09/20/2020

CUBA DEMANDA ACTORES PRO-ACTICVOS Y NO EXPECTADORES

Anuncios

Gustavo Pardo

El pasado sábado 4 de Octubre, el Foro de Promoción Democrática Continental (FPDC) patrocinó el Evento denominado “Actores Pro-activos y no Espectadores”, evento organizado con la finalidad de alentar un debate vigoroso sobre “estrategias y alternativas, fomentando un mercado libre de ideas y propuestas en busca de aperturas  que faciliten una transición hacia cambios reales políticos y económicos” en Cuba. El encuentro tuvo lugar en el salón 1009 de la Escuela de Leyes de la ”Florida Internacional University” (FIU).

En la reunión, que se efectuó a puertas cerradas, participaron personalidades representativas de las distintas vertientes del pensamiento político-filosófico-económico que compone el amplio espectro en que desenvuelven sus acciones los exiliados cubanos en la Florida, que han decidido ser “Actores Pro-activos y no Espectadores” del futuro de nuestra patria.

Lamentablemente, se pudo constatar la ausencia de ciertos representantes de organizaciones que podían haber contribuido en mucho a la elaboración de estrategias comunes puntuales y específicas para enfrentar los engañosos “cambios aperturistas”  que actualmente el gobierno cubano está vendiendo a la comunidad internacional. Para algunos, 55 años de castrismo no han resultado suficientes para comprender precisamente, que los fundamentos y la esencia estratégico-diabólica  del castrismo se sustentan en incentivar los protagonismos e intereses individuales, sustrayendo con ello fuerzas y posibilidades a la efectividad de la lucha del poderoso exilio cubano. No obstante, la historia se encargara de colocar a cada cual en el lugar que le corresponde.

Partiendo de la premisa de que el régimen de Raúl Castro está efectuando en la Isla ciertos movimientos estratégicos, destinados a legitimar y consolidar su proyecto para garantizar el continuismo político dinástico en Cuba de la familia Castro Ruz; el FPDC ha considerado urgente y necesario favorecer el encuentro de los distintos factores políticos-económicos activos en el exilio, para que dichos actores presenten un frente estratégico común a las pretensiones Castro-continuistas.

Lo innovador de este esfuerzo es que se ha podido constatar:

  1. La ausencia de protagonismo partidista individual
  2. La buena voluntad y el patriotismo de todos y cada uno de los participantes en estos encuentros.
  3. La certidumbre de que es posible dialogar respetuosamente, debatir y entender los disímiles razonamientos que cada cual expone.
  4. Lo efectivo de la búsqueda e identificación de los aspectos análogos sobre los cuales fundamentar acciones estratégicas comunes.
  5. La posibilidad de que el exilio cubano se transforme en una fuerza proactiva militante para coordinadamente enfrentar con éxito los retos que el castrismo nos impone en la Isla y sus “compañeros de viaje” en el exterior.

Puede afirmarse que la reunión resultó una oportunidad excelente para que cada uno de los ponentes ayudara a identificar los puntos más vulnerables del sistema socio-político-económico castrista; así como a generar ideas para que los “actores pro-activos” exiliados podamos contribuir a aumentar la estructura organizativa de la sociedad civil cubana,  así como a promover su derecho al disfrute de oportunidades económicas, políticas y sociales que permitan al pueblo cubano incrementar su autoestima y dignidad individual, elementos que resultan necesarios para que ellos mismos puedan convertirse en actores y autores de los verdaderos cambios democráticos que requiere la nación cubana.

En el evento quedaron demostradas las posibilidades reales y abarcadoras  de un exilio que, a pesar de las más de cinco décadas de luchas incomprendidas, de los frecuentes vejámenes injustificados y de onerosas traiciones que ha padecido; no se ha fatigado y continua luchando por la libertad, democratización y dignificación del pueblo cubano.

Antes de concluir los trabajos, los presentes tomaron el acuerdo de continuar dialogando para hallar estrategias comunes realista que remueva los puntos más vulnerables de los cimientos del castrismo.