09/22/2020

El presidente que necesita mucha ayuda

Anuncios

 

Jimmy Morales, nuevo presidente de Guatemala, debe recibir el apoyo del empresariado nacional, que debe procesar a su propio interior cambios imprescindibles que inauguren una nueva y más saludable forma de hacer negocios.
Pese a que Jimmy Morales ganó la presidencia con un inmenso e inédito apoyo del 70% del electorado, la escuálida representación de su Partido FCN Nación en el Legislativo, no le da el poder necesario para hacer todo lo que se propone: 11 de 158 diputados, tan solo el 7% de los curules.
EDITORIAL

Para enfrentar los retos que él mismo mencionó en su discurso de toma de posesión: “…un Gobierno agotado, desfinanciado, endeudado, con crisis en las finanzas públicas. Un pueblo con una moral tributaria por los suelos, un sistema de salud colapsado, con una red hospitalaria precaria, con deficientes mecanismos de transparencia y de rendición de cuentas, con una alarmante conflictividad social, con una informalidad económica del 65%, con una infiltración de estructuras criminales a todo nivel en la institucionalidad pública y con una sociedad fragmentada que no cree en la política ni en los políticos tradicionales”, el primer mandatario necesitará de mucha ayuda.

Por parte de los empresarios, esa ayuda debe arrancar por negarse a aceptar que en Guatemala no es posible hacer negocios sin participar en coimas. Implica asumir y reconfirmar que en los negocios la transparencia es un propósito superior, y no solo la obligación de cumplir las reglas. El Estado transparente no se construye solo con funcionarios incorruptibles, sino con un sector productivo sano y no gangrenado por la corrupción, habituado a trabajar dentro del marco legal establecido. Esto no será fácil. La confianza no se recupera de la noche a la mañana, pero el país se encuentra en un punto crítico en el que a todos conviene recuperar la credibilidad.

Imagenes tomadas de https://www.google.com/search?