REGULARIDAD DE LOS SUPREMOS CONSEJOS

Gustavo Pardo 33

Establecer un nuevo Supremo Consejo del Grado 33 que cumpla con los requisitos establecidos para su Regularización y Reconocimiento por sus iguales, requiere del conocimiento de las Normas y Procedimientos Internacionalmente establecidas y aceptadas por el Escocismo al respecto.

Entre los requisitos necesarios que deben cumplir los nuevos Altos Cuerpos, se encuentra[i]:

  1. Haber sido legítimamente creado y establecido con arreglo a las prescripciones de las Grandes Constituciones, reformadas en 22 de septiembre de 1875.
  2. Reconocer como ley orgánica del Rito Escocés Antiguo y Aceptado las Grandes Constituciones de 1786, las modificaciones de 22 de setiembre de 1875 y los nuevos convenios, tales como fueron redactados y aprobados en el Convenio de Lausana.
  3. Soberanía absoluta de jurisdicción del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en su jurisdicción.
  4. Ninguno de sus actos del Supremo Consejo Confederado formase parte constituyente podrá ser fiscalizado o revisado por un Gran Oriente o Gran Logia
  5. Ninguno de los Supremos Consejos Confederados creará un nuevo Alto Cuerpo sin haber obtenido el asentimiento de la mayoría de los miembros de la Confederación

Veamos:

  1. Haber sido legítimamente creado y establecido con arreglo a las prescripciones de las Grandes Constituciones, reformadas en 22 de septiembre de 1875. Esto implica que:
  2. Para fundar un nuevo Supremo Consejo, se requiere que un Alto Cuerpo existente emita un decreto concediendo poderes a un Soberano Gran Inspector General para elevar a esta dignidad a otro que él entienda para fundar el nuevo Cuerpo[ii].
  3. A continuación, ambos conferirán el Grado 33 a otros masones hasta llegar al número de nueve Ilustres y Poderosos Soberanos Grandes Inspectores Generales de la Orden IPH[iii].
  4. No poder pasar del número de treinta y tres miembros efectivos[iv].
  5. No hay limitación en la cuantía del número de los Soberanos Grandes Inspectores Generales Supernumerarios (sin derecho al voto).
  6. Los siguientes candidatos (Supernumerarios) habrán de obtener la totalidad de los sufragios de los asistentes. (unanimidad).
  7. Los Miembros Activos serán elegidos por las 2/3 partes de los votos de los IPH asistentes a la sesión.
  8. Reconocer como ley orgánica del Rito Escocés Antiguo y Aceptado las Grandes Constituciones de 1786, las modificaciones de 22 de setiembre de 1875 y los nuevos convenios, tales como fueron redactados y aprobados en el Convenio de Lausana[v].
  9. Soberanía absoluta y administración exclusiva sobre el gobierno de los Cuerpos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en su jurisdicción.

Este aspecto es de suma importancia por cuanto ello implica la interpretación que tenga cada una de las corrientes masónicas sobre lo que es ¨Regularidad” y ¨Reconocimiento”. Creo que está más que demostrado que ¨Regular” implica el cumplimiento de las Normas, Códigos y Leyes adoptadas por una nación, institución, empresa u otro organismo corporativo. Es decir, tan regular son los supremos Consejos que deriven su linaje de Charleston, el Gran Oriente de Francia o los Supremos Consejos Femeninos.

De este concepto deriva la interpretación de lo que implica ¨soberanía absoluta” sobre un territorio o jurisdicción masónica.

En nuestro caso, debe reconocerse el origen regular del Supremo Consejo del Grado 33 de la Lengua Española para el Sur de Los EE.UU. de N/A, Inc., porque el mismo cumplió plenamente con los requisitos establecidos para su constitución. En otras palabras, no se puede acusar a dicho alto Cuerpo Escoses de ¨invadir” el territorio de otro Alto Cuerpo, por la sencilla razón que cada cual cuenta con un territorio asignado según sus propias leyes; leyes que son tan validas como las que adoptan por otros Cuerpos.

Por su parte, Supremo Consejo Confederado de Grandes Inspectores Generales del Grado 33 de la Florida[vi], puede obtener su legitimidad de origen del  Supremo Consejo Confederado de los 33º Grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado para la República Bolivariana de Venezuela u otro de sus homólogos afiliados al Alto Consejo Masónico del Mundo. Esta condición le garantizaría un linaje masónico, y por ende su legitimidad.

  1. Ninguno de sus actos del Supremo Consejo Confederado formase parte constituyente podrá ser fiscalizado o revisado por un Gran Oriente o Gran Logia

Ningún otro Alto Organismo Escoses, Gran Oriente o Gran Logia, podrá ser fiscalizar o revisar los actos efectuados por un Supremo Consejo.

  1. Ninguno de los Supremos Consejos Confederados creará un nuevo Alto Cuerpo sin haber obtenido el asentimiento de la mayoría de los miembros de la Confederación.

Es una práctica en el código Inter-potencial Masónico Escoses, el consultar a los restantes miembros de la Confederación antes de proceder a dar una Carta Patente para fundar un nuevo Cuerpo.

Aunque con el presente trabajo no he pretendido agotar el tema, con el mismo concluyo el tratamiento de esta espinosa cuestión.

NOTA: A los hermanos que me han preguntado sobre mi ingreso a algún Alto Cuerpo del Grado 33 en el exilio, les digo que mi status actual es:

  1. Miembro Activo inafiliado y pasado Gran Canciller-Secretario General del Supremo Consejo del Grado 33 para la Republica de Cuba del REAYA.
  2. Siempre he estado (y estoy) dispuesto a colaborar con todos mis hermanos simbólicos o escocistas, independientemente de la Obediencia u Alto Cuerpo al cual pertenezcan.
  3. La Masonería es una, no tiene apellidos.

[i] Art. 7º.- Condiciones para obtener el derecho de formar parte de la Confederación de los Supremos Consejos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Institutas de la Confederación Masónica del Rito Escocés Antiguo y Aceptado

[ii] (…) Un Soberano Gran Inspector General de la Orden, actuando como delegado de un Supremo Consejo Confederado, tendrá la facultad de exaltar al mismo grado de autoridad a otro hermano, haciéndose garante de que realmente es acreedor a ello por su carácter, conocimientos y grados; y tornará el juramento al favorecido. (Artículo II, inc 1. LAUSANA 1875)

[iii] Mínimum de miembros efectivos necesarios para fundar un Supremo Consejo.

[iv] Art. V, inc. I, LAUSANA 1875). Los Supremos Consejos se componen de Miembros Activos o Ilustres y Poderosos Hermano (IPH), con voz y voto; y de Miembros Supernumerarios o Ilustres Hermanos, con derecho a voz (si así se le autoriza).

[v] Independientemente de su registro masónico-escocés: Supremo Consejo para el Sur de USA, Supremo Consejo de Francia, Supremo Consejo del Gran Oriente de Francia o Supremos Consejos Femeninos. Según Iván Herrera Michel 33°, http://masones.blogia.com/2007/092202-el-cisma-escocista-sus-tres-grupos-internacionales.php

[vi] actualmente se encuentra en constitución

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.