09/22/2020

LA TOZUDEZ DEL OFICIALISMO

Anuncios

Como era de esperarse, el año se inició con turbulencias de naturaleza política. Al oficialismo le cuesta asimilar la derrota electoral sufrida en las pasadas elecciones parlamentarias. No logran articular, en forma apropiada, una conducta política a la altura de un parlamento, ahora sí, de talante democrático. Hasta el momento han exhibido, en el debate parlamentario,  respuestas cónsonas con su naturaleza autoritaria.

En esta semana, este espíritu de confrontación llego a su altura máxima. El diputado Diosdado Cabello rechazó que la mayoría parlamentaria haya juramentado a tres diputados del estado Amazonas, cuya investidura el Tribunal Supremo de Justicia había suspendido cautelarmente. Insistió,  que la Asamblea Nacional, tras esta decisión “no tiene legitimidad de ningún tipo”. La consecuencia de una afirmación de esa naturaleza es obvia: se intenta estimular artificiosamente una confrontación entre los dos poderes fundamentales de la democracia del país: Asamblea Nacional vs. Ejecutivo.

Esta provocación se produce en el marco de una situación económica de extrema gravedad. El año 2015 cerró mostrando los peores indicadores económicos de nuestra historia reciente. La inflación alcanzó niveles nunca antes experimentados y la escasez se ha profundizado al punto de comenzar a configurar un escenario de naturaleza humanitaria. Por otro lado, la actividad económica descendió por la baja productividad y la caída del consumo de la población. Con estos antecedentes este año promete ser aun peor ante las decisiones del gobierno de no tomar medidas para superar esta crisis.

La reciente designación del sociólogo Luis Salas Rodríguez como Ministro de Economía Productiva quien tendrá la responsabilidad de coordinar el gabinete económico, revela la negativa del gobierno de introducir cambios en su estrategia económica. Antes por el contrario, el nuevo ministro es un ferviente partidario de la tesis de la “guerra económica” como causante de los problemas que confrontan los venezolanos. Para este ministro carece de sentido “seguir hablando de inflación y escasez cuando de lo que estamos hablando es de especulación, usura y acaparamientos”.

Bien, entre la postura política  asumida por Diosdado Cabello y la tomada, en el ámbito económico por este ministro de economía, no queda mucho espacio para el entendimiento y la necesaria reconciliación entre los venezolanos. Pareciera que el sector “duro” del oficialismo apuesta  por la confrontación.

Sin embargo, la dirección política de la oposición debe insistir en la construcción de espacios para la coincidencia con sectores moderados del oficialismo. Estos grupos existen y demandas fórmulas de entendimiento. La base electoral que dio el triunfo a la Mesa de la Unidad aspira conductas de esta naturaleza. La profundidad de la crisis demanda imperativamente la formulación de políticas de este corte. Desde luego, con firmeza y sin vacilaciones.

Esta debería ser la conducta política que deberá exhibir la MUD para poder enfrentar con éxito las confrontaciones que se avecinan.

Un articulista recordaba recientemente que los primeros meses del año, históricamente han sido escenarios de tormentas políticas. Mezcla de “resaca económica con rompimientos de naturaleza política”. El siglo pasado se caracterizó, entre otras cosas, por las convulsiones políticas que se sucedieron en esos meses. Recordemos, el programa de febrero del General Eleazar López Contreras; los trágicos sucesos de los años 1989 y 1992.

En fin, estamos ante la presencia de una mezcla explosiva: tozudez del oficialismo y  grave situación social y económica: Se está  arribando al fin de este ciclo del socialismo del siglo XXI. Esperamos que la  inteligencia política que ha mostrado la MUD se prolongue en el tiempo y su dirección política haga gala de ella para sortear con éxito esta grave situación que confronta la población del país.

Hoy más que nunca, la política es así.

Nelson Acosta Espinoza

acostnelson@gmail.com

@nelsonacosta64

Carabobo – Venezuela

Publicado por EL REPUBLICANO LIBERAL en 10:47