09/25/2020

LA HUELLA QUE DEJES EN LA VIDA…

Anuncios

Gentileza del hermano ROBERTO GOMEZ ANZA

De la vida tan solo queda la pureza del sentimiento humano.  Es como el perfume de la flor que besa con su aroma, los propios dedos que la deshojan.  Lo que dignifica, ennoblece e ilumina nuestra existencia es, más que nuestros pensamientos, los sentimientos que en nosotros despiertan.  Del pensamiento quizás lleguemos a dudar; del amor, de la piedad, de la bondad jamás, nunca. ¿Acaso alimenta nuestro ideal, el conjunto de las razones que le envuelven o la terneza, cariño y fervor con que la preparamos?  El matemático, dice Goethe, no es perfecto, sino cuando siente la belleza de la verdad.  Un matemático que no tenga algo de poeta, no será nunca un matemático completo.  El que ocupa la cumbre del pensar y del sentir verá más lejos Y amará siempre con más intensidad.  Para el que obre y actúe, en el valle de la vida, sin haber intentado jamás levantar el vuelo del espíritu, su persona quedará reducida a un  tubo digestivo con las reacciones propias del instinto animal.

Vivir sin amar a la Humanidad es mirar si ver y oír sin entender.  Es necesario que vivais para otros, aconsejaba Séneca, si quieres vivir para vosotros mismos.  Y es que el sentimiento del amor, según el cantar de los trovadores, es un himno universal que en la flor se revela con el aroma, en el pájaro con el trino, en el hombre con la poesía.  Un ser se engrandece a medida que engrandece su conciencia.

NO  TENGO  MIEDO  AL  MAÑANA,

PORQUE  HE  VISTO  EL  AYER  Y  EL  HOY  ME  ENCANTA.

SALUDOS  AFECTUOSOS.

R. G. A.

«LA  PROSPERIDAD  HACE  AMISTADES,

LA  ADVERSIDAD  LAS  PRUEBA»

Anónimo.