09/22/2020

EVIDENTE DESAMPARO.

Anuncios

Aimée Cabrera.

El Segundo Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular recién finalizado, ofreció resúmenes de las diferentes Comisiones Permanentes, las cuales contrastan  de forma contradictoria con los comentarios de las personas en la calle, o a nivel de grupos afines.

Es penoso que la mayoría de los ciudadanos, que  no pertenecen a grupos ilegales que critican de manera abierta la política nacional,  se expresen con tanto pesimismo y desesperanza  en cuanto a reafirmar que  el poder es del pueblo o que  verán solucionados los principales problemas que los afectan a diario.

Las informaciones que al respecto fueron divulgadas son, junto a las palabras de resumen de este Período pronunciadas por el Presidente de la nación, verdaderas burlas que afianzan la corrupción a ciertos niveles y agudizan la indolencia en otros, se repiten con más fuerza las indisciplinas y el mal trato, ese  que nunca llega a parlamentarios, funcionarios y altos dirigentes del Estado y Gobierno.

Por eso es utópico pensar en logros en la Educación cuando las garantías de los ministerios que atienden esta esfera no son suficientes para  concretizar   “el correcto vínculo que debe existir entre la escuela y la familia”, si los padres son quienes tienen que correr con todo lo que hace falta en el aula o parte de la escuela sin obtener condiciones óptimas que ayuden  a educadores y educandos.

Los maestros y profesores no tienen a veces la profesionalidad que requiere el grado que imparten, o no tienen los materiales indispensables para enseñar, o tienen que asumir planes de clases muy difíciles de cumplir tanto para ellos como para los estudiantes. No se puede aspirar a estar a la altura de las naciones desarrolladas si se  ponen obstáculos como es tener acceso a las comunicaciones y a servicios como el de  Internet.

Dónde buscar información novedosa para brindarla al estudiantado. No se puede siempre esperar a que un  “escogido-a” los adquiera  a través de viajes al exterior, no son necesarios,  cuando la era virtual da tantas posibilidades de adquirir conocimientos e interactuar y contactar a colegas e instituciones. O es que esos viajes, cuando no hay algún cónclave afín, son la posibilidad de fomentar las diferencias de clases y privilegiar a los “incondicionales”.

Puro cuento que la economía crezca en el 2014 cuando el  año anterior dio que comentar a la población, hastiada  de tantas carencias y de no poder estabilizar su vida familiar. Ni los que reciben ayudas de familiares residentes en el exterior han podido sentir cierto alivio, la frase “todo se va en la comida” o “todo está muy caro y no se come bien” son variantes de otras frases más coloquiales.

“La alimentación es una necesidad del  ser humano, no es como vestirse  a la moda o remodelar tu casa a tu gusto, comprarte un auto, lo que desees…”, piensa en alta voz una pedagoga retirada. Esta cubana con experiencia de décadas en su profesión, sufre la inseguridad de una jubilación precaria con la que tiene que comprar medicamentos, pagar servicios, alimentarse y vestirse. “No da ni para la mitad de lo que necesito”, reafirma.

Temas como el de la salud están en la misma escala de la mala calidad. Miles de médicos cumplirán contratos laborales en países como Brasil y Ecuador. La variante es codiciada por quienes ven en estas misiones la solución a muchos de sus problemas económicos pero la población sufre por la falta de galenos y otros trabajadores del sector de la salud  en consultorios,  policlínicos y hospitales.

De nada valen  costosos tratamientos e intervenciones quirúrgicas gratuitas si no hay un médico que atienda a quien lo necesita, en el momento preciso; o falta el medicamento en la farmacia. No es culpa del Bloqueo que desanden las calles vendedores ilegales  de medicinas o que el médico  apenas quiera atender al paciente porque quiere terminar rápido y no toma la presión,  ni ausculta, ni hace preguntas que puedan servirle para su diagnóstico.

Enfermedades contagiosas como el dengue, y el cólera entre otras nuevas o ya conocidas no pueden ser erradicadas, por qué, si muchas dejaron de existir por décadas, ¿culpa del Bloqueo? , quizás en parte, aunque siempre hay que recordar el status de vida de quienes dirigen estas esferas y como desvían la atención de quienes exigen mejoras con la frase “no hay financiamiento”.

Qué sucederá con quienes esperan reintegrarse por estos días  a las interminables filas de las entidades  que brindan servicios como los bufetes, oficinas del Registro Civil,  notarías, o las de la vivienda. Habrá caído en saco roto todo lo que se ha dicho del burocratismo y la corrupción inherentes a las mismas.

El Presidente cubano  exhortó a la población con tres vocablos  insertados en una frase  que dice: “El éxito dependerá de la inteligencia, paciencia y sobre todo la firmeza con que actuemos”. No se especifica la inteligencia, la paciencia y la firmeza ante qué.

Mientras tanto, prosiguen las quejas en los periódicos nacionales sobre tantos sucesos más que absurdos e insólitos, irrespetuosos y humillantes, muchos de los cuales da pena sean publicados porque demuestran ineficiencia, pillería y confabulación solapadas en frases manidas y sanciones irrisorias.  De que vale  pues, que la población reciba tantas  felicitaciones.