DESAFIOS DE LA DEMOCRACIA MODERNA

Anuncios

TERCER FORO DE DIALOGO

La democracia en Argentina se recuperó hace apenas 30 años. Pero ¿puede llamársela moderna? El 4 de junio de 2013 hubo una invitación de las Fundaciones Konrad Adenauer y Friedrich Naumann a participar del Tercer Foro de Diálogo. Prestigiosas personalidades de la política argentina debatieron acerca de los “Desafíos de la democracia moderna”.

Dra. Kristin Wesemann, Directora de la Fundación Konrad Adenauer en Argentina, explicando la idea del foro a periodistas.

Además de las secuelas de la dictadura militar, que aún emite oscuras sombras sobre Argentina, el país tiene que vérselas con crisis políticas y económicas. La inestabilidad monetaria, el temor a la hiperinflación, el endeudamiento y la fuga de capitales paralizan la economía. El gobierno de Cristina Kirchner ha caldeado los ánimos en materia de política interna a través de las polémicas leyes de medios y reforma de la justicia.

A los problemas políticos internos y económicos se agrega la política internacional, que está aislando al país del resto del mundo. Es indiscutible lo que han aportado medidas como la expropiación de YPF -del grupo Repsol-, las fuertes restricciones a las importaciones y la estrecha cooperación con los gobiernos de Teherán y Caracas. Los problemas de Argentina son complejos.

Estado de derecho, elecciones libres, libertad de opinión y participación política son apenas algunos puntos que determinan la democracia moderna. Más allá de los partidos, la oposición está de acuerdo en ello. La conclusión del encuentro desarrollado en la UCA de La Plata fue que hay que proteger la democracia.

Luis Parodi del Partido Unión por Todos habló de cuatro características descentralizadas que garantizan la capacidad de funcionamiento de las democracias modernas: “El federalismo, el principio de subsidiaridad, una sociedad civil activa y un sistema de partidos que funcione para servir al pueblo -y no a la conducción política”. Apeló a la oposición para que se tracen objetivos claros y estos elementos se conviertan en centrales.

Para Ricardo López Murphy, Presidente de la Fundación Cívico-Republicana y ex-Ministro de Economía argentino, una democracia moderna ofrece espacio a la sociedad civil, a la creatividad y a una sana competencia de ideas. “La democracia es, teóricamente, un modelo perfecto. Los parámetros son elevados. Por eso es esperable que en la práctica cada tanto haya ruido. “Lo que no se debe hacer es aceptar defectos” dijo López Murphy. Es sumamente importante mostrar y remover esta mala administración. “En todo el mundo se amenaza la libertad de opinión y la tolerancia en democracia. También nosotros en Argentina estamos fuertemente afectados”. El ex-Ministro de Economía dijo que es común que los gobiernos usen las dificultades del sistema democrático para legitimar un estilo de conducción autoritario y populista. Venezuela es el ejemplo perfecto: se reconoce claramente cómo el culto a personas y la extrema mistificación de la conducción política engañan, dando a entender que no hay mejor alternativa a la democracia. “Si no quereos terminar como Venezuela en conflicto y pobreza, tenemos que lograr un acuerdo social que nos posibilite recuperar el terreno bajo nuestros pies”. Argentina ya está en un estado bastante preocupante. Según López Murphy hace falta infraestructura, energía y capital.

La diputada nacional Cornelia Schmidt-Liermann del partido Propuesta Republicana (PRO), socio de la CDU en la Internacional Demócrata-Cristiana (IDU), destacó que en los últimos meses la constitución ha sufrido mucho. “Tenemos que devolverle la vida. Porque sólo confiando en la democracia podrá Argentina convertirse en el país que soñaron nuestros antepasados”.

También Agustín Etchebarne, Director General de la Fundación Libertad y Progreso, ve ese potencial en su país. A pesar de todas las noticias negativas, no hay que olvidar los progresos hechos por Argentina: “si hace 200 años la expectativa de vida rondaba los 30 años, hoy está en 73, apenas 2 años menos que en el mundo desarrollado.” También considera impresionante el compromiso de la sociedad civil. Las manifestaciones de los últimos meses así lo han mostrado, según Etchebarne. “Los llamados por libertad, independencia de la justicia, reducción del poder y límites a la corrupción se oyeron en todo el país. La gente defiende su constitución”.

Gustavo Ferrari, Diputado Nacional por el Frente Peronista de la provincia de Buenos Aires, destaca que las próximas elecciones legislativas de octubre 2013 mostrarán el camino que seguirá el futuro de la nación. Aquí se decidirá el futuro democrático de Argentina. Los problemas políticos de Argentina no pueden resolverse a través de medidas económicas. Para que Argentina pueda seguir el camino de las democracias modernas será necesario concentrarse en el fortalecimiento de la sociedad civil. La Fundación Konrad Adenauer juega en ello un rol importante, según destacó este diputado.

A continuación hubo espacio para que los políticos respondieran a las preguntas de estudiantes y público interesado en general. Siguieron importantes debates e intercambios de ideas.

http://www.kas.de/argentinien/es/publications/34680/

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.