09/23/2020

AP VS USAID; ¿DIFERENDO ENTRE LA CONFABULACIÓN Y LA ESTUPIDEZ?

Anuncios
Gustavo Pardo
Por estos días, la comunidad interesada en los asuntos de Cuba nos encontramos ante los embates de una verdadera avalancha de informaciones generada tras la publicación el lunes 4 de agosto de los “sensacionales descubrimientos” realizados en La Habana por los periodistas Desmond Butler, Jack Gillum, Alberto Arce Y Andrea Rodríguez; todos ellos de la Agencia noticiosa norteamericana Associated Press (AP). Como vemos, en este mal escrito melodrama, se pueden identificar a dos actores: la AP y la USAID. Comencemos por la Agencia.Se han emitido algunos artículos en respuesta a las antes referidas informaciones, desde que la AP anunció la publicación de su “sensacional” descubrimiento. Sus autores aluden a hechos y actitudes adoptadas por algunos de estos periodistas de la AP que presuntamente los vinculan con el gobierno de la Isla, o con algunos de sus agentes en los EE UU. Inclusive, es conocida la íntima relación sostenida por la ex encargada directora de la AP en Cuba con un alto oficial del Ministerio del Interior castrista.

No obstante todos estos indicios que apuntan hacia un “lado oscuro” del asunto, no creo necesario centrarme en ellos. En el escrito emitido por la AP, existen demasiados elementos que manifiestan un muy conocido mal olor en el escrito; un olor a MININT-MINREX[i].

Es llamativo que desde su primer párrafo, el articulo alude a que la actividad realizada por la USAID es “una operación clandestina”, resaltando a continuación que la misma “colocó a los extranjeros en peligro”; para llegar al meollo del asunto cuando afirma “incluso después que se condenó a un contratista estadounidense a una prisión cubana”[ii]¡Que coincidencia!

Es muy significativo que los articulistas mencionan implícitamente a Alan Gross. Precisamente, desde hace unos años, la diplomacia castrista ha mantenido del Sr. Gross en el centro de una fuerte campaña para lograr su intercambio por los tres espías castristas encarcelados en los EE UU. Es decir, estos periodistas (¿norteamericanos?) están equiparando al Sr. Gross con unos miserables espías. ¿Coincidencia?

Resulta de sumo interés observar que se destaque en el susodicho artículo “Las revelaciones (…) ocurren cuando la Casa Blanca enfrenta cuestionamientos sobre el una vez secreto proyecto de “Twitter Cubano”, conocido como ZunZuneo”. Obviamente, los reporteros de la AP pretenden identificar a la administración Obama como victimaria de un régimen que está efectuando “cambios en la Isla. Es decir, el “inmovilismo” proviene de los EE UU, no del régimen de los Castros. Debido a su historial en cuanto a política internacional se refiere, algunos consideran “chantajeable” a la administración Obama.

Pero, tal vez, lo más significativo del asunto es que la AP se ha dedicado a hacer un seguimiento a las “operaciones clandestinas” de la USAID. Es preciso resaltar el hecho de que fue precisamente la AP la agencia informativa que puso “al descubierto” el proyecto “ZunZuneo”. En concordancia con la antes expresada “denuncia”, el periódico “Granma”, órgano “oficial” del Partido Comunista de Cuba (PCC), destaco “La revelación de AP indicó que ZunZuneo evadió las reglamentaciones digitales del país antillano y fomentó un servicio de mensajes de texto a través de teléfonos móviles, que iban desde contenidos en apariencia inocuos, como noticias de deportes, hasta otros que incitarían a subvertir el orden social en Cuba”. ¡Que horrible! ¡Atreverse a violar las reglamentaciones digitales castristas!

Gracias a la “labor investigativa” de la AP, dicho programa colapsó en septiembre del 2012.

Ambos programas “clandestinos” de la USAID, estaban destinados a promover “el flujo de información en un país que la restringe” y a “trabaja con grupos independientes (…), consistentemente con los programas de democracia a nivel mundial”.

Sería muy importante que este “interés informativo” protagonizado por los reporteros de la AP, en Cuba también se extendiera a las acciones represivas efectuada por los órganos policiales castristas en contra de las Damas de Blanco y otros activistas civilistas pacíficos cubanos.

¿Resulta aventurado presumir la Confabulación de estos periodistas de la AP con la dictadura castrista?

En el próximo artículo nos vamos a referir al otro actor: la USAI

 

[i] MINIT o Ministerio del Interior. MINREX, es el Ministerio de Relaciones Exteriores

[ii] http://www.elnuevoherald.com/2014/08/04/1813332/la-usaid-envio-a-la-isla-a-jovenes.html#storylink=cpy

Imagenes tomadas de https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?