09/24/2020

#Sé+Eficaz 12: Tomar decisiones reduce el estrés

Anuncios

“Analizar las situaciones y madurar las percepciones lleva tiempo y energía, pero es una forma productiva de pensamiento. No pensar en lo que realmente deberías estar pensando – «preocuparse sin realmente pensar en el asunto» – es una pérdida de tiempo y energía.

El enfoque más productivo consiste en pensar tan poco como puedas permitirte, pero tanto como necesites hacerlo.”David Allen

Unos de los hábitos que más me gusta de GTD es el de separar pensar de ejecutar. Antes de usar GTD pensaba y hacía sobre la marcha y esto originaba que, en ocasiones, hiciera sin pensar y, en otras ocasiones, actuara la famosa parálisis por análisis y no hiciera nada por pensar demasiado.

Ahora, cuando toca pensar, revisar y decidir, simplemente, pienso. En estas situaciones es el «cerebro analítico» el encargado de transformar los «inputs» en algo coherente para mí. Por el contrario, cuando estoy en «modo ejecutar», me concentro en hacer lo que he pensado y decidido hacer con anterioridad. Me he dado cuenta de que trabajando de esta manera, es decir, separando pensar de hacer, aprovecho mucho mejor «mi energía», me canso menos, «fluyo» más mientras realizo gran parte de las tareas, me concentro mejor y, en definitiva, me resulta mucho más agradable afrontar mi día a día.

Pensar sobre nuestros asuntos exige tiempo y energía, pero no pararnos a pensar en ellas antes de hacer, a la larga, nos consume mucho más tiempo y energía.
Además, no tomar decisiones conscientes nos lleva a posponer los temas hasta el último momento y a soportar una incómoda sensación de «ruido mental».

Pero por si esto no fuera suficiente, leía en este artículo sobre el libro «The Upward Spiral», del neurocientífico e investigador Alex Korb, que con pequeños cambios podemos influir en nuestro estado de ánimo. Pues bien, uno de los cambios que nos proponía para mejorar nuestro estado de ánimo era precisamente el de tomar decisiones y establecer objetivos.

Parece que pensar y decidir, además de hacernos más productivos, es una buena estrategia para nuestra salud y el bienestar a largo plazo, porque reduce la ansiedad y el estrés. Así que, al final, ha resultado ser cierto aquello de “¿Tomas algo para ser feliz? Sí, decisiones”

http://www.redesproductivas.com/seeficaz-12-tomar-decisiones-reduce-el-estres