09/20/2020

DERECHO MASONICO E IDENTIDAD (PARTE II)

Anuncios

Gustavo Pardo

?????????????????????????????????????????????????????????

En el artículo anterior[i] nos habíamos referido al hecho de que la fundación de una Gran Logia Masónica Regular[ii]  ha de cumplir con ciertos requisitos, tales como:

  1. Los antiguos documentos de la Masonería Operativa[iii]
  2. Las antiguas Constituciones, leyes y preceptos de la Masonería Moderna o Especulativa
  3. Los Antiguos Limites
  4. El derecho Inter potencial Masónico
  5. Las leyes del país en que la Fraternidad tiene su asiento.

No obstante, en el caso de la masonería cubana exiliada, es preciso tener en cuenta algunos aspectos muy específicos y distintivos de este movimiento fraternal. Al respecto, debo citar el Mensaje del Gran Maestro Eleuterio Pérez López[iv], (EPD) ¨Nuestra existencia fuera de Cuba se debe única y exclusivamente a la falta de libertad y garantías imperante en nuestra Patria, y nuestra misión en el exilio es ofrecer a los hermanos que llegaron de Cuba en busca de esa libertad y de un futuro mejor para los suyos, toda la ayuda posible y un templo donde continuar laborando».  Como vemos, en esta declaración se enuncia su origen y su propósito.

Creo innecesario recordar que el movimiento masónico en el Exilio se origina el 4 de Noviembre de 1960, en la calle Flagler # 746, junto al desaparecido cine Tivoli, En dicha reunión se acordó la fundación de la “Fraternidad de Masones Cubanos en el Exilio” “FEMECE[v]”.

Las tres primeras logias masónicas fundadas por este movimiento, fueron: ¨LIBERTAD”, “IGUALDAD” Y “FRATERNIDAD[vi]”. Aunque estas logias  cumplieron establecimiento con el requisito de contar con siete o más Maestros Masones regularmente iniciados, faltó por cumplir otro de suma importancia: la Carta Patente emitida por una Gran Logia Regular[vii].

Históricamente y de hecho, la fundación de la Gran Logia de Cuba en el Exterior (GLCE), constituye el motor de arranque del movimiento masónico exiliado; en otras palabras, es innegable (y para nadie debe resultar molesto) considerar a este organismo masónicos como la Gran Logia ¨Madre” de la Masonería exiliada.

Como dijimos anteriormente, existe una causa inicial que motivó el establecimiento de logias y agrupaciones masónicas fuera del territorio bajo la jurisdicción de la Gran Logia de Cuba de AL y AM (de Carlos III): ¨falta de libertad y garantías imperante en nuestra Patria”. Así mismo, su misión en el exilio continúa vigente: ¨oda la ayuda posible y un templo donde continuar laborando”.

Si ambos propósitos han persistido por aproximadamente seis décadas, ¿por qué no asumir nuestra identidad de masones exiliados a partir de un status jurídico-masónico legal?

El primer paso a dar es reconocer e identificar la realidad de nuestro origen y propósitos institucionales en el Libro de la Ley Fundamental o Constitución de cada una de las entidades masónicas vigentes en el Exilio.

A partir del reconocimiento de nuestra identidad como masones exiliados, procede:

  1. Elaborar un Código jurídico-doctrinal que siga los parámetros establecidos en alguna de las distintas significaciones, alcance, consideraciones y trascendencia prevaleciente en la Masonería Universal.
  2. Obtener la regularización, el reconocimiento y la inserción en alguna de las organizaciones Masónicas Internacionales.

Aunque nos duela aceptarlo, actualmente la Masonería exiliada se encuentra limitada y enclaustrada en un ámbito exclusivamente local, carente de toda proyección nacional e internacional. ¿Es esta realidad positiva para cumplir con los Fines de la Institucion?

[i] Derecho Masónico e Identidad (Parte I)

[ii] Ajustada a la Ley o Normas al respecto establecidas por una Entidad Masónica Internacionalmente reconocida (Gran Logia Unida de Inglaterra, Gran Oriente de Francia, Le Droit Humain, etc.).

[iii] Usos y Costumbres.

[iv] Sitio web de la Gran Logia de Cuba en el Exterior (2001). Este sitio fue desactivado a partir del escándalo masónico producido por la revelación pública (ante la TVC) de la condición de agente de la Inteligencia Cubana del ex Gran Maestro José Manuel Collera Vento).

[v] En la reunión participaron Cuarenta y nueve masones iniciados en la Gran Logia de Cuba de AL y AM (de Carlos III, La Habana.).

[vi] Aun vigentes en la Gran Logia de Cuba en el Exterior.

[vii] Debe entenderse que el Decreto  nombrando al IH Carlos Manuel Piñeiro de Cueto  (ex Gran Maestro) como ¨Representante en el Exterior” del Gran Maestro Jorge Luis Cuervo Calvo,  no reúne los requisitos jurídico-legales establecidos en la Jurisprudencia Masónica Internacional para ser considerada una CARTA PATENTE.