09/24/2020

ASPIRACIONES DE DAVID RIVERA; ¿QUE HAY DETRÁS DE LA FACHADA?

Anuncios

Gustavo Pardo

El ex congresista republicano David Rivera nuevamente es noticia. A Rivera se le consideraba un cadáver político tras el escándalo y ulterior enjuiciamiento del candidato fantasma Justin Lamar Sternad. Las cosas se le han complicado aún más a Rivera con la reciente deportación de Nicaragua de la estratega política republicana Ana Alliegro, actualmente detenida sin derecho a fianza en una cárcel del Estado. ¿En las actuales circunstancias, como puede interpretarse las aspiraciones de David Rivera?

Antes de seguir adelante, es conveniente retrotraernos al proceso electoral efectuado en el 2012. En este lamentable proceso, en el cual se vieron involucrados dos políticos federales, un candidato improvisado o “fantasma” y una estratega política, la credibilidad del sistema electivo en el Condado Miami Dade se vio muy comprometida, y quedo en evidencia la imagen pública de Rivera. ¿Qué rol jugaron cada uno de ellos?

La política se puede comparar a una partida de ajedrez, en la cual se distinguen: el tablero, las piezas y los jugadores. En nuestro caso, el Distrito 26, fue tablero; David Rivera y Joe García, los jugadores; en tanto, al candidato “fantasma” y la “estratega”, se les puede identificar como las piezas que los jugadores movieron según sus intereses.

Como hemos visto, si bien es cierto que en la contienda electoral precedente, las piezas empleadas fueron personas de un escaso perfil político, ¿acaso podría presumirse que tendría una mayor relevancia una de las piezas a moverse en esta oportunidad? Veamos.

Al anunciar Rivera su pretensión de aspirar al Congreso Federal por el Distrito 26; ya se hallaban involucrados en dicha contienda cuatro candidatos: un demócrata y tres republicanos. ¿Quién o quieres serían los afectados con el anuncio de Rivera? Es muy poco probable que el perjudicado sea el actual congresista demócrata Joe García.

Entonces es preciso enfocarnos en los candidatos republicanos Carlos Curbelo, actual miembro de la Junta Escolar de Miami-Dade; el derrotado ex aspirante a alcalde del Condado Miami Dade, Joe Martínez; y el abogado Lorenzo Palomares.

Apenas a unos seis meses de las próximas elecciones, ya se puede vislumbrar que Carlos Curbelo es el candidato republicano que cuenta con mayores posibilidades de vencer al único candidato que presentaran el demócrata: Joe García.

Curbelo cuenta con el apoyo del poderoso Comité Nacional Republicano del Congreso (NRCC) y de los principales políticos cubano-americanos de la Florida. Por su parte, entendidos en la materia, descartan conceder a Rivera la menor posibilidad de derrotar a Joe García; al tiempo que consideran quiméricas las aspiraciones en este sentido del abogado Lorenzo Palomares. Entonces, quedaría por analizar las posibilidades de Joe Martínez. Martínez, obtuvo el 31% de los votos en su aspiración para alcalde del condado; y no son pocos los analistas que le conceden posibilidades de vencer a Curbelo en las elecciones primarias se harán en agosto.

No obstante, si algo queda claro de este embrollo, es que Joe Martínez y Carlos Curbelo, serán los contendientes a vencer en las elecciones primarias republicanas por el Distrito 26.

Entonces, ¿Cómo encaja en este proceso las aspiraciones de Rivera? Rivera seria el cuarto de los aspirantes republicanos, y el de menores posibilidades de resultar electo. ¿Asumirá Rivera el simple Rol de pieza y no de protagonista? ¿Por qué? ¿Compromiso? ¿Amistad? ¿Resentimiento?

El hecho es que se puede prever que la aspiración de Rivera, más que para beneficiar de Joe García, parece dirigirse a perjudicar a Carlos Curbelo.

¿Qué se está moviendo detrás de la fachada?