09/22/2020

El símbolo del primer grito libertario de América

Anuncios
Jaime Zudáñez:

Jaime Zudáñez

La revolución independentista del 25 de Mayo de 1809 se plasmó tras un proceso iniciado a fines del siglo XVIII cuando se produjeron los levantamientos indígenas liderados por Tomás Katari, Túpac Amaru y Julián Apaza, contra la Corona española, este hecho fue un proceso que motivó la idea de libertad en el círculo de intelectuales universitarios del Alto Perú, que buscaron una coartada para concretar el proceso emancipador, que a la larga fue reconocido como el «primer grito libertario» de Latinoamérica.

Uno de los personajes que emprendió la causa libertaria fue Jaime Zudáñez Ramírez, a quién se considera el símbolo de la revolución del 25 de Mayo de 1809 que se suscitó en La Plata, conocida actualmente como Sucre o la ciudad de los cuatro nombres.

Jaime Zudáñez fue uno de los precursores junto a sus hermanos Manuel y Mariana que emprendieron la lucha contra el dominio de los españoles, el momento en que la hermana del Rey Fernando VII, la infanta Carlota Joaquina de Borbón, pretendió tomar el poder asesorada por el general José Manuel de Goyeneche, doble agente de la Junta de Sevilla.

Pese a que en el continente se registraron centenares de manifestaciones de protesta, por el sojuzgamiento de los indígenas y criollos, la historia reconoce a la revolución del el 25 de Mayo de 1809 como el Primer Grito Libertario de América .

A partir de esta primera revuelta, la región comenzó a vivir una euforia independentista y fue encontrando ecos emancipadores en las revoluciones de La Paz y Cochabamba.

El 25 de Mayo de 1809 los oidores de la Audiencia de Charcas de la que era parte Jaime Zudáñez, se hicieron eco de los rumores de conspiración carlotista y ordenaron el arresto del presidente García de León y Pizarro.

Encabezados por Bernardo de Monteagudo y otros seguidores de los ideales republicanos, realizaron protestas populares en las calles de Chuquisaca con el lema ¡Muera el mal gobierno, viva el Rey Fernando VII!, fomentados por rumores de conspiración carlotista.

El presidente de la Real Audiencia de Charcas y gobernador intendente, Ramón García de León y Pizarro, al tomar conocimiento de estos hechos, se adelantó y mandó a aprehender a algunos de los oidores y miembros del cabildo de Chuquisaca, los cuales se ocultaron y sólo pudo ser arrestado el fiscal Jaime Zudáñez, quien no tomó los recaudos pertinentes como los demás, y convocó a la insurrección.

La detención de Jaime Zudáñez provocó que su hermana Mariana ponga en antecedente de lo ocurrido a la población y esta a su vez inicie protestas y se amotine ante la autoridad.

Este hecho incitó a que con una serie de amenazas y hechos, Zudáñez recobre su libertad y se obligue al gobernador a delegar el mando a la Junta de Gobierno, en que tenía mucho que ver el abogado que era parte del movimiento armado con la convicción de poner en libertad a toda la población del yugo español, iniciando algo que llegó mucho más lejos de lo que sus promotores habían imaginado, pues fue la chispa que originó movimientos libertarios a nivel latinoamericano.

Una vez recobró su libertad, Zudáñez, fue llevado en hombros y se convirtió en héroe accidental y, tras la renuncia y apresamiento de García de León, se instaló la Junta de Gobierno que tomó el mando político y militar de la región hasta el 25 de diciembre.

JAIME ZUDÁÑEZ

Jaime Zudáñez, nació el 25 de julio de 1772 en Chuquisaca, su padre fue el general Manuel Ignacio de Zudáñez y su madre doña Manuela Ramírez de la Torre.

Murió en Montevideo el año 1832, fue un prócer de la independencia americana que se destacó como uno de los líderes de la Revolución de Chuquisaca, que dio inicio a la Guerra de Independencia Hispanoamericana, y luego como combatiente y político en el Alto Perú (actual Bolivia), Chile, Argentina y Uruguay.

 tags: La Patria, Noticias de Bolivia, Periodico, Diario, Newspaper, El símbolo del primer grito libertario de América