09/26/2020

OTRA FALACIA DE LA DECLARACION DE PRINCIPIOS DE LA CELAC; EL MEDIO AMBIENTE

Anuncios

Gustavo Pardo

Obviamente, en la Declaración emitida por de la CELAC[i] en La Habana, no podía faltar la alusión a un tema tan sensible como es el “desarrollo sostenible”; pero, ¿alguien puede afirmar que los Castros han cuidado del medio ambiente durante las más de cinco décadas en que han ejercido el poder absoluto en la Isla? Para no variar, la Ley cubana declara que protege el Medio Ambiente; ¿alguien lo duda? Vea el texto de la Ley No. 81[ii] (del Medio Ambiente). En este sentido, resulta de interés lo planteado en su segundo Por Cuanto: “Cuba presta especial atención a la protección del medio ambiente en el contexto de una política de desarrollo consagrada en la obra revolucionaria iniciada en 1959, como expresión de lo cual, el Artículo 27 de la Constitución de la República postula que:

«El Estado protege el medio ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenible para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política” (…)

Nunca ha resultado más valido el refrán “el papel aguanta todo cuanto le pongan”. En efecto, una vez más se puede constatar que en Cuba abundan las leyes, decretos y disposiciones emitidas por el gobierno castrista; pero cuando se trata de favorecer el interés “político-económico de la Revolución”[iii] su efectividad es nula.

A continuación vamos a exponer algunos del sinnúmero de aspectos en los cuales se puede evidenciar el desastre ecológico producido desde que los Castros asaltaron el poder en la Isla en 1959.

La “»La tierra más hermosa que ojos humanos han visto»[iv], se caracterizaba por su exuberancia y la fertilidad de su suelo; tanto era así, que en la Isla se podían recoger hasta tres cosechas al año; hecho ratificado por el aserto del refranero popular “donde caía una semilla, nacía una mata”. A partir de 1959, esta situación ha visto revertida por obra y gracia de la irresponsable política agrícola seguida por los Castros.

Ejemplo de ello queda evidenciado en los «paisajes lunares» existentes en Moa. Respecto a las labores de extracción minera en dicha región; el Periódico de “Trabajadores”[v], Órgano oficial de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC)” expresa, (…)”Cuando los mineros concluyen su trabajo dejan el lugar convertido en un verdadero paisaje lunar, donde la roca viva aflora a la superficie y no se aprecian vestigios de vida animal o vegetal, como venía sucediendo en el nordeste de la provincia de Holguín” (…).

Otro aspecto a señalar, lo es la alteración de la vida marina ocurrida debido a la construcción de terraplenes sobre el mar para enlazar a los cayos del norte de la provincia Ciego de Ávila con la ciudad de Morón. Al respecto, el 7 de junio de 2008, la publicación digital “Misceláneas de Cuba”[vi]; publicó un artículo titulado “El Impacto Ecológico del Pedraplén a Cayo Coco. La Neocolonización Turística”. En la publicación se expone  (…) “La Bahía de Los Perros, dividida por un inmenso viaducto”, (…) “han trastocado el sistema de corrientes marinas, variaron la salinidad, densidad, temperatura y el oxígeno disuelto en el agua, desapareciendo -según los propios pescadores- más del 80 por ciento de las especies marinas comerciales”. Más adelante, sigue afirmando (…) “Esta afectación colapsó a la Cooperativa pesquera de Turiguanó, fuente de ingresos y alimentos de muchas familias aledañas al lugar”.

El desastre ecológico es igualmente evidente en los embalses de agua dulce (Presas) de todo el país, sirvan de ejemplo lo que se relaciona a las Presas “Ejército Rebelde” y “Paso Sequito”[vii]; ambas ubicadas en el municipio Arroyo Naranjo, a unos 35 Km de la capital cubana. Según Ecu Red[viii] (…_) “La contaminación de las aguas de nuestros ríos y arroyos por la industria cervecera donde comienza el río Almendares Cotorro[ix], los mataderos, las destilerías y otros más, exterminaron especies abundantes como la guabina, el dajao, el camarón y la anguila” (…). Más abajo continua expresando “El desarrollo industrial en la segunda mitad del siglo XX, incrementó la contaminación de las aguas”.

Estudios realizados en el embalse (o Presa) “Ejército Rebelde”, publicados en Ocena Docs (2009)[x]; sustentan que (…) “Además de las contaminaciones por patógenos y aguas albañales, la contaminación por materia orgánica, puede llegar a ser tan severa como para provocar la muerte de estos cuerpos de agua, dejándolos sin oxígeno” (…) “Para la evaluación de la contaminación en la presa “Ejército Rebelde”, realizada entre los meses de octubre de 2005 y enero de 2006, (…) indica una elevada contaminación” (…).,Algo similar sucede con la presa “Paso Sequito” del Parque Lenin, en la fluye al río Las Cañas, interconectado al Rio Cristal[xi].

La publicación CUBANET, publicó un artículo del periodista independiente Miguel Iturria Savón titulado “Contaminación Ambiental”; en el cual el articulista afirma que “Antillana es un cáncer espacial” (…). Más adelante sigue diciendo “que esto se agrava por la ausencia de una empresa ecológica que controle las muestras y multe a las compañías que contaminan la tierra o la atmósfera” (..); para continuar señalando  “Hay que recuperar los aceites y evitar que por roturas tecnológicas caigan al subsuelo” (…).

El 8 de febrero de 2014, la emisora “Radio Martí[xii], afirma que se ha detectado la contaminación de más de “doscientos cincuenta ríos y afluentes de Cuba”; alegando que “cuarenta y dos personas fallecieron en Cuba en 2012 por esta realidad que afecta a millones de ciudadanos” (…). Más adelante, el autor afirma “la presidenta del Instituto de Recursos Hidráulicos, Inés Champan, alertó de la presencia, en casi la totalidad de las muestras analizadas en sus laboratorios, de coniformes fecales termotolerantes (escherichia coli y de enterococcus), por encima de los niveles permisibles; (…). Así mismo, Chapman “alertó de la presencia de bacterias que constituyen un riesgo potencial para la ocurrencia de enfermedades como la amebiosis, la hepatitis A y la disentería”.

La publicación pro-oficialista cubana EcuRed[xiii], describe a la bahía de La Habana como “una de las bahías más grandes y seguras de América y del Mundo; tiene forma de bolsa lo que le confiere seguridad a los barcos que acoge” (…). Al referirse a la ccontaminación de la Bahía, Ecu Red[xiv] expresa “Es un fenómeno que ha dado lugar a un gran número de conflictos ambientales y sociales para los científicos cubanos” (…) indicando que “Durante mucho tiempo este sitio fue el refugio de diversas especies de peces y un considerable ecosistema marino” (…). A continuación manifiesta “La actividad portuaria de esta Bahía en las importaciones de petróleo durante todo el siglo XX fue excesivamente intensa y el combustible que fuese derramado se fue acumulando allí”.

Por su parte, la publicación Vitral de Cuba[xv] publicó un análisis de Ariel Sangalo, fechado el 3 de junio 2013,  titulado “Bahía de La Habana, contaminación sin solución”; en el cual expresaba, “La Bahía es una de las más contaminadas a nivel mundial” (…)

El trabajo investigativo “Evaluación Ambiental del Municipio Habana Vieja”[xvi], publicado en la Revista Ciencias de la Tierra y el Espacio[xvii]; expresa, “A continuación se relacionan los principales problemas ambientales que inciden en la calidad del medio ambiente en general, provocando afectaciones en mayor o menor grado y de forma directa o indirecta a la población [Habana Vieja]: (…) “Problemas relacionados con las aguas del mar: Considerable nivel de contaminación de la Bahía de la Habana y el sector de costa asociado, producto del vertimiento de residuales industriales y domésticos sin un tratamiento previo adecuado”.

La situación antes descrita, no es más que una leve referencia al profundo y persistente daño causado al eco-sistema cubano por el Castrismo; no obstante, aunque dicho deterioro se puede apreciar en todas y cada una de las provincias cubanas; resulta sorprendente el reconocimiento en diversas oportunidades altos funcionarios de la ONU han manifestado al castrismo “por un enfoque de adaptación basado en ecosistemas, para hacer frente a los riesgos climáticos y disminuir las vulnerabilidades costeras”[xviii] (…). ¿Ignorancia o Complicidad?

Pero esto no es exclusivo del caso cubano, lo mismo ocurrirá en todo país en el cual el “Socialismo del Siglo XXI”  hunda sus garras. ¿Cuántas de estas violaciones cometidas en contra del Medio Ambiente podrán denunciar nuestros hermanos venezolanos, nicaragüenses, bolivianos y ecuatorianos?

La preocupación por la sustentabilidad del Medio Ambiente; ¡otra falacia de la Declaración de la CELAC en la Habana!


[iii] Léase “de los Castros”.

[iv] Bariay se encuentra ubicada en la actual provincia cubana “Holguín”. Por este sitio desembarcó Cristóbal Colón. en Cuba durante su primer viaje a las Américas (28 de octubre de 1492).

[vi] La Bahía de Los Perros, dividida por un inmenso viaducto, con puentes que no logran el intercambio de aguas necesario y han trastocado el sistema de corrientes marinas, variaron la salinidad, densidad, temperatura y el oxígeno disuelto en el agua, desapareciendo -según los propios pescadores- más del 80 por ciento de las especies marinas comerciales.

Esta afectación colapsó a la Cooperativa pesquera de Turiguanó, fuente de ingresos y alimentos de muchas familias aledañas al lugar. Mientras la actividad pesquera en el tradicional puerto de Punta Alegre registró en 1990 uno de los más bajos niveles de captura de la historia, con 854,8 toneladas. En 1976, con menos barcos, la producción de toneladas métricas (datos oficiales) fue de 1 224,3.

[vii] También conocida como presa “del Parque Lenin”.

[ix] Cervecería «Hatuey

[xi] afluente del Almendares

[xvi] Autores: MSc.Bárbara Liz Miravet (1), Dr. Alberto E García (1), MSc. Fausto Acosta (1), Lic. Yainel Suarez (4), Lic. Efrén Jaimez (1), Ing. Mario Campos (1), MSc. Ernesto Rocamora (1), Tec. Mario Guerra (1), Dr. Bertha Elena González (2), MSc. Pedro Sánchez (3), Tec. Luis David Pérez (2), MSc. Lina Rey (1), Ing. Ismael González (1), Ing. José Gandarrilla, Ing. Jorge de Huelbes, Ing. Yolanda Zains MSc. Pilar Pacheco (1), MSc. Jorge Olivera (1), Dr. José Alcaide (1) e Ing. Yesenia Ibáñez (5)

[xviii] “Juventud Rebelde; 22 de Septiembre del 2013 13:45:13 CDT. digital@juventudrebelde.cu

Imagenes tomadas https://www.google.com/search?q=FOTOS+DE+CONTAMINACION+