeciones sobre el  ARTÍCULO  56 prestan especial atención a una prioridad necesaria: la protección especial de los adolescentes trabajadores.

[1]  http://www.trabajadores.cu/wp-content/uploads/2013/07/Anteproyecto-Ley-Codigo-TRabajo-Cuba-2013.pdf

[2 ]  http://www2.ohchr.org/english/bodies/crc/docs/co/CRC.C.CUB.CO.2_sp.doc

[3]  http://www.ilo.org/ilolex/spanish/

[4]  http://www.ilo.org/public/spanish/support/lib/resource/subject/yestandards.pdf

[5]  http://www.ilo.org/global/lang–es/index.htm