09/19/2020

Con el perdón (o no) de Mariela Castro

Anuncios

Jimmy Roque Martínez

Del documental: Mariela Castro’s March: Cuba’s LGBT Revolution

HAVANA TIMES – El documental de la HBO “Mariela Castro marcha: La Revolución Cubana LGBT”, fue presentado en La Habana durante este Festival de Cine, con las intervenciones de Jon Alpert, director de la obra, y Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual.

En sus palabras, Mariela se refirió a los logros alcanzados en Cuba en el ámbito LGBTQ, y también abordó el tema histórico de las Unidades de Apoyo a la Producción (UMAP), especie de campos de trabajo forzado en Cuba, administradas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias entre 1965 y 1968.

La UMAP perseguían el objetivo de “formar al hombre nuevo”, asunto este que fue abordado en el documental.

La sobrina de Fidel Castro explicó que la Revolución Cubana formaba parte del mundo y no del planeta Marte; y como parte del mundo, también fue homofóbica, no fue una Revolución perfecta.

Coincido en que por aquellos años era muy común la homofobia, mas eso nunca justifica la creación de “campos de trabajo forzado”, ni la exclusión de personas a las universidades o los empleos por su orientación sexual.

Han pasado cincuenta años desde la creación de las UMAP y ni un solo responsable ha pedido disculpas al pueblo. Los máximos responsables aún permanecen vivos. El Ministro de las FAR en aquel momento es ahora el presidente del país.

Es momento ya de que pidan disculpas por ese acto de penalización, exclusión y castigo al que fueron sometidos miles de homosexuales y cubanos con una “conducta impropia”, como decían los llamados hombres revolucionarios del momento.

La no aceptación de la responsabilidad por esos actos, la no disculpa por ellos, y el retraso infinito del reconocimiento legal de las familias homosexuales, así como el homofóbico-por-exclusión Censo de Población y Vivienda del año 2012, son pruebas de la homofobia y el no arrepentimiento de muchos de los actuales dirigentes de Cuba.

¿Dónde está esa investigación que se refiere desde el año 2011, que supuestamente estaría conduciendo el CENESEX sobre el tema? ¿A cuántas personas ha entrevistado? ¿Quiénes la están desarrollando? ¿Cuándo y dónde se presentarán los resultados parciales (y a esta fecha, hasta finales)?

Reconozco el trabajo de Mariela Castro a favor de las personas LGBTQ en Cuba; sería injusto no hacerlo. Pero, perdón, urge el accionar de la sociedad civil, que es una fuerza valiosa y poderosa.

No basta con aquellas declaraciones de Fidel Castro al periódico mexicano La Jornada. Los responsables, todos y todas, deben reconocer el error cometido, y pedir una verdadera disculpa directamente a las víctimas y sus familiares, como única vía de reparación histórica.