09/26/2020

DESIGUALDAD DE GÉNERO.

Anuncios

Aimée Cabrera.

Las dependientas que laboran en las tiendas que venden sus ofertas en pesos CUP se encuentran en desventaja con respecto a sus colegas de los establecimientos recaudadores de divisas CUC.

Ellas trabajan en tiendas que no reciben el debido mantenimiento. Las mercancías son de baja calidad y los departamentos no tienen buena iluminación ni cuentan con aire acondicionado, a pesar de que fueron hechos para recibir este servicio.

También reciben bajos salarios y no tienen garantizado almuerzo ni otros derechos. Por eso se puede afirmar que no trabajan con un mínimo de condiciones. Ahora, un grupo de ellas ha empeorado en ese sentido.

Cinco tiendas que pertenecen a los Mercados de Artículos Industriales (MAI) han sido seleccionadas para un “Plan de Experimentación” el cual incluye además de laborar en esas condiciones, que la jornada laboral sea de doce horas diarias, violándose lo establecido por la legislación nacional que establece la jornada de trabajo de ocho horas diarias.

Entre ese grupo de tiendas están Flogar y el Bazar Inglés, ambas en la Calle Galeano en el municipio Centro Habana. La nueva medida experimental no es más que una forma de aumentar la desigualdad de género en la esfera laboral cubana.