LA IGLESIA Y LA LIBERTAD

Resultado de imagen para foto de JUAN PÁEZ ÁVILA,
JUAN PÁEZ ÁVILA, https://www.google.com/

El reciente llamado de los Arzobispos y Obispos de Venezuela a todos los venezolanos y en particular a los católicos, a defender una Constitución Nacional que sea patrimonio de los ciudadanos, sin exclusión alguna, se suma a la decisión de la mayoría de los encuestados que expresan en más del 80%  su rechazo a la tendencia autoritaria y a la ineficiencia de un gobierno que ha dilapidado miles de millones de dólares en la corrupción administrativa, en el reparto de nuestra de nuestra riqueza petrolera a gobiernos complacientes con sus políticas repetitivas del fracasado comunismo soviético, disfrazado de socialismo del siglo XXI, y sobre todo tratando de imponer un capitalismo de Estado, que ha provocado la ruina de la economía nacional.

La exhortación de los Arzobispos y Obispos del país a defender la libertad como un derecho fundamental innato en cada ser humano, lleva implícito no sólo la oración cristiana por el favor de Dios, sino también la participación en la lectura y discusión de las políticas propuestas y ejecutadas  por el oficialismo, desde un punto de vista ético y social  para concientizar a los ciudadanos acerca de los peligros de que desaparezca todo vestigio de democracia, si no se produce un cambio fundamental en la conducción del Estado en los próximos meses. Por eso el debate sobre las elecciones parlamentarias  no es de exclusivo interés de los partidos políticos, ni un simple enfrentamiento entre oficialismo y oposición, sino algo de interés nacional, que afecta a todos los venezolanos.

La elección de una Asamblea Nacional es un hecho político que concierne a todos los ciudadanos de un país democrático, expresión de un pacto social que garantice la convivencia, la pluralidad de pensamiento y de participación  en el marco de un Estado de Derecho. De allí el  rechazo a las políticas del Presidente de la República de arrogarse  poderes ilimitados, sin contrapeso de otros Poderes Públicos, que dejen abierto el camino hacia el abuso autoritario del Jefe del Estado contra adversarios políticos e incluso contra partidarios suyos que puedan  pensar y expresar alguna disidencia o idea contraria a sus decisiones unipersonales.

            La conclusión de Arzobispos y Obispos de Venezuela de que el régimen comunista que trata de imponer el gobierno, es moralmente inaceptable a la luz de la Doctrina Social de la Iglesia. La intervención del Presidente de la República descalificándolos y no rebatiendo sus planteamientos, revela que estamos en uno de los momentos políticos trascendentales de nuestro tiempo. La Iglesia Católica por una Constitución para todos los venezolanos, y el gobierno por una política violatoria de la Carta Magna que no le otorga poderes dictatoriales al Comandante en Jefe.

Y aunque los ciudadanos tendrán la última palabra, expresada por cada uno en el ámbito de su circuito electoral, en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, con el respaldo de miles estudiantes y las ONG que vigilarán dicho proceso electoral, para mayor abundamiento y satisfacción del pueblo venezolano católico, el Vaticano acaba de respaldar irrestrictamente la posición de la alta jerarquía eclesiástica de nuestro país, en su llamado a luchar para Vivir en Libertad.

JUAN PÁEZ ÁVILA, SÁBADO, 29 DE AGOSTO DE 2015

jpaezavila@gmail.com, @jpaezavila18

Publicado en http://elrepublicanoliberal.blogspot.com/2015/08/juan-paez-avila-la-iglesia-y-la-libertad.html