07/03/2020

Arrancando con hábitos vitales

Anuncios

Clase 4:

Hola! En la última entrega, el número tres del mini-curso sobre hábitos vitales hablábamos sobre la fuerza de voluntad y como realmente no es suficiente para ayudarnos a formar nuevos hábitos. Hoy te voy a enseñar otra técnica que sí ayuda a formarlos, la técnica de los mini-hábitos y las pequeñas victorias.

Micro hábitos y pequeñas victorias

Según el psicólogo de Stanford BJ Fogg, un gran obstáculo para ponerse en marcha en el camino de la formación de hábitos es carecer de la capacidad para completar lo que él llama “la acción de destino” (puedes leer más sobre eso aquí, en su investigación sobre la capacidad).

Esto se puede reducir en gran medida haciendo que la tarea sea sencilla de realizar. Si la tarea es suficientemente simple, es casi imposible fallar. Como comenzar a usar estos pequeños triunfos – lo que en Hábitos Vitales llamo «mini hábitos» – te da una indicación de que estás progresando, y de que puedes tener éxito.

Por ejemplo, si estás tratando de desarrollar el hábito de meditar diariamente por la mañana, no hagas que tu primer objetivo sea meditar durante 30 minutos. Pasar de 0 minutos y 30 minutos es difícil de hacer. Incluso 5 minutos es difícil.

Hazlo más fácil para ti mismo; cuando te levantas por la mañana, (por ejemplo, tu señal podría ser el momento de apagar el despertador), levántate, sal del dormitorio y siéntate en una silla en tu pose de meditación y medita durante dos respiraciones. ¡Y eso es todo!

Esta segunda acción de 10 pasos es el mini hábito que quieres instalar en tu rutina de mañana para empezar tener el hábito vital de meditar. Al hacer esto casi habitualmente, puedes pasar a meditar durante 30 segundos (y eventualmente de 30 minutos).

Estas pequeñas victorias funcionan porque una vez que comienzas a ver el progreso, es más fácil mantenerlo en marcha. Una vez que una pequeña victoria se ha logrado, las fuerzas se ponen en movimiento que favorecen otra pequeña victoria.

Esta es la inercia – un pequeño éxito genera otro, creando espirales de éxito. Foog añade que pequeñas victorias se transforman en cambios mediante el aprovechamiento de pequeñas ventajas que convencen a la gente de que los logros más grandes están a su alcance.

Esto es un idea increíblemente poderosa. Son muchos los gurús de productividad que hablan de sistemas, aplicaciones etc etc, pero si no tienes los hábitos, poco te servirá un programa genial de productividad. Tu tienes que cambiar primero.

Por otro lado, las pequeñas pérdidas o fracasos pueden tener un efecto muy negativo. Lo importante es aprender qué acciones apoyan tu progreso, y cuales los previenen. Cosas como un establecimiento claro de objetivos, proporcionar suficiente tiempo y/o recursos, y ofrecer apoyo que ayuda a reconocer el progreso ayudan tremendamente.

Por cierto, también se puede usar este concepto en la vida profesional o otros aspectos de tu vida. Por ejemplo: ¿Cuál es la mejor manera de motivar a empleados para hacer el trabajo creativo? Ayúdalos a dar un paso adelante cada día.

Nos vemos en la próxima y última entrega de este mini-curso!

Saludos!
Erik

Copyright © 2015 Hábitos Vitales, All rights reserved.
Recibes este newsletter porque suscribiste en nuestro sitio webOur mailing address is:

Hábitos Vitales

Sant Salvador 55 1º4ª

Sant Cugat del Valles, Barcelona 08172

Spain
Anuncios