09/19/2020

¡COPIA FIEL DEL ORIGINAL!

Anuncios

MASONES CUBANOS DENUNCIAN IMPEDIMENTOS AL DERECHO DE INFOMACION

Gustavo Pardo

Informes recientemente circulados por la publicación digitan especializadas en temas masónicos, tubalkainpres@newspres.fr; denuncian que los Grandes Funcionarios de la Gran Logia de Cuba imponen numerosas limitaciones y frecuentes obstáculos al derecho a la información que las leyes masónicas garantizan a los miembros de dicha Fraternidad.

Al respecto, la antes referida publicación cita: la no circulación de informes tan importantes para el desenvolvimiento del organismo masónico cubano, como son: los informes administrativos de los fondos económicos del Asilo Llansó; número de los asilados; cantidad y estado de cada pabellón; informes redactado por los delegados de la Gran Logia al Asilo Llansó.

La publicación también se refiere a la ausencia en la obligatoria circulación a las logias de los Balances trimestrales del Gran Tesorero, el Proyecto de Presupuesto y los Balances anuales; ni las Actas de la sesión anual del 2013, ni de la semestral 2013 de la Gran Logia (Parlamento). Dichas restricciones colocan a las logias cubanas ante la disyuntiva de enviar a sus Representantes ante el órgano legislativo masónico, con absoluto desconocimiento de causa; resultándoles imposible expresar verazmente el criterio de sus respectivos Talleres. Esta situación hace imposible que los masones cubanos puedan conocer la actividad económica que realizan los Grandes Funcionarios, y mucho menos el manejo de los fondos (en moneda nacional y en divisas) de la Gran Logia.

“Tubalkainpres” también se refiere al manejo de las computadoras tipo laptop “que habían donado hermanos del extranjeros”, añadiendo que ciertos Grandes Funcionarios se han “adueñado” (…) “de muchas de ellas”, así como “de los trajes negros y de los guantes blancos”.

La donación de las antes referidas computadoras, tenía como objetivo el proporcionar el acceso al Internet a los masones cubanos; y de facilitar las comunicaciones de las logias con la Gran Logia. Al respecto, la publicación “Tubalkain” informa que al ser inaugurada la “sala virtual”, el Gran Maestro se había comprometido que a los masones que llevaran memoria Flash, les “entregarían las documentaciones a fin de que las hicieran llegar a sus Logias”. Nada de esto ha ocurrido. Es conveniente aclarar que en dicha “sala virtual” lo que realmente se ofrece es acceso al Intranet; es decir, al engendro de Internet filtrado, censurado  y depurado por las “Brigadas de Enfrentamiento Cibernético”, creadas por la tiranía castrista para restringir al pueblo cubano se derecho a la libertad de información. Al igual que ocurre en la Cuba Castrista, la Masonería de Cuba vive una en constante desinformación que transgrede el derecho a la información que las Leyes masónicas garantizan a los miembros de la Fraternidad.

Hoy, los masones cubanos desconocen hasta la más mínima actividad del Gran Maestro y de sus Grandes Funcionarios; y mucho menos pueden verificar la transparencia de los manejos económicos que los mismos realizan. Si bien es cierto que el poder corrompe; el poder absoluto corrompe absolutamente. ¡Copia fiel del original!