09/23/2020

EL ODDFÉLISMO EN CUBA

Anuncios

AÑO. 4. NUM. 41 DICIEMBRE/ 2015

COMISIÓN DE RELACIONES PÚBLICAS DE LA I.O.O.F

El Porvenir

Publicación mensual

Gran Logia de Cuba de la Independiente Orden de Odd-Fellows

Inscrita en el Registro Nacional de Publicaciones Seriadas Nº 0649

En este número publicamos el trabajo ganador del Concurso emitido por la Comisión de Relaciones Públicas, en conmemoración al 90 aniversario de la fundación de la Gran Logia de Cuba. También fueron premiados los otros dos trabajos presentados por el Hno. Guillermo Pallet Michelena de la Logia Regla Nº 6 y la Hna. Odalys Rodríguez Monzón de Hijas del Hogar Nº 22.

EL ODDFÉLISMO: SUS FINES Y METAS EN NUESTRA SOCIEDAD

Hno. Clodomiro Cachón Gácita

Logia «Arango y Parreño» Nº 64.

Güines. Prov. Mayabeque.

CON AMISTAD y AMOR ENCONTRAREMOS LA VERDAD

Introducción:

Desde los tiempos remotos, cuando el hombre primitivo, desnudo con muy poco desarrollo social e intelectual e incapaz de pronunciar palabras articuladas y sin raciocinio propio del medio que lo rodeaba, luchando contra la naturaleza por su propia supervivencia, las virtudes de la Amistad del Amor y de la Verdad, la practicaban por el solo hecho de obtener el triunfo en todos sus pensamientos y logros, a pesar de su vida primitiva les era necesario encontrar la Amistad, comprende que para vencer los peligros que le rodeaba debía unirse a otros en la búsqueda por su seguridad para la vida misma, el Amor le enseñaba la senda, le muestra la vía de la Unión entre los demás de su misma especie, caminando quizás inconscientemente, a la multiplicación del género humano, y la Verdad a la persecución de conocer lo desconocido, de confirmar lo que piensa y lo que ve, lo que lo envuelve a su alrededor y lo estimula a su seguridad. Esa Verdad que le tortura la imaginación y lo conduce día a día, año tras año, de un siglo a otro, al mejoramiento espiritual y material, situándolo en el camino cómo forjador de su destino, capaz de alcanzar los más altos objetivos.

Si consideramos al Oddfélismo en su parte más intrínseca en que descansa, se mueve y organiza, pudiera ser precursor de la humanidad. La fundación del Oddfélismo en Cuba, reviste una gran importancia desde todos los puntos lógicos de la interpretación, un hecho que ha marcado a través de la historia fraternal y que ha quedado grabado con tintas indelebles en los corazones, no tan solo de los hombres que lo hicieron posible sino en la sociedad cubana, donde la semilla de las virtudes gloriosas de la AMISTAD, EL AMOR Y LA VERDAD han sido y serán para siempre sus objetivos máximos. Todo el conocimiento de la introducción del Oddfélismo en Inglaterra su cuna más reconocida, ha estado y estará fundamentado sobre determinadas tradiciones y teorías que jamás han sido confirma-das y que seguramente nunca lo serán.

Otras aseveraciones reconocen nuestros comienzos en el clero judaico que Moisés y Aarón como fundadores, pero sin datos concretos que puedan justificarlo, aunque nuestros Rituales ofrecen algunas posibilidades dignas de seguir ampliando sobre el tema.

En definitiva, las teorías sobran pero no están respaldas por hechos rigurosamente históricos o documentos auténticos que permitan juzgar su veracidad absoluta.

El diccionario recoge la palabra Odd del inglés, tiene varias acepciones variadas, tales como particulares, extravagantes, distintos, extraños, diferentes, raros, impares. La palabra Fellows a su vez puede ser traducida como compañeros, socios, camaradas, amigos, es decir, los Odd Fellows somos amigos raros, diferentes… pero no como fríamente lo diría semánticamente la palabra, somos raros diferentes porque es nuestra actitud la que nos hace diferenciarnos en la sociedad donde nos desarrollamos, como nuestros gestores en la ciudad de Manches-ter, aquellos mineros que en su condición de emigrantes y lejos de todos los suyos se vieron en la necesidad perentoria de ayudarse los unos a los otros, y desposeídos de toda vanidad humana además de luchar por el sustento diario, cuando uno de ellos enfermaba los demás les bridaba todo tipo de ayuda incluyendo la económica, si alguno fallecía le daban cristiana sepultura y no abandonaban a la viuda y al huérfano, así surgió el sobrenombre de los Odd y precisa-mente esa será nuestra meta a alcanzar en cualquiera de las latitudes de la tierra donde nos encontremos; es decir, los objetivos básicos de la independiente Orden de Odd Fellows. (I.O.O.F.).

Fundación de la I.O.O.F. en Cuba.

El Oddfélismo en nuestra patria surge a partir del año 1879, cuando un grupo de cubanos, se dan a la tarea de introducir en la Isla la «UNIDA ORDEN DE ODD FELLOWS»

Al amparo de algunas facilidades otorgadas por el conocido Pacto del Zanjón de 1878, se constituye en La Habana, en la calle Someruelos dos  logias masónicas, en la casa esquina de la calle Dragones y San Nicolás. Así quedaba constituida la primera logia de la independiente Orden de Odd Fellows en Cuba bajo el nombre de «Porvenir Nº 1», de cuyos fundadores, doce pertenecían a la masonería cubana.

Perspectivas y futuro del Oddfélismo cubano

En los últimos cincuenta años, nuestra sociedad ha sufrido cambios muy profundos desde el punto de vista socio-político que han repercutido profundamente en ella, a tal extremo que una de las cuestiones que a diario nos disputamos y de que tanto se habla, es la «pérdida de los valores», de lo que discrepo, pues no es tanto la «pérdida», sino la mala o no formación de los mismos, pues en la realidad se aprecia que no se inculcan o se transmiten, por lo que podemos considerar que no se puede perder lo que realmente no existe y es precisamente ahí donde está o debe estar la participación de nuestra amada Orden, con la actitud que cada uno de nosotros asumamos en nuestra sociedad. Por ejemplo, muchos de los que hoy conviven y comparten los trabajos en nuestra logia, fueron motivados según han expresado, siguiendo el paradigma que antes vieron, cuando al estar ingresados o con familiares en iguales condiciones en el Hospital, aquilataron lo que significa en esos momentos contar con hombres y mujeres que dejan sus obligaciones para dedicarse por entero a sus enfermos, incluso sin vínculos familiares alguno; que les impresionó la ceremonia fúnebre a un amigo y que a su vez era miembro de nuestra logia, otros nos dicen que participaron de un almuerzo en nuestros salones y se embullaron a pertenecer a esta sociedad donde se respira un ambiente de familiaridad y de respeto mutuo, o que nos acompañaron para participar de algún lugar de esparcimiento o recreo… Como expresamos al inicio, al igual que el hombre primitivo, el de hoy también tiene necesidad de unirse a otros para lograr la sociedad que le permita desarrollar y manifestar sus virtudes más profundas.

En definitiva, es el momento de salir de nuestras «cuatro paredes». Darnos a conocer es la palabra de orden; debemos y tenemos que organizar todo tipo de actividades como las enunciadas anteriormente, tantas y cuantas sean necesarias, para que nuestros congéneres conozcan que existimos y que ello no constituya óbice alguno para demostrar cuáles son nuestros verdaderos fines y objetivos, proclamar nuestras consignas desde y para la sociedad donde vivimos, para que nuestro ejemplo y actitud los lleve por el camino de la Amistad, el Amor y la Verdad.

Después de revisar la historia de nuestra Orden, vemos con beneplácito extremo que han sido más los logros que los fracasos en su desarrollo y plenitud, mantenida con una firmeza indoblegable, debemos luchar por una civilización basada en los valores humanos, morales e ideales, más bien que sobre los valores materiales. Una sociedad que tenga como principal objetivo el progreso, la felicidad y el bienestar de todos los hombres, reconociendo que el verdadero bien de cada uno se halla íntimamente unido al mayor bien de todos los demás y así buscar la verdadera Luz: una orientación clara y segura en medio de las tinieblas, de la oscuridad y de la incertidumbre. Seguro que seremos capaces de mantener muy en alto aquellos propósitos de los que nos antecedieron, Odd Fellows excelsos que con clarividencia absoluta y con la lógica, la virtud y la razón tomaron también en sus puras y fuertes manos la doctrina de los tres eslabones. Mencionaré dos Pasados Grandes Maestros para dar una visión de ello: PEDRO MARINO RUIZ ROJAS Y JULIO ORLAMDO GUTIÉRREZ QUESADA. El primero nos dejó un legado que reafirma con creces los objetivos anterior-mente expuestos cuando expresó: «Si queremos ser conocidos, debemos decir lo que somos» y el segundo dará final a este modesto artículo.

Elevemos con creces sus enseñanzas y ejemplos que fueron alcanzados y desarrollados por y para nuestra Orden, para revertirías en la sociedad en la que coexistimos con los principios que nos identifican y juntos todos elevar como un árbol frondoso hacía las alturas infinitas del Olimpo la Amistad, el Amor y la Verdad y enarbolar definitivamente la bandera que deberá ondear en un futuro en toda la faz de (a tierra: La bandera de la Fraternidad Universal.

«Fe y Lucha, que el Triunfo será nuestro».

Imagenes tomadas de http://anonymousworks.blogspot.com/2009/04/circa-1880s-heart-in-hand-odd-fellows.html; https://www.google.com/search?