09/19/2020

  ¿PUEDE LA MASONERIA DAR LA ESPALDA A LA REALIDAD SOCIAL?

Anuncios
Gustavo Pardo

Recientemente la Gran Logia Michoacana “Lázaro Cárdenas”, del estado de Michoacán, circuló una declaración en la cual tomaba posición respecto a circunstancias político-sociales en las cuales se involucran aspectos tan masónicos como lo son la moral, el “combatir el vicio” y el “inspirar amor a la humanidad”.

En la antes referida declaración, las autoridades masónicas michoacanas consideran “Que el fin principal a que aspira la Masonería es la confraternidad universal, mediante el perfeccionamiento integral de la sociedad humana”. Efectivamente, los masones mexicanos se refieren al aspecto iniciático de la institución masónica: el perfeccionamiento humano.

Pero, ¿de qué sirve perfeccionar al ser humano, si este no se preocupa por perfeccionar a la sociedad? ¡Alerta! Ya los masones cubanos están atisbando un trasfondo político en todo esto. Para su mayor tranquilidad, veamos cómo sigue el comunicado.

Efectivamente, los firmantes continúan expresando que lo antes manifestado se halla enmarcado dentro del “reconocimiento y el acatamiento de las leyes del país” (…). ¡Que tranquilidad! ¡Ya estamos hablando en un idioma muy conocido, el cual constituye un recurso harto manido en la fraternidad cubana! Exactamente, respetar “las leyes del país” implica no tocar nada que moleste a los gobernantes castristas.

Pero, ¿Qué viene a continuación? ¡Oh, no! Los hermanos mexicanos se refieren a  la necesidad de “practicar los valores humanos, en todos los órdenes de la vida social, política, religiosa, militar y empresarial de nuestra Patria” (…); y, lo que es más problemático para los hermanos cubanos,  afirman “rechazamos toda forma de imposición ideológica, de abuso de la libertad, de inequidad, de ignorancia y de pobreza extrema, abominamos la injusticia y exigimos la dignificación de la política como servicio”.

Bueno, ya eso es otra cosa. Los masones cubanos no están nada preparados para ocuparse de estas cosas; ¡eso es político! Pero, ¿realmente lo es? O, más bien, ¿con esta actitud los masones michoacanos están preservando los fine y principios institucionales masónicos?

Todos los masones, cubanos o no, sabemos que la Masonería es una Institución diseñada para inculcar en sus miembros principios y valores que confirmen su identidad como “hombres libres y de buenas costumbres”. La cuestión es ¿Por qué y para qué?

Resulta muy difícil de imaginar que los fundadores de la Masonería elaboraron todo un andamiaje de enseñanzas filosófico-doctrinales para que los masones se limiten a practicar estos principios masónicos en el ámbito de las logias.

La Masonería es una Institución social, comprometida con el bienestar humano; es decir, con el progreso y la estabilidad de los individuos en el seno de una sociedad libre, armónica y segura.

Precisamente, es ese el espíritu del comunicado emitido por los Grandes Funcionarios de la Gran Logia Michoacana “Lázaro Cárdenas” cuando solicitan del gobierno mexicano “que sea respetada, e incluso protegida, la voluntad y las acciones de los ciudadanos dignos, y que su participación social no sea tomada como pretexto político” para más adelante enfatizar “exigimos que cualquier proceso judicial sea llevado conforme a Derecho, pues ni nosotros ni el pueblo estamos dispuestos a soportar imposiciones e injusticias”.

Es importante, que nuestros hermanos cubanos observen que ellos no piden cambios de gobernantes ni de sistema políticos. Por el contrario, los masones michoacanos simplemente, son consecuentes con los principios que libremente juraron frente a un Altar.

¿Cuándo los Grandes Dignatarios de la masonería cubana harán lo propio ante las constantemente golpizas, detenciones, procesamientos y encarcelamiento de cubanos, entre ellos masones, defensores de los derechos humanos? No, ellos no se involucran en política porque están más interesados en lucrar con los fondos de la Masonería[i].

Pero, hay que reconocer que el que si son muy hábiles y eficientes es en pedir fondos de los exiliados cubanos. En este caso, los dólares no hablan de política.

Los masones michoacanos han dado un ejemplo de la obligación real que la Fraternidad Masónica tiene para con la sociedad. ¿Cuándo los Grandes Dignatarios cubanos harán lo propio?

 

[i]

Se ha conocido del juicio efectuado por corrupción a los Grandes Funcionarios de la Gran Logia de Cuba, Lázaro González Valdés y a Rogelio Ibáñez Cabo de Villa.