El dilema moral de la Ley de Ajuste