DOCTRINA SOCIAL MASONICA EN LOS GRADOS DE PERFECCION. PARTE I.

aguilabicefala

Supremo Consejo Confederado de Grandes Inspectores Generales de la Florida

Gustavo Pardo

Considerando la alta prioridad que el Supremo Consejo Confederado de Grandes Inspectores Generales de la Florida concede a la Instrucción y al conocimiento de la filosofía socio-doctrinal Masónica, este Alto Cuerpo ha establecido la  ¨Alta Comisión de Estudios Fraternales, Sociales y Rituales”[i].

Dicha Comisión me ha encomendado el estudio y la elaboración de una serie de trabajos concernientes a la presencia o no de una Doctrina Social Masónica en los distintos rituales y nociones que se imparten en los Cuerpos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAYA). A continuación expongo el primero de un total de 6 artículos.

Mucho se ha hablado del carácter iniciático de la Institución Masónica, es decir, de su trabajo para ¨pulir la piedra bruta”; o sea, para ´´Edificar el Templo Interno” en cada uno de sus miembros. La Masonería conoce lo necesario de construir un ¨recinto” a la justicia, la tolerancia y la fraternidad; en el Ser Interno de cada persona.

Efectivamente, para edificar su Gran Obra; o sea, la Fraternidad Universal, la Masonería depende de la proyección de los valores e ideales doctrinales que la Institución propugna, sus miembros hacen sobre su entorno social. Estos valores e ideales constituyen la esencia de la doctrina social masónica.

Si estudiamos con detenimiento las Liturgias de los Grados del 4° al 33°, podemos descubrir que la Doctrina Social Masónica se halla contenida en las enseñanzas establecidas en los Altos Grados de la Masonería Escocesa, o Grados Filosóficos.

Aunque en el presente apartado, únicamente nos vamos a referir a los distintos elementos de política social contenidos en las enseñanzas y rituales de las Logias de Perfección; en escritos posteriores continuaremos abordando lo concerniente al mismo en los restantes sistemas de grados, o escalones del Escocismo.

Antes de iniciarse en los Grados Escoceses, los masones deben asimilar que la Institución coexiste inmersa en la problemática socio-política-económica prevaleciente en nuestro planeta; dado que sus miembros se ven afectados por ella. Por ello, la Masonería no puede ser ajena o soslayar el tratamiento de ningún aspecto social que afecte la calidad de vida de los seres humanos. Este es el fundamento implícito en la doctrina social masónico-escocesa.

Como sabemos, la Logia de Perfección es la ¨puerta de entrada” al mundo Escocista; dichas Logias comprende los Grados del 4° al 14°; es decir, abarcan 10 estadios de la escalera didáctico-fraternal establecida por el REAYA para la educación de sus miembros.

En estos grados se puede conocer el concepto y la apreciación que la Masonería sustenta sobre temas tan diversos y espinosos como lo son las complejidades que para los individuos implica; tanto el ejercicio de sus derechos, como el cumplimiento de sus deberes.

Como un paliativo a tal conflicto, la Masonería exhorta a sus miembros en estos grados, a actuar conforme a los dictados de la Conciencia ILUMINADA o IMPREGNADA por el ejercicio de la RAZON.

No voy a referirme a la percepción que la Institución sostiene sobre la Razón, porque este concepto nos es conocido desde que ingresamos a la ¨Cámara del Medio”, la cual es presidida por la diosa Minerva; por ello voy a centrarme en el significado social del Maestro Secreto: la Conciencia.

A partir de los conocimientos implícitos en el grado de Maestro Secreto, podemos adentrarnos en el estudio de los aspectos masónicos-doctrinales que relacionan el actuar de los individuos dentro de su entorno social.

Efectivamente, en este Grado, se aborda el tema de la CONCIENCIA SOCIAL, la cual puede enunciarse como el conocimiento que las personas tienen sobre las condiciones socio-ambientales en que viven los demás miembros de la sociedad; así como del modo de mejorar tan condición. En otras palabras, el individuo con conciencia social es el sujeto conocedor de la forma en que el entorno puede favorecer o perjudicar el progreso de las personas y de la sociedad en general.

En su sistema doctrinal, la Masonería Escocesa pretende proporcionar a sus integrantes el conocimiento de las causas que inciden en la constante aparición y desarrollo de conflictos nacionales e internacionales diseminados por toda la faz del planeta; conflictos que traen consigo la inevitable secuela de destrucción y muerte.

El objetivo de las enseñanzas masónico-escocista es proporcionar a sus adeptos las herramientas filosófico-doctrinales necesarias  para ejercer un liderazgo efectivo que contribuya a la solución de dichas causas; empleando para ello rectificaciones  justas, equilibradas y humanas.

Es necesario que los masones comprendan que el Escocismo es una escuela de sabiduría de la vida, aplicada a la vida.

No creo necesario señalar lo importante que para los masones cubanos es el estudio, la interiorización y la subsiguiente aplicación de la Doctrina Social Masónica para la solución de nuestra propia problemática institucional interna.

En el próximo escrito, nos referiremos a los detalles de la Doctrina Masónica, comprendidos en los grados de las Logias de Perfección.

[i] Por recomendación del Alto Consejo Masónico de la Florida

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s