09/18/2020

10 Consejos Sobre Tus Impuestos Cuando Tienes Un Bebé

Anuncios

Octubre 17, 2014 : Lynn Ebel – The Tax Institute

1. Actualización a mejores tasas de impuestosNota del editor: Si tuviste un bebé hace poco tiempo, ¡felicitaciones! Ahora necesito que te concentres por tan solo un minuto, a pesar de la confusión que genera la falta de sueño, hay cuestiones relacionadas a tus impuestos MUY IMPORTANTES que surgen con esta nueva realidad. La buena noticia es que… ¡la mayoría de ellas significan que hay más créditos y deducciones para ti!

Si hubieras presentado tu declaración como Soltero este año, al haber mantenido tu hogar y tenido un hijo, tu estado civil para la presentación de la declaración podría cambiar a Jefe de familia (Head of Household, HH). El estado civil para la presentación de la declaración de HH no solo aumenta notablemente tu deducción estándar, sino que HH también tiene categorías impositivas más favorables. Esto significa que, por el mismo monto en dólares de tus ingresos, podrías pagar menos impuestos como HH que como Soltero, gracias a tu nueva y alegre realidad. Sin embargo, si eres casado, tener un hijo habitualmente no afectará tu estado civil para la presentación de la declaración. Para ver más información sobre los requisitos para tu estado civil para la presentación de la declaración, consulta la Publicación del 501 del IRS.

2. Fiestas de bienvenida

Por lo general, los amigos y familiares colman de regalos y dinero a los padres para celebrar el nacimiento del hijo. La buena noticia es que esos regalos no son sujetos a impuestos. Sin embargo, si los regalos de un familiar con poder adquisitivo superan los $14,000 (en dinero o en bienes) para una sola persona durante el año, ese familiar podría estar sujeto a impuestos sobre donaciones y tiene que presentar una declaración de impuestos sobre donaciones (disponible sólo en inglés).

3. Gastos médicos

Los gastos médicos pueden ser deducibles en la medida en que superen el 10% de tus ingresos brutos ajustados. La mayoría de los padres sabe que el costo de una estadía en el hospital por el nacimiento de un bebé y la atención relacionada contarán como gastos médicos. Pero las madres se sorprenden al descubrir que el costo de los extractores de leche y los insumos para la lactancia son gastos médicos que pueden ayudarte a alcanzar y superar ese límite del 10%. Sin embargo, tendrás que detallar estos gastos para reunir los requisitos para esta deducción.

4. Incluir a tu hijo en el sistema

Debes incluir el número de Seguro social (Social Security Number, SSN) de cualquier dependiente por el que reclames una exención en tu declaración de taxes. Si tu hijo todavía no tiene un SSN, deberías solicitarlo lo antes posible presentando un Formulario SS5, Application for a Social Security Card (Solicitud de tarjeta del Seguro Social) ante la Administración de Impuestos Internos (Social Security Administration, SSA).

Habitualmente obtener un SSN demora unas dos semanas a partir de que la SSA tiene toda la información necesaria. Si no tienes el SSN requerido a más tardar en la fecha límite para la presentación de la declaración, puedes presentar el Formulario 4868, Application for Automatic Extension of Time To File U.S. Individual Income Tax Return (Solicitud de prórroga automática para presentar la declaración del impuesto federal sobre el ingreso personal de los EE.UU.), para tener tiempo adicional (hasta seis meses) para presentar tu declaración.

5. Da la impresión de que no hay nada más “dependiente” que un recién nacido.

Ese bebé no solo depende de ti para alimentarse, vestirse y tener un techo, ¡sino que también es un dependiente en tu declaración de impuestos! Para la mayoría de los contribuyentes, reclamar al pequeño recién nacido podría proteger $3,950 de los ingresos de impuestos en 2014, a través de una exención de dependencia adicional. Si estás dentro de la categoría impositiva del 33%, esta deducción puede ahorrarte hasta $1,303. El IRS te ofrece una herramienta (disponible sólo en inglés) para que uses como ayuda a los fines de determinar si alguien es tu dependiente en tu declaración de impuestos.

6. Planificación de educación

Dado que los costos de la educación superior son elevadísimos, nunca es demasiado temprano para empezar a ahorrar. Un Programa de matrícula que reúne los requisitos (Qualified Tuition Program, QTP) también llamado Plan 529 es un programa que ofrecen muchos estados para permitirte un pago anticipado o una contribución a una cuenta con el fin de pagar los gastos de educación que reúnen los requisitos de un estudiante en una institución postsecundaria. Si haces un pago anticipado de matrícula, el estudiante (denominado beneficiario designado) tendrá derecho a una exención o a un pago de gastos de educación que reúnen los requisitos, que están exentos de impuestos (¡incluidas las ganancias!) en la medida de los gastos de educación que reúnen los requisitos incurridos durante el año. Lamentablemente, no puedes deducir los pagos o las contribuciones a un QPT a nivel federal, pero quizás puedas deducirlos a nivel estatal, dependiendo de dónde vivas.

7. Crédito de taxes por hijo

Este crédito podría ser de hasta $1,000 por un hijo que reúne los requisitos, dependiendo de tus ingresos y tu estado civil para la presentación de la declaración. Dado que se sabe que los hijos cuestan mucho dinero, pagar menos impuestos significará más pañales o mejores juguetes para tu bebé. Para conocer los requisitos para reclamar este crédito, no olvides visitar la Publicación 972 del IRS (disponible sólo en inglés).

8. Crédito de taxes por ingresos de trabajo (EITC)

Este crédito podría otorgarle a un contribuyente con tres o más hijos que reúnen los requisitos un monto máximo de $6,143 de crédito reembolsable para el año 2014. Si reclamas el crédito sin hijos, tu crédito será mucho, mucho más bajo. Como sucede con cualquier beneficio de impuestos, tú y tus hijos que reúnen los requisitos deben cumplir con requisitos específicos para ser elegibles. Si es tu caso, el monto del crédito se basará en tus ingresos totales, los tipos de ingresos que recibiste y tu estado civil para la presentación de la declaración.

Usa el Asistente del EITC para averiguar si eres elegible, si tu hijo es un hijo que reúne los requisitos y hacer un cálculo estimado del crédito que podrías obtener. Visita la Publicación 596 del IRS para ver más información.

9. Ayuda para la manutención del hogar

Si recurres a una niñera o un centro de cuidados para tu recién nacido, quizás debas cumplir con requisitos adicionales en cuanto a la presentación de la declaración. Hay impuestos que se retienen a los empleados a nivel federal y estatal y que debes comprender si pagas a una empleada o empleado doméstico un salario por encima de cierto monto ($1,900 para 2014). Consulta la Publicación 926 del IRS (disponible sólo en inglés) para obtener más información.

10. Gastos de cuidado de hijos y dependientes

Si le pagaste a alguien para que cuide a tu hijo mientras trabajas, por ejemplo a un centro de cuidados diurnos, quizás puedas reclamar el Crédito por cuidado de hijos y dependientes en tu declaración de impuestos federal. Este crédito se basa en el monto de tus ingresos de trabajo y puede llegar al 35% de tus gastos de cuidado de hijos que reúnen los requisitos, hasta un monto máximo de $3,000 por hijo y hasta $6,000. Por supuesto, hay requisitos específicos que se detallan en la Publicación 503 del IRS (disponible sólo en inglés). Este crédito también puede reducirse si recibes de un empleador beneficios por cuidado de dependientes exentos de impuestos.

Lynn Ebel – The Tax Institute. H&R BLOCK

http://blogs.hrblock.com/en-espanol/2014/10/17/10-consejos-sobre-tus-impuestos-cuando-tienes-un-bebe-2/