09/18/2020

ES NUESTRO PODER DE DECISIÓN

Anuncios

Rafael Bello,  Martes, 14 de Julio de 2015

Cn la actitud del ejemplo que se expresa en el sentimiento de la soberanía nacional, está presente la decisión del cambio. Representa la razón fundamental para la seguridad y la paz de Venezuela. Es así como nos convoca en una actitud de unidad nacional. Y nada cuenta con tanto apremio que resolver definitivamente una situación que daña la integridad de la República. Por eso las acciones que se desarrollan con esa expresión de unidad para la reinserción democrática, cuenta cada vez con el apoyo sostenido de los diversos sectores de la nación.

 

En todos los ámbitos de la República, está presente la actitud de la lucha que se expresa en la condición de una nación que nació para ser libre. Y es en ello por lo que los estudiantes asumen el compromiso de esa lucha franca, sostenida y ejemplar para la vida democrática de Venezuela.

La dedicación a la libertad no tiene horario. Es un compromiso sin límites que se patentizó en las páginas de la historia con la actitud de esa Venezuela que no la venció el terror y, menos, la vencerá ahora, por cuanto la voluntad del espíritu soberano jamás ha estado sometido a la negación de su razón y condición de ser libre. Y es por lo que son los hechos relevantes en la vida de la nación, que no tan solo se limitan a la contemplación, sino sobre todo, a la acción contundente de la defensa de sus derechos fundamentales. Por eso Venezuela está marcada para la eternidad con el sello sublime de la libertad.

Estamos en esa lucha en la que nuevamente se pretende sojuzgar valores y principios fundamentales del venezolano. La libertad está acendrada en el alma nacional y ante las pretensiones hegemónicas, el cauce por donde corre esa condición libre de la vida venezolana, no solamente fluye con la fuerza del espíritu nacional, sino que puede desbordarse cuando las intenciones lesivas a la soberanía y la determinación democrática, está en grave riesgo.

Ya los estudiantes desde hace tiempo retomaron sus acciones de lucha soberana.  Están latentes los hechos cuando convocaron con sus consignas de siempre a la lucha de la libertad y la canción nacional retumbó en las calles en las voces de la gloria republicana. El pueblo que se echó a las calles, desafió y derrocó la dictadura. Los valerosos estudiantes abrieron el camino  a los periodistas y los empleados públicos siguieron con bríos la movilización de la Caracas del cincuenta y ocho en actitud de coraje ciudadano.

Los estudiantes del pedagógico nacional en unidad militante y activa de ímpetu libre, con el arrojo de actitud militante democrática de la fuerza estudiantil del Andrés Bello y el Fermín Toro, sumaron valentía republicana y el sentimiento libre venció la tiranía. La Universidad Central, en las luchas de siempre sin tiempo ni medida, llenó el alma nacional de entonces.

La unidad de la libertad de entonces no hablaba bolserías. Ni era un club de aficionados electoreros. La unidad estaba en la calle con el pueblo de las grandes jornadas de la civilidad venezolana.  Y así creció el espíritu formidable de lucha que sumó la fuerza de los trabajadores y esa auténtica, valerosa y vigorosa unidad nacional, en razón de la libertad y el amor a la Patria de nuestra fe republicana.  Y se expresó en la gloria de un amanecer histórico de libertad.  Lo que de nuevo convoca en la fuerza unitaria de calle y cambio. En definitiva es nuestro poder decisorio de libertad.

Rafael Bello

bello.rafael@yahoo.es, @unidadylagente

Publicado en http://elrepublicanoliberal.blogspot.com/2015/07/rafael-bello-es-nuestro-poder-de.html