CRISIS DEL COMERCIO EN LA CAPITAL.

Aimée Cabrera.

CARNICERIA VACIAQué difícil se hace llegar a un centro de servicio estatal como  puede ser un cine, un  teatro, un hospital o una escuela y entrar en un baño que huela a limpio; lo más probable es que no sea necesario preguntar dónde está,  por el inconfundible hedor.

En menor grado sucede en las casas particulares cuyos inquilinos tienen que descargar con cubos de agua por la falta de herrajes y lo caro de su comercialización. Por estos días ha sido noticia que la producción de herrajes y su venta a la población será estable en el segundo semestre del año.

Más de dos millones de piezas utilizadas en plomería serán vendidas “a precios razonables” y se priorizarán en las tiendas  de materiales de la construcción. Estos almacenes conocidos también con el nombre de rastros,  están ubicados en  cada municipio capitalino y, quienes solo pueden pagar los precios de las mercancías que en ellos se expenden,  dudan de que haya estabilidad comercial.

“Es el cuento de nunca acabar. Llevo meses y no termino con la casa. Siempre falta algo. Llega el que tiene dinero y se lleva todo lo que hay (en el rastro) para después revenderlo o hacer más caro el trabajo cuando pagas mano de obra y lo que no tienes. No he podido terminar la plomería”, destaca un residente de Centro Habana.

Por eso hay cierta duda en la población ante lo planteado por la jefa del Grupo de Venta Minorista de Productos no Alimenticios en reciente conferencia de prensa en cuanto a que los herrajes serán vendidos solo en las 328 tiendas especializadas , ya que así la población sabrá donde los podrá adquirir.

Mientras que la viceministra primera del Ministerio de Comercio interior (MINCIN) quien estaba presente en este encuentro con la prensa puntualizó “que cuando en un futuro la producción cubra la demanda, podría extenderse la venta de los útiles de línea económica a las demás redes de comercio”.

La viceministra recalcó además que “se han adoptado medidas y restricciones por parte del Estado y el propio ministerio, el cual debe velar porque en el radio de venta de esos surtidos no se comercialicen ilegalmente”. O sea, que el vendedor y su administrador van a vender los herrajes sin caer en la tentación de aceptar el pago de comisiones  que desembolsillan los revendedores; y dejarlos para la venta de quienes los necesiten en realidad: eso es difícil de creer.

Si  enredados y largos son los cargos de las jefaturas, más enrevesado aún es el proceso de elaboración y entrega de estas mercancías. El Grupo Empresarial de la Industria Sideromecánica (GESIME) explicó a los periodistas que “estos elementos  que serán fabricados por  la empresa Industrial de Herraje (perteneciente al Grupo) se comercializarán por su empresa mayorista, DIVEP, las cual  los ofertará a las Empresas Universales de Comercio Mayorista del MINCIN, las que a su vez los distribuirán a la red minorista de comercio”.

En el caso de las producciones concernientes a grifería y herrajes, se pretende aumentar las mismas para contribuir al programa nacional de “Ahorro de Agua”, debido a los salideros y otras roturas existentes para las cuales no hay soluciones inmediatas por entidades afines a esta problemática.

En la sección “cartas a la redacción” del periódico Granma del viernes 9 de mayo fue publicada la queja de un  vecino del barrio de Buenavista en el municipio Playa quien considera una indolencia el salidero de agua que recorre varias calles de esta localidad desde hace 10 años.

Por otra parte, la vicetitular  del MINCIN admitió que hay otras mercancías en falta como sucede en la actualidad con el papel higiénico debido a incumplimientos en la entrega, por parte de la industria, ya sea por baja producción como por problemas de transportación.

No sucede solo con estos renglones. Otras afectaciones están dadas por la falta de jabón de tocador y de lavar, así como del cepillo y  la pasta dental,  en las tiendas con precios de venta en la moneda nacional, inferiores a los de los mismos productos cuando son vendidos en las tiendas recaudadoras de divisas.

En las primeras se pueden ver los frascos de detergentes líquidos para fregar y los multiusos, a un precio que oscila entre los 20 y los 25 pesos, alto para el ciudadano medio pues no se venden en estas tiendas los paquetes de detergente en polvo, de alta demanda, sobre todo los paquetes con gramajes más económicos que se ofertan entre 0.25 y 0.50 CUC los que son muy difíciles de encontrar en el presente, que pudieran venderse al equivalente en pesos.

Salideros en las casas y en las calles, falta de herrajes y de un sinfín de productos de primera necesidad demuestran la ineficacia del nuevo modelo económico, el cual va contra todo el dinamismo que debe caracterizar  a la esfera comercial, para caer en el  absurdo.

En la misma sección del Granma que se hizo referencia  y, en igual fecha, se ve el resumen de cartas publicadas en el cuatrimestre del 2014, que no han tenido respuestas. Uno de los organismos que no han atendido las quejas de la población ante la ausencia de estos artículos ha sido el MINCIN y su cadena de tiendas.

Fuentes de consultas.

Sección “Cartas a la Redacción”, Granma, 9 de mayo de 2014, Pp. 10 y 11.

Comercio Mayorista en reordenamiento, Martha Ma. Mariño, Granma, 10 de mayo de 2014, P.2.

Reiteran que venta de herrajes debe mejorar en segundo semestre, René Tamayo león, Juventud Rebelde, 10 de mayo de 2014, P.8.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .