09/19/2020

EL RASTRO DE LA TRAICION

Anuncios

Gustavo Pardo

Por las Redes Sociales se encuentra circulando copia del documento masónico emitido por Sr. Richard E. Lynn, Gran Secretario de la Gran Logia de la Florida (G.L.F.); en la cual anuncia y explica las causas que motivaron a dicha entidad masónica a romper sus lazos fraternales con la Gran Logia de Cuba.

Al respecto, Lynn explica que dicha decisión se encuentra sustentada en:

  1. Que el Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba se ha dirigido a las Grandes Logias de todo el mundo, buscando apoyo para forzar a la G. L. F.; para negociar el reconocimiento “de una logia clandestina de exiliados cubanos en Florida bajo los auspicios de la Gran Logia de Cuba[i]”.
  2. Porque el Gran Maestro cubano ha recibido y se ha reunido con “masones clandestinos” en logias bajo la jurisdicción de la Gran Logia de Cuba[ii].
  3. Porque la Gran Logias de Cuba ha interferido y pretende invadir el territorio de la Gran Logia de la Florida[iii].

No obstante, lo más preocupante de este suceso, es que el comunicado ha sido circulado a todas las Grandes Logias Norteamericanas; lo cual puede desencadenar el rompimiento de relaciones con la Gran Logia de Cuba, de todas o al menos, de una gran parte de las Grandes Logias norteamericanas[iv]. Lamentablemente, la gravedad de este incidente, habrá de incidir gravemente en el desenvolvimiento de la masonería cubana; entidad que quedará a merced de la Oficina de Asuntos Religiosos de Cuba, lo cual hace evidente que este desenlace no es precisamente producto del desconocimiento de las leyes inter-potenciales masónica; por el contrario, es un hecho cuidadosamente planificado. Recordemos la secuencia de los acontecimientos.

El régimen castrista ha generado un sistema socio-político caracterizado por el ejercicio de la hermeticidad más absoluta; máxime si trata del aspecto relacionado con la seguridad del estado; o sea, todo lo que implique el trabajo de los agentes y delatores de los órganos de la Inteligencia y la contrainteligencia castrista. Por esta razón; para acusar a alguien de agente o colaborador de los órganos represivos castristas, resulta extraordinariamente difícil el obtener y mostrar pruebas objetivas y creíbles: este es el caso que nos ocupa.

A causa de las más de cinco décadas del gobierno represivo-totalitario que hemos padecido en Cuba; los cubanos hemos aprendido a desarrollar y manejar el arte de la intuición, sustentada ésta en los indicios que estos despreciables elementos van dejando durante la trayectoria que siguen durante la ejecutoria de su traición. Estos indicios ejecutan la misma función que las piezas de un rompecabezas; aislados no significan nada; reunidos conforman y definen la imagen de los traidores.

El Agente Gerardo.

El domingo 26 de marzo del año 2000, se efectuaron las elecciones generales para elegir al Gran Maestro y cubrir los restantes cargos de los Grandes Funcionarios que regiría los destinos la Gran Logia de Cuba durante el periodo 2000-2003. En este proceso participaron dos candidatos: Ernesto Tomas Pina Alonso y José Manuel Collera Vento. Es curioso señalar que desde dicha fecha, ya la periodista independiente de la Agencia “Cuba Verdad”, María Elena Rodríguez, había denunciado a Collera Vento como un delator de la Contrainteligencia cubana; no obstante, muy pocos masones le creyeron; y este tenebroso personaje resultó elegido Gran Maestro.

En este artículo no vamos a referirnos a todas las letales actividades realizadas por Collera Vento en contra de la Institución Masónica Cubana, únicamente nos centraremos en las que se encuentran relacionadas con el caso que nos ocupa: la ruptura de las relaciones fraternales entre la Gran Logia de la Florida y la Gran Logia de Cuba.

Generalmente, para efectuar su mezquino trabajo, estos despreciables personajes eligen cuidadosamente a personas que gozan de prestigio y reconocimiento dentro del ámbito en el cual ellos se proponen actuar; en el caso de Collera, éste se basó en el Venerable Maestro de una reconocida y combativa logia anti castrista de New Jersey: Orlando Rodríguez Betancourt. Para ganar la claridad en este aspecto, vamos a citar algunos párrafos de una carta que este masón dirigió a Collera Vento, a raíz de una visita efectuada por éste a la logia Teurbe Tolón.

En la antes referida misiva, Rodríguez alude a Collera Vento de “Manolito, pues desde los 16 años nos conocimos en la Cámara Nacional Ajefista”; en el mismo párrafo añade (…) “Recibí tu contesta a mi Carta que me llenó de mucha alegría una vez más se pone al descubierto tu grandeza a favor de nuestra Masonería dentro y fuera de la Patria”. No vean esta afirmación de Rodríguez como una exageración; el “agente Gerardo” estaba entrenado para vender esta imagen.

En el siguiente párrafo, Rodríguez se refiere a un punto de alta sensibilidad para los masones cubanos exiliados: el reconocimiento por parte de la Gran Logia de Cuba. Al respecto señala “Muchos años de Exilio y muchos Grandes Maestros han pasado por estas tierras y nunca ningún Gran Maestro tuvo la Valentía de visitar a sus Hnos. Masones que militamos en las Logias de Masones Cubanos Exilados en los Estados Unidos.

Por otra parte, veamos que dice Julio F. Tandrón, un reconocido Maestro Mason de más de 35 años de militancia en la Fraternidad. Tandrón presidio la logia “Hijos de Colombo” aun activa en La Habana; y fue Venerable Maestro de la extinta logia “Mario Oliva Rubio Inc.”, a la sazón radicada en 8927 NW 176 Ln Hialeah, FL 33018.

En carta dirigida al entonces Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba, Osmundo Cabrera Pérez, Tandrón expresa “Yo personalmente en una oportunidad que me encontré con el I.H. Collera,  le solicité una opinión con respecto a la posición incómoda de algunos masones y logias de aquí” (…); más adelante sigue diciendo “nuestra Logia que prestigiosamente lleva el nombre del Ex-Gran Maestro Mario Oliva Rubio, tuvo el unánime acuerdo de laborar sin el amparo de ninguna de las jurisdicciones masónicas radicadas en esta ciudad de Miami”. Tandrón concluye el antes referido párrafo señalando “solicitábamos (…) fuera del conocimiento de la Serenísima Alta Cámara Masónica,  y se escuchara nuestra súplica de tener un auspicio, un amparo (…)”.

Continuando con su misiva, en los instantes en que se efectuaba el extraño enjuiciamiento masónico de Collera Vento, Tandrón manifiesta un aspecto extremadamente clarificador de los propósitos de los agentes castristas con respecto a los destinos de la Masonería cubana; leamos con cuidado “el mayor delito del I.H. Collera Vento si se considera así, ha sido la de unir a todos los masones cubanos en todos los valles donde los ha encontrado, llamando a la unión y a la concordia, aunando diferentes criterios para lograr resultados felices que conlleven al entendimiento masónico de todos los masones cubanos”. ¡Sorprendente! ¡El mismo discurso que actualmente se ha empleado para lograr la ruptura de relaciones de la Gran Logia de la Florida con la de Cuba!

Como es conocido, en marzo de 2011, el gobierno de Cuba y, en particular, la Zarina de las instituciones religiosas y fraternales de Cuba, Sra. Caridad Diego Bello; se vieron en la necesidad de descubrir la verdadera identidad del despreciable traídos José Manuel Collera Vento, con la cual esta actividad de socavación quedo provisionalmente postergada.

En el próximo análisis, analizaremos la situación actual.


[i] Whereas The Grand Lodge of Cuba is actively seeking favorable opinion from the Grand Jurisdictions around the world by forwarding untruths as to the Grand Lodge of Florida entering into discussions of recognizing a clandestine lodge of exile cubans in florida under the auspices of the Grand Lodge of Cuba

[ii] Whereas, the Grand Master of the Grand Lodge of Cuba has visited clandestine lodges and sat in said Lodges as well as allowed clandestine masons to sit in the Grand Lodge of Cuba

[iii] The Grand Lodge of Cuba is interfering and attempting invade the sovereignty of the territory of the Grand Lodge of Florida

[iv]

CC: Elected Grand Lodge Officers. Florida Directory Member Grand Lodge of the Conference of Grand Masters of NA