Perspectivas económicas y financieras 2016

GUILLERMO GARCÍA N. |  EL UNIVERSAL
domingo 25 de octubre de 2015  12:00 AM

Sin lugar a dudas 2016 será un año extremadamente complicado desde todo punto de vista y análisis. En mi opinión, será uno de los años más complicados en los últimos 40 años.

Escenario económico y financiero para 2016.
La economía venezolana ha llegado a un punto de quiebre que no permite esperar un día  más para que el gobierno tome decisiones. La situación se agrava aún  más con los hechos en los mercados internacionales: devaluación del yuan, apreciación del dólar, posible alza de tasas de interés en EEUU, y sus efectos negativos sobre los precios del petróleo y materias primas (oro) que pronostican un escenario tremendamente difícil para Venezuela en 2016.

El resultado de las elecciones parlamentarias será de vital importancia en cuanto a que tan profundo y estructurado serán las medidas de ajuste económico a ser aplicadas por el gobierno en 2016. Un resultado electoral adverso para el gobierno, lo coloca en una situación comprometida para establecer un programa de ajuste integral que implicará entre otras cosas  producir otra maxidevaluación del tipo de cambio oficial. La razón que ha postergado esa medida es solamente política: las elecciones parlamentarias. La inacción y medidas económicas incompletas son más importantes en este momento que la solución definitiva de los desequilibrios económicos. ¿Cuál será el costo para la población de un plan de ajuste de esta naturaleza? Empobrecimiento brutal de la población más vulnerable, reducción del poder de compra del salario, desarrollo hiperinflacionario, desmejora de la calidad de vida de las mayorías y un bolívar pulverizado.

Un panorama oscuro y de incertidumbre para Venezuela.
Apostar a una recuperación súbita de los precios petroleros que han venido ajustando hacia la baja en el último año y medio, y pensar que se puede paliar la crisis con los recursos con que se disponen en reservas, es no sólo peligroso para la salud financiera del país, sino que conlleva riesgos muy altos sobre la inflación, la moneda, la economía y el empleo, afectando con mayor severidad a la población menos favorecida. El menor crecimiento de China en el primer semestre del año, con una tasa anual  proyectada de crecimiento del PIB en un 7,6% anual, muy por debajo de las tasas de 11% interanual que venían registrando en los últimos 15 años, esto aunado a un cambio de su modelo económico de muy fuertes inversiones en infraestructura, construcción y manufactura de exportación para adoptar un modelo más orientado al consumo interno y de servicios, ha tenido efecto sobre la demanda de petróleo y los precios del crudo y materias primas en el mundo. Adicionalmente, la decisión del gobierno chino de devaluar en el mes de julio el yuan, luego de 19 años manteniendo su cotización con mínima fluctuación con respecto al dólar americano para dejar que la formación de precio sea más el resultado de las fuerzas del mercado y con un objetivo de que el yuan sea incluida como moneda de reserva y dentro de la cesta de monedas internacionales del FMI. Por otra parte, un eventual inicio de alza de las tasas de interés en Estados Unidos podría acentuar la apreciación que ha tenido el dólar en relación al euro y al yen desde el 2014, afectando los precios de las materias primas en especial los precios del petróleo. Esto aunado a un menor crecimiento en China puede afectar la demanda de petróleo y por ende un mantenimiento más prolongado de los precios bajos. El levantamiento de las sanciones a Irán, y la vuelta al mercado pudiese generar un nivel de aumento de su producción mayor al anticipado deprimiendo más los precios y demorar su recuperación.

Reservas y pago de deuda.
El viernes 16 de octubre el BCV registró el monto de las reservas internacionales en 15,35 mil millones de dólares, su nivel más bajo desde mayo de 2003, cuando el petróleo venezolano estaba vendiéndose por menos de $ 22 el barril. Es importante señalar que de este monto de reservas, 75% son oro monetario. Al 31 de marzo de 2015, Venezuela tenía aproximadamente $ 13.091 mil millones de sus reservas en oro. La parte de reservas liquidas o reservas operativas estarían en el orden de los mil millones de dólares, ya que dentro de las reservas internacionales se contabilizan los derechos especiales de giro en el FMI y de los cuales el gobierno ha solicitado retiros por 1.346 millones de dólares.Pagos de deuda externa
Para lo que queda de 2015, la República y Pdvsa deberán hacer frente a un monto aproximado de $ 4,824 mm. Para el año 2016  los pagos de deuda representados en bonos de la República y Pdvsa ascienden entre capital e intereses a $ 10,493 millones. Si los precios del petróleo no se recuperan en el 2016 y el gobierno no establece un plan de ajuste económico integral y ordenado, las probabilidades de default para 2016 se incrementan en un porcentaje muy alto. La voluntad de pago del gobierno existe, lo que está en duda será la capacidad de pago. Lo que es seguro es que 2016 será un año para no recordar.

Asesor Financiero
Candidato AMDP Harvard University

finanzasaldia@gmail.com
@asesorfinaciero

Imagenes tomadas de https://www.google.com/search?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s