09/26/2020

ARGENTINA; LOS CONTROLES EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

Anuncios

LAS DOS CARAS DE LA MODIFICACIÓN DE LA LEY DE ABASTECIMIENTO EN ARGENTINA

Mientras que algunos aseguran que beneficia a los consumidores, otros la tildan de inconstitucional. El presidente y vicepresidente de la comisión de Industria y Comercio del Senado nos presentan sus puntos de vista

Por Celeste Caminos – La Gran Época

Desde que el Poder Ejecutivo decidió modificar la Ley de Abastecimiento vigente, el ámbito empresarial argentino y la oposición al gobierno manifestaron un fuerte rechazo, incluso describiendo el proyecto como “inconstitucional” e “intervencionista”.

Entretanto el sector oficialista defendió el proyecto argumentando que protegería más al consumidor de los abusos de los comerciantes, los detractores por su parte apuntaron a la inconstitucionalidad del mismo por el exceso de atribuciones del Estado para controlar los márgenes de utilidad, precios, niveles máximos y mínimos en la comercialización, entre otras funciones, similares a las que actualmente se confieren en Venezuela.

Dos senadores nacionales, uno del oficialismo y otro de la oposición, dialogaron con La Gran Época y brindaron sus puntos de vista opuestos sobre los objetivos y alcances de la ley.

LGE: ¿Cuál le parece que es el objetivo principal del nuevo proyecto de ley?

Senador Nac. Daniel Pérsico (Pj Frente para la Victoria)

Tanto la modificación propuesta a la vigente Ley 20.680 -de Abastecimiento-, como la creación del Sistema de Resolución de Conflictos en las Relaciones de Consumo y el Observatorio de Precios, apuntan a regular las cadenas de valor de la producción, comercialización y transporte de los bienes y servicios que consumimos los argentinos. El objetivo principal es cuidar a los eslabones más débiles de estas cadenas: por un lado los consumidores, garantizándoles un precios justo y mayor eficacia en la resolución de conflictos; y por otro lado las pequeñas empresas, proveedoras en muchos casos de grandes empresas con gran poder de mercado.

Senador Nac. Eugenio Artaza (U.C.R.)

El principal objetivo que plantea el gobierno es un debate ideológico, defendiendo un rol central del Estado en la dirección de la economía y buscando descalificar como liberales a quienes lo rechacen. Pero, hay una discusión sobre si se encuentra o no suspendida la aplicación de la ley de abastecimiento 20.680, en la práctica, este debate lo que hace es darle plena vigencia a una ley que no se usaba. El primer instrumento del gobierno en el debate de esta ley es establecer su plena vigencia, aunque con modificaciones.

LGE: ¿A qué sectores le parece que favorecería más y a cuáles menos?

DP: Este conjunto de leyes busca proteger al consumidor y a las pequeñas empresas. No es un objetivo del Ejecutivo dañar a ningún sector pero sí velar por una mayor justicia y no permitir abusos de poder por parte de los sectores monopólicos.

EA: El proyecto de ley va a perjudicar a los sectores que producen bienes de consumo masivo y popular, donde es más sensible el precio en la canasta básica de alimentos y se pueden producir arbitrariedades que perjudiquen sensiblemente las economías regionales. El gobierno puede optar por quedar bien en los conglomerados urbanos reduciendo los ingresos de las economías regionales. A mí me preocupa que algunos de los bienes que se producen en mi provincia (N. de R. Corrientes), como el arroz y la yerba, entren en esa categoría.

LGE: ¿De qué manera cree que esta nueva ley afectaría al consumidor?

DP: En caso de encontrarse distorsiones en los mercados que hagan necesaria la aplicación de la Ley de Abastecimiento, esto será porque hay injusticia en algún punto de la cadena de valor. En general este tipo de distorsiones se manifiestan en mayores precios por lo tanto la regulación de las cadenas de valor es también una medida anti-inflacionaria. Por otro lado, el nuevo fuero judicial para relaciones de consumo les brindará a los consumidores mayor eficacia en la resolución de conflictos.

EA: Lo positivo de esta discusión es establecer un fuero para discutir las relaciones de consumo. El gobierno pide una ley que le da amplios poderes, el uso que haga de esos poderes, es lo que afectará a los consumidores, siempre queda la duda, si en estos momentos no hay desabastecimiento, ¿porque restablecen la ley?, si hay algo que saben o creen posible y no lo comunican a la sociedad.

LGE: ¿Por qué considera que ha generado tanto debate?

DP: Creo que se generó mucha confusión a partir de la propuesta de modificación de la Ley de Abastecimiento. Muchas de las cosas que se critican ya están contempladas en la ley vigente y de hecho una de las modificaciones propuestas es eliminar la pena de prisión para los empresarios. Se intenta confundir a la población imponiendo un clima de alarma que no es tal, esta ley ya existe, está vigente y las modificaciones que se proponen tienen como único objetivo cuidar el bolsillo de los argentinos.

EA: Este es un país maravilloso, la culpa de todo siempre es de los otros, los precios no suben por la acción del gobierno, sino pese a la acción del gobierno, la inflación es algo ajeno a la acción de gobierno, el gobierno no le fija un techo (que perfora la inflación) a los salarios, solo homologa convenios, cuando suben salarios nominales y la gente pierde parte de sus asignaciones familiares o parte del aumento por ganancias. El gobierno no entiende que hay inflación, cree que suben salarios. Lo maravilloso es que todos nos creemos cuando le decimos a la gente que la culpa no es nuestra, nunca nos hacemos cargo de nada.

La Gran Época se publica en 35 países y en 21 idiomas. http://www.lagranepoca.com/33090-dos-caras-modificacion-ley-abastecimiento-argentina

Síguenos en Facebook, Twitter o Google +

Imagen tomada de: https://www.google.com/search?q=fotos+de+la+presidente+argentina+cristina&