09/22/2020

LOS MASONES, LUISIANA RÍOS Y LA MESA REDONDA CASTRISTA

Anuncios

Gustavo Pardo

En la noche del 25 de abril, Luisiana Ríos entrevistaba a varios masones exiliados en el programa «A Mano Limpia» de América Teveo. El tema elegido fue la infiltración de la contrainteligencia castrista en la Masonería cubana; tanto la de la Isla como en la exiliada. El tema elegido por la excelente conductora de origen venezolano, tiene sus raíces en la propia esencia de la ideología castro-stalinista: el control absoluto de todo y de todos.

Al programa acudieron tres excelentes masones en representación de una de las instituciones masónicas existentes en Miami. Lamentablemente, ellos apenas ofrecieron una visión muy vaga de un asunto que trascendió el espacio masónico cubano; llegando a tocar a la cúspide de la directiva de la Gran Logia de Washington DC, y a altas esferas del gobierno norteamericano. Coincidentemente, con el programa que ofrecía Ríos en “América Teveo”, la televisión cubana presentaba en el programa “Mesa Redonda” a la otra cara del asunto: el agente Gerardo.

En marzo de 2000, el tristemente célebre José M. Collera Vento (agente «Gerardo») fue elegido Gran Maestro de la Gran Logia de Cuba; hecho que ocurre por obra y gracia del apoyo que a la sazon le brindara la Sra. Caridad Diego Bello, Jefa de la Oficina de Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. En su propósito por consolidar el liderazgo de Collera Vento, la poderosa Oficina de Asuntos Religiosos, proporcionó al mismo de muchos recursos materiales; así como de inusitadas facilidades administrativas, todo ello con la finalidad de fabricar al traidor una imagen como «Salvador de la Institución».

Es necesario significar que dicho propósito tuvo un éxito significativo, el cual se manifestó en las profundas divisiones que se produjeron en la Masonería de la Isla y en la radicada en el exterior. Efectivamente, el agente “Gerardo” logró penetrar a la masonería cubana de Miami y New Jersey, quienes lo llegaron a considerar su líder natural. No obstante, también es justo mencionar que no todos los masones de la Isla cayeron en el juego, como tampoco lo hicieron algunos sectores de los masones cubanos exiliados. Entre los primeros, es de destacar la labor efectuada en el Parlamento Masónico por Ernesto Pina Alonso y Rubén Mujica, la separación de cuatro logias de la Gran Logia de Cuba y el retiro de dicha Entidad de más de tres mil masones cubanos.

Por otra parte, entre los masones exiliados se debe mencionar las constantes denuncias respecto al trabajo de zapa efectuado por Collera Vento en las instituciones masónicas de Miami y New Jersey; efectuadas por Héctor Lemagne, director del Grupo de Apoyo a los Masones de Cuba (GAMEC). En igual sentido a través de las ondas radiales de la emisora Radio Mambí, se proyectaron los masones Luis Rodríguez Rodríguez y Ángel Pardo Mazorra de la Federación de Masones Cubanos Exiliados Cuba Primero.

No obstante, resulta significativo, que las primeras denuncias públicas efectuadas respecto a la identidad oculta de Collera Vento; fueron publicadas por la periodista independiente cubana María Elena Rodríguez en el periódico digital CUBANET. Además, es justo reconocer que por medio del programa “La Séptima Provincia”, emitido por la emisora “La Poderosa”; el Sr. Héctor Fabián (quien no pertenece a la masonería), ha sostenido una vigorosa campaña destinadas a desenmascarar a distintos agentes de la inteligencia cubana que han efectuado (y aun efectúan) actividades de espionaje y socavación, dentro de la Institución Masónica cubana.

Pero la acción del agente Gerardo no se detuvo ahí, el propósito fundamental del trabajo que le había encomendado la Sra. Diego, incluía el infiltrar a los más altos niveles de la Masonería norteamericana. Para ello, Collera Vento decidió utilizar a Lourdes Elías[i] (Lou), esposa de Akram Elías; por medio de la cual Collera Vento se ganó la confianza de Elías, de quien llego a ser amigo íntimo[ii]. No resulta aventurado el afirmar que Elias fue un factor determinante que facilito el trabajo del agente Gerardo. Veremos.

La Revista Newsweek en español[iii] publica un artículo del articulista Jeff Stein; en el cual se refiere a Akram Elías como “Un francmasón ligado al Departamento de Estado fue parte de un extraño e inepto plan para derrocar al régimen cubano”[iv]. Según el articulista refiere que Elías había contactado a Alan Gross para instalar en las logias masónicas cubanas un sistema avanzado de comunicaciones e internet. Este proyecto costo a Gross ser condenado a cumplir 15 años de sanción en las cárceles cubanas. José M. Collera Vento, fue el principal testigo de la fiscalía castrista.

Pero, ¿qué confiable es el Sr. Akram Elías? Veamos lo que Newsweek  dice al respecto “A fines de noviembre de 2010, (…) Akram Elías viajó a Damasco con una discreta propuesta para pulir la imagen del régimen sirio en Washington”[v]. La publicación aclara que “Apenas seis meses antes, el gobierno de Obama había castigado a Siria con sanciones por apoyar a grupos terroristas y por tratar de desarrollar armas de destrucción masiva”. Además, el articulista afirma que “Elías entregó a los sirios una “estrategia de comunicaciones” (…) inspirada directamente en el cuaderno de estrategias del cabildero estándar para clientes con graves problemas de imagen en el sector oficial de Washington[vi]”. Es decir, de lo expuesto en el artículo, se puede inferir que a Elías no le interesaba en lo más mínimo los intereses de la nación que lo acogió; únicamente pesaba en ganancias.

Tenemos el caso de dos altos funcionarios de la Masonería, uno cubano y otro norteamericano; ambos unidos por un propósito común: utilizar para a la Institución Masónica para encubrir sus fines personales. Evidentemente, el propósito de Collera Vento fue el de esconder detrás de su investidura masónica una labor de espionaje, manipulación y división; por su parte, Akram Elías se escudó en su alta posición dentro de la Gran Logia de Washington DC, para obtener contratos oficiales muy lucrativos[vii].

Gracias a la nefasta e inescrupulosa combinación de estos masones, Alan Gross fue detenido en La Habana el día 3 de diciembre de 2009, y actualmente cumple una sanción de quince años de privación de libertad en las cárceles cubanas.

 

[i] Pérez de soltera.

[ii] Akram Elías, libanes de origen, en el año 2008 llego a desempeñar el cargo de Gran Maestro de la Gran Logia del Distrito de Columbia.

[iii] http://www.newsweek.mx/index.php/articulo/9043#.U1vUdqjD9fw

[iv] Como veremos más adelante, la amistad de Akram Elías con Collera Vento, propicia a este último conocer el plan de la USAID en que trabajaba judío americano Alan Gross

[v] “Fue grandioso verle a usted esta mañana”, escribió Elías (…) a Bouthaina Shabaan, portavoz (…) del presidente Bashar al-Assad, en un correo electrónico obtenido por WikiLeaks”.

[vi] “La idea era (…) suavizar la imagen del régimen en Washington (…). Precio: US$22 000 al mes más gastos”.

[vii] Akram Elías trabaja todavía con el Departamento de Estado