OPOSICION CUBANA: LA PARADOJA ENTRE EL BIEN Y EL MAL.

CLAUDIA VERGARAClaudia Vergara |

Existe un diferencia muy marcada entre escribir acerca de los métodos de la oposición en Cuba desde la isla, desde adentro, o desde otro país; es decir, desde afuera. Lo mismo ocurre con las organizaciones de “fuera” y la oposición o la disidencia de la isla.

Criticar los métodos de la oposición, darle consejos de los pasos a seguir, resulta muy fácil desde “afuera”, porque nada se arriesga; incluso, en ocasiones, se gana dinero. Además, la Seguridad del Estado y la Policía Política no te harán una visita de “cortesía” en tu casa, ni te recordarán a tu familia, ni serás arrestado por emitir una opinión.

En Cuba también se gana dinero y muchos aplausos cuando se critica la oposición utilizando cualquier periódico oficial vinculado al Partido Comunista, pero criticar los métodos de la oposición desde dentro de la oposición, puede acarrear enfrentamientos y divisiones; incluso, que te asignen el cargo de “infiltrado” o “traidor”; aunque, en ocasiones, podrían ser verdaderos infiltrados o traidores.

Recientemente se han estado publicando artículos en periódicos y blog a nivel mundial con diferentes opiniones y valoraciones acerca de la oposición en Cuba; unos más que otros, han afirmando que la oposición en Cuba ha muerto; y en el mejor de los casos, lo comparan con un “enfermo terminal” que se va quedando sin aliento y sin voz día por día en la misma medida que avanza el proceso de los llamados “cambios” introducidos por Raúl Castro.

La paradoja consiste en que la oposición en Cuba arriesga muchísimo y tienen pocos seguidores; al menos, no tantos como para estremecer a la dictadura. Tampoco cambian sus métodos para movilizar al pueblo de forma pacífica contra del régimen, dando paso a todo tipo de especulaciones.

Leí en un titular: “Otra vez Damas de Blanco desafían acción represiva del régimen cubano“. Y en el artículo se lee: “A pesar de la aparatosa vigilancia dirigida a la intimidación y a que desistan de sus desfiles, hace once años están presentes en las calles“.

Nadie duda del prestigio y el valor de las Damas de Blanco, pero la lamentable paradoja que surge puede ser frustrante. Llevar once años recibiendo golpes, intimidaciones, arrestos y no lograr que otras madres cubanas y el pueblo se les haya unido en sus marchas para reclamar la libertad de los presos políticos y la restauración de la democracia sin recurrir a la violencia como hace ellas cada domingo. Sin dudas que algo está fallando y el régimen sabe cómo sacarle partido al error, implanta más terror y se aprovecha de ello.

Después de la mediación y traición de la Iglesia y España para liberar y deportar a los 75 presos políticos y la muerte de Laura Poyán, las Damas de Blanco han continuado marchando por las calles habanera con un poco más de libertad de movimiento. Pero podría surgir una paradoja más lamentable en un futuro cercano, que las Marchas de las Damas de Blanco se conviertan en una actividad “folclórica” dominical de los habaneros cuando la Seguridad del Estado y las turbas paramilitares decidan observar las Marchas desde lejos, no reprimirlas ni hostigarlas. Pero lo peor que está ocurriendo, es que las Damas de Blanco se han convertido en una justificación y un pretexto para que algunos presidentes y gobiernos llamados “democráticos” digan que están “apoyando los reclamos de tan dignas mujeres del Movimiento de Damas de Blanco y de la oposición en Cuba“, mientras por otro lado, visitan Cuba, elogian y abrazan al dictador, le sonríen los chistes a Raúl Castro, condonan las millonarias deudas de la dictadura y votan en las Naciones Unidas contra el Embargo.

CLAUDIA REPRESIONTambién resulta ridículo pedirle al verdugo que respete al horcado. Algunos opositores o disidentes son calificados como “líderes” por algunos medios de prensa de Miami (“líderes” sin seguidores), producen videos-debates que no se pueden ver en Cuba, montan “show” noticiosos con la policía por una multa de tránsito, otros escriben cartas, manifiestos, declaraciones, recogen firmas para pedirle al victimario que cumpla con los Pactos Internacionales y de Derechos Humanos cuando se sabe, sin lugar a dudas, que la dictadura no les hace ni el menor caso porque la paradoja entre el bien y mal se cumple a la perfección en las Naciones Unidas.

Se supone que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU está para hacer el “bien”, pero cientos de denuncias comprobadas y argumentadas por la oposición  y por varias organizaciones internacionales acusando al gobierno de los hermanos Castro de violaciones de los Derechos Humanos no han servido para nada; por el contrario, le ha hecho “mal” a la oposición descreditándola al no sancionar a la dictadura. Y es muy triste y frustrante para cualquier opositor o disidente cubano, incluso para cualquier cubano, ver en la prensa la foto del dictador Fidel Castro –el mal– siendo abrazado efusivamente por el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, que representa, supuestamente, el “bien“.

No vale la pena escribir ni una línea acerca de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, ni el Parlamento Europeo para argumentar que la oposición en Cuba está sola sin el respaldo internacional que debería tener. Podrán decirme que estoy exagerando, pero díganme, ¿cuál sanción internacional ha producido un cambio en Cuba? Hasta ahora, ninguna.

La paradoja entre el bien y mal siempre se cumple en mi isla, la dictadura reprimen, golpea, encarcela y la Administración estadounidense, encabezada por Barack Obama, premia al régimen, supuestamente para hacerle el “bien” al pueblo. Lo mismo está ocurriendo con la Unión Europea que se dispone a premiar a los Castro para hacer el “bien”. Con este panorama internacional, la oposición en Cuba la tiene muy “mal” para lograr democratizar a mi país.

Claudia Vergara
periodista independiente
Colabora con El Correo de Cuba

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .