Historia de la masonería y de la Gran Logia de Francia

Orígenes de la Francmasonería

La historia de la Francmasonería puede dividirse en tres grandes periodos:

1. La masonería llamada operativa formada exclusivamente por gente del oficio. Esta es la masonería que dio lugar a los constructores de catedrales. Estos masones operativos se desplazaban de ciudad en ciudad, y para ello utilizaban un local que llamaban “Logia”, que les servía para reunirse, preparar los planos, descansar y guardar sus herramientas. Se les denominaba francmasones, puesto que no estaban sujetos a ningún feudo, eran francos, es decir libres. Observaban las reglas y los secretos del arte de la construcción. Entre sus obligaciones se contaba con el deber de la solidaridad.

2. Cuando finalizó la construcción de catedrales fue cuando empezaron a ampliar su campo a las ciencias y a las filosofías, el carácter operativo se trasladó al mundo del conocimiento y del perfeccionamiento interior.

3. En los siglos XVII y XVIII, la Francmasonería operativa se transforma en la Francmasonería moderna, llamada especulativa. Tanto las obligaciones del oficio, como las herramientas devienen simbólicos. Las técnicas de la construcción se transforman en mejora espiritual y moral de la sociedad.

Resumen histórico de la GLDF

Heredera de las primeras Logias parisinas de 1728 fundadas por los ingleses y resultado de separaciones y fusiones a lo largo de la historia, la actual Gran Logia de Francia es la Obediencia Masónica francesa más importante e históricamente la más antigua de las que se rigen por el Rito Escocés Antiguo y Aceptado (REAA).

Desde esa fecha, otras Logias francesas se establecieron muy rápidamente en la provincia hasta que en 1738 todas estas Logias se unen para formar la primera Gran Logia de Francia.
En vísperas de la Revolución Francesa, la Orden Masónica francesa había conquistado un estatus considerable en el país: varias decenas de miles de francmasones se repartían entre dos principales Obediencias: Gran Logia de Francia y el Gran Oriente de Francia (fundada en 1773). Ambas Obediencias se fusionaron temporalmente en 1799.
En 1804 se creó el Consejo Supremo de Francia del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, que convocará una reunión de una Gran Logia General Escocesa. El Consejo Supremo todavía existe, (Rue Puteaux, de París), y tiene jurisdicción sobre los Altos Grados.


A finales de ese año, Napoleón obligó a los masones a aceptar sólo una Obediencia, el Gran Oriente, en sus tres primeros niveles (Aprendiz, Compañero y Maestro), autorizando al Consejo Supremo a mantener su autoridad sobre los demás grados de la Francmasonería en Francia. En los años que siguieron a la caída de Napoleón, su voluntad no fue respetada y la Sociedad Masónica evolucionó hacia la creación de numerosas Logias que no dependían del Gran Oriente. Progresivamente, estas Logias se unieron bajo la autoridad del Consejo Supremo de Francia.

La relación de los Hermanos, que pertenecen a uno u otro de los tribunales, es armoniosa, amistosa y fraternal. Cabe señalar que, a pesar de sus diferencias, la hermandad de los masones siempre ha prevalecido: lo que es un raro fenómeno que, como tal, merece ser destacado.
El año 1877 marca un importante hito en la historia de la Francmasonería en Francia: el Gran Oriente autoriza a sus Logias a abandonar la invocación del Gran Arquitecto del Universo -y la Biblia-, elementos fundamentales de la Francmasonería, provocando así profundas transformaciones en la Sociedad Masónica.
El Consejo Supremo de Francia se convirtió entonces en el otro polo francés de la Francmasonería. En 1894, noventa años después de su fundación, fomenta el “renacimiento” de la Gran Logia de Francia en su actual forma jurídica y le confiere la autoridad sobre los tres primeros grados del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
Prohibida en 1940, junto como otras Obediencias francesas, la Gran Logia de Francia se reconstituye el 17 de septiembre de 1945. La Segunda Guerra Mundial supuso, sin duda, el período más duro que ha conocido la Francmasonería en Francia, ya que fue prohibida y perseguida tanto por el Gobierno francés como por las fuerzas alemanas de ocupación.
Hoy, en la segunda década del siglo XXI, la fuerza de la GLDF de Francia reúne a 30.000 “hermanos”.

Resumen cronológico de la Gran Logia de Francia

1738: Con la elección de un Gran Maestro francés, el duque d´Antin, nace la primera GLDF.

1804: Creación del Supremo Consejo de Francia del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Esta creación provoca la reunión de una Gran Logia General Escocesa. Este Consejo Supremo es el guardián y el conservador del rito.

1894: El Supremo Consejo concede la autonomía a la actual GLDF de Francia, delegándole la autoridad sobre los tres primeros grados del rito Escocés Antiguo y Aceptado.

1904: La Gran Logia de Francia obtiene su autonomía completa y definitiva.

1940: Al igual que las demás Obediencias francesas, la GLDF es prohibida por los nazis. Se reconstituirá el 17 de septiembre de 1945.

2009: La GLDF cuenta con 30.000 miembros activos, repartidos en más de 780 Logias. Una tercera parte de ellas en Paris y alrededores. El resto se distribuye por las distintas provincias y una treintena de Logias en ultramar.

Si quiere contactar con nosotros, puede hacerlo en la siguiente dirección: elcentrodelaunionescocesa@gmail.com

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .