08/11/2020

CRISIS, TRANSICIÓN Y CORAJE

Anuncios

Las soluciones conocidas resultan caducas ante las complejidades que vivimos. Militarizar los comercios para controlar el desabastecimiento,  la ansiedad y la incertidumbre tiene su contraparte, nuestras calles y los ciudadanos quedamos desprotegidos  y el resultado  de ello son 130 fallecidos en la morgue de Bello Monte en los primeros quince días del año que se inicia. Cuando se impone la coacción y se dispone el uso de la fuerza se piensa mas en liderazgos que buscan mantenerse en el poder  que  de soluciones y menos de autoridad responsable de la ciudadania.

Cuando un “papagayo”  tiene la fuerza para ser el símbolo de una vivencia real y colectiva  tanto así, que desestabiliza al poderoso, aflora una profunda distancia entre la realidad y la capacidad de escuchar las voces de los gobernados.

El Colegiado Episcopal de la Iglesia Católica en documento reflexivo y con el coraje de la responsabilidad pastoral delinea la crisis profunda de una sociedad que exige cambios éticos y morales en todos los estamentos de la vida individual y colectiva. Ya no son tiempos de reformas, sino de total renovación social. Además de la creciente indiferencia ante los derechos a la vida y a la dignidad,  es el desprecio a cualquier propuesta que implique el encuentro, reencuentro  y participación de la diversidad del país lo que en buenas palabras esta evidenciando  el agotamiento de un proceso totalitario y dictatorial, implantado con premeditación, alevosia y ventaja.

Las crisis requieren el coraje de reconocerlas y plantear un horizonte  en donde se acepte que las diferencias existen, que ellas dividen y hay que ceder por ambas partes para encontrar un espacio común. Ramón Piñango  incluye en ello “tragar lo impensable” con el compromiso de llegar a puerto confiable. La pérdida de credibilidad y desconfianza en todos los ambitos de la vida política del país mueve a la renovación de encuentros.  Por lo tanto es imperativa a la libertad de todos los presos politicos y el manejo del gran vacío de la responsabilidad de Estado en la seguridad personal, de salud y alimentaria hoy a la deriva y con serias violaciones a los derechos fundamentales de la vida.

Transición implica diálogo sí, pero transparente, creíble y comprometido. Ejemplo de ello es el cumplimiento del acuerdo Cuba-Estados Unidos con la liberación de los 53 presos, sin estridencias y sin muchas explicaciones.

Transición en donde la ideas y la acción recojan el aprendizaje del “pecado”, palabra fuerte pero cierta, de este largo periplo de division y enfrentamiento.

Ante cualquier caída lo mas importante es levantarse y recomenzar. Para ello estamos iniciando un nuevo año.

Mercedes Pulido. mercedes.pulido@gmail.com. @mercedespulidob

Tomado de http://elrepublicanoliberal.blogspot.com/2015/01/mercedes-pulido-crisis-transicion-y.html